Resources

¿Legalidad sin justicia? Cómo asegurar que los acuerdos voluntarios de asociación (AVA) FLEGT consiguen las dos cosas

Este artículo pretende reconectarse con los objetivos de la política del Plan de Acción sobre la Aplicación de las Leyes, la Gobernanza y el Comercio Forestales (FLEGT por sus siglas en inglés), establecido por la Unión Europea en 2003, y destacar lecciones aprendidas durante el proyecto Strong Seat at the Table (Posición Poderosa en la Mesa) del Forest Peoples Programme, que fue financiado por la UE.[1] Contando con Centre pour l'Environnement et le Développement o CED (Centro para el Medio Ambiente y el Desarrollo), FERN y ClientEarth como socios, el proyecto Strong Seat reforzó la capacidad jurídica de socios de la sociedad civil implicados en reformas jurídicas relacionadas con los AVA en África Occidental y Central.

Conflict or Consent? The oil palm sector at a crossroads

Lea este informe en inglés o bahasa indonesia.

La creciente demanda mundial de aceite de palma está avivando la expansión a gran escala de plantaciones de palma de aceite por todo el sudeste de Asia y por África. La preocupación por las consecuencias ambientales y sociales de la conversión de vastas extensiones de tierra en plantaciones de monocultivo condujo al establecimiento en 2004 de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés), la cual fomenta la expansión de la palma de aceite de maneras que no destruyan altos valores de conservación ni causen conflictos sociales. Numerosas agencias internacionales también han pedido reformas de los marcos nacionales para asegurar los derechos de las comunidades y establecer una gobernanza de la tierra buena y responsable.

Experiencias de los pueblos indígenas de África con las políticas de salvaguardia - Ejemplos de Camerún y la cuenca del Congo

Samuel Nnah Ndobe

La noción de «pueblo indígena» ha sido muy controvertida en África. Hay quienes consideran que todos los africanos son pueblos indígenas liberados de los poderes coloniales, mientras que otros simplemente hacen hincapié en que es muy difícil determinar quién es indígena en África. El establecimiento en 2001 de un Grupo de Trabajo sobre las Poblaciones/Comunidades Indígenas por parte de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP) y el informe presentado por dicho grupo ante la CADHP y adoptado por ésta en 2003, han dado una nueva perspectiva a este problema. En ese informe se aceptaba unánimemente por primera vez la existencia de pueblos indígenas en África, y eso generó debates sobre cómo los diferentes países del continente podrían empezar a integrar los derechos de estos pueblos en la corriente predominante de los derechos humanos. Los pueblos indígenas del centro de África incluyen el pueblo comúnmente llamado Pigmeo, que se dedica principalmente a la caza y la recolección, y una serie de pueblos que se dedican al pastoreo. Estos pueblos aún sufren discriminación y desprecio como consecuencia del despojo de su tierra y la destrucción de sus medios de vida, sus culturas e identidades, la pobreza extrema, la falta de acceso y participación en la toma de decisiones políticas , y la falta de acceso a las instalaciones educativas y sanitarias.

As experiências de povos indígenas da África com as políticas de salvaguarda: Exemplos do Camarões e da Bacia do Congo

A noção de indígena é geralmente algo polêmico na África. Existem opiniões que consideram todos os africanos como indígenas liberados dos poderes coloniais, enquanto outras simplesmente destacam que é muito difícil determinar quem é indígena na África. A criação, em 2001, do Grupo de Trabalho sobre as Populações/Comunidades Indígenas da Comissão Africana dos Direitos Humanos e dos Povos (ACHPR na sigla em inglês) e o relatório do Grupo, enviado à Comissão e aprovado em 2003, trouxeram uma nova perspectiva à esta questão. Nesse relatório, pela primeira vez, houve uma aceitação unânime da existência de povos indígenas na África, o que levou ao debate de como os países poderiam começar a integrar os direitos desses povos na esfera de direitos humanos. A maioria dos povos indígenas da África Central são povos caçadores-coletores, comumente conhecidos como “Pigmeus”, e povos pastores. Estes povos ainda sofrem discriminação por meio da desapropriação das suas terras e a destruição dos seus meios de vida, culturas e identidades, extrema pobreza, falta de acesso e participação nas decisões políticas e falta de acesso à educação e centros de saúde.

E-Boletín FPP Edición Especial sobre las Salvaguardias, abril 2013 (PDF Version)

Mientras diversas entidades internacionales adoptan y actualizan sus políticas sociales y ambientales, este número especial del boletín electrónico de noticias del Forest Peoples Programme examina experiencias de comunidades y de la sociedad civil en relación con las políticas de salvaguardia de varias instituciones financieras internacionales. 

El bosque de Ngoyla-Mintom en Camerún: la perspectiva de los Baka

Ngoyla-Mintom es una región montañosa forestal que debe su nombre a dos distritos en sendas regiones de Camerún: Ngoyla en la Región Este y Mintom en la Región Sur. Este bosque tropical se ha hecho famoso por ser el objetivo de diversos actores, incluidos el Gobierno de Camerún, las empresas privadas y la comunidad internacional, para varios fines diferentes. En los últimos meses Ngoyla-Mintom se ha ganado la reputación de ser un bloque forestal sin explotar previamente, que despertó rápidamente el interés del Ministerio de Bosques de Camerún, interesado en vender partes del bosque en subasta a empresas madereras privadas.

E-Boletín FPP Febrero 2013 (PDF Version)

Estimados amigos:

Siempre que alguien comenta que no se ha podido poner en práctica una solución por «falta de voluntad política», inmediatamente me pregunto: ¿de quién es la voluntad política y qué intereses están haciendo presión para que no se ponga en práctica? 

El consentimiento libre, previo e informado y la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible: ¿las empresas están cumpliendo sus promesas?

El derecho al consentimiento libre, previo e informado (CLPI) según se estipula en los principios y criterios de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés) establece cómo se pueden desarrollar acuerdos equitativos entre comunidades locales y empresas (o gobiernos) de manera tal que aseguren el respeto de los derechos legales y consuetudinarios de los pueblos indígenas y otros titulares locales de derechos[1]. De marzo a octubre de 2012, coincidiendo expresamente con el examen de los principios y criterios de la RSPO[2], el Forest Peoples Programme y sus socios locales[3] están realizando una serie de estudios independientes de plantaciones de palma de aceite a lo largo de África y el sudeste de Asia. La finalidad de estos estudios es proporcionar información de campo detallada acerca de cómo las empresas de aceite de palma están respetando adecuadamente los derechos a la tierra y al CLPI y sí lo están haciendo, exponer cualquier conducta incorrecta de éstas y presentar argumentos a favor del fortalecimiento de los procedimientos y normas de la RSPO según sea necesario.

Lecciones aprendidas del campo: REDD+ y los derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades dependientes de los bosques

En octubre de 2011, el Programa para los Pueblos de los Bosques (FPP) realizó una encuesta entre nuestros socios locales, solicitándoles el señalar con precisión las experiencias clave y las lecciones aprendidas en relación con la REDD+ y los asuntos de los derechos en los últimos tres años.  Algunos de los socios que participaron incluyeron el Centro para el Medio  Ambiente y el Desarrollo (CED por sus siglas en francés) y la Asociación Okani (Camerún), el Círculo para la defensa del medio ambiente CEDEN (por sus siglas en francés) (RDC), y la Fundación para la promoción del conocimiento Indígena (Panamá), la Asociación de Pueblos Amerindios (APA) (Guyana), la Asociación de líderes de las comunidades Indígenas de Surinam (VIDS por sus siglas en holandés),  la Asociación de Autoridades Saamaka (Surinam), AIDESEP (Perú), la Federación para la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) (Paraguay) y Scale up, Pusaka y el personal de campo de FPP (Indonesia). También se han generado observaciones y lecciones a partir de diferentes talleres realizados con los socios locales, varios estudios de campo y asuntos discutidos por los representantes indígenas en los diálogos con los diseñadores de las políticas. ) Las observaciones  y lecciones clave se encuentran resumidas a continuación.

Los pueblos indígenas de Camerún: entre Ngoyla-Mintom y el reconocimiento nacional

El diálogo Parlamento-Gobierno

En comparación con la situación de los años 90 y principios del 2000, la cuestión del reconocimiento de los pueblos indígenas del Camerún se ha puesto verdaderamente al centro de las preocupaciones en estos últimos años, aunque sea de una manera muy tímida.

En efecto, durante el 1 y el 2 de septiembre de 2011 se celebró en Yaundé, Camerún, el diálogo Parlamento-Gobierno sobre los pueblos indígenas. Asistieron a este encuentro los deputados a la asamblea general reunidos en el centro de la Red Parlamentaria (REPAR), los representantes de los ministerios que tienen proyectos que afectan a los pueblos indígenas, los socios para el desarrollo, las representaciones especializadas de las Naciones Unidas y, por supuesto, una nutrida delegación de los pueblos indígenas: Baka, Bakola, Bagyéli y Bororo. La innovación se puso en el compromiso de cada uno de poner por encima las preocupaciones relacionadas con la consideración de los derechos de las comunidades arriba mencionadas. Las administraciones se sometieron al juego de preguntas y respuestas realizadas por los deputados y los pueblos indígenas.

Un taller regional de la ACRN en Douala fortalece una visión común para garantizar los derechos de propiedad de las comunidades sobre las tierras y los recursos

Del 12 al 16 de septiembre se realizó en Douala, Camerún, un taller regional de la African Community Rights Network o ACRN (Red Africana de Derechos Comunitarios) dedicado a la protección de los derechos de las comunidades sobre tierras forestales, con el Centre pour l’Environnement et le Développement o CED (Centro para el Medio Ambiente y el Desarrollo) como anfitrión y organizado conjuntamente por el FPP y sus socios CED, FERN y ClientEarth. En el taller se congregaron unos 50 representantes de organizaciones de la sociedad civil y representantes de comunidades de siete países de la cuenca del Congo, de Ghana y de Liberia, así como la experta en tenencia de la tierra Liz Alden Wily. El taller fue financiado por la Unión Europea y la Iniciativa para los Derechos y los Recursos (RRI por sus siglas en inglés).

El taller culminó con declaraciones sobre la posición de los asistentes dirigidas al Gobierno, a la sociedad civil y a las comunidades. Las declaraciones expresaban las conclusiones de los participantes de que la cuestión central y urgente que hay que abordar es cómo se pueden garantizar los derechos de las comunidades sobre sus tierras y recursos consuetudinarios como derechos de propiedad dentro de las leyes nacionales. Las declaraciones también exponían los medios para garantizar esta protección oficial y apoyar la gobernanza comunitaria. Silas Siakor, director del Instituto de Desarrollo Sostenible (SDI por sus siglas en inglés) de Liberia, presentó esta visión a funcionarios del Gobierno de Camerún en nombre de los asistentes al taller en la última mañana del mismo.

Las acciones en defensa de los derechos de las mujeres indígenas llevan a la Comisión Africana a tenerlos más en cuenta

El reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas es un avance reciente en el continente africano. A lo largo de la última década, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos ha prestado mayor atención a los derechos de los pueblos indígenas, como se puede apreciar especialmente en la creación de su Grupo de Trabajo sobre Poblaciones/Comunidades Indígenas en 2000. Esta intensificación se debe principalmente a los esfuerzos de organizaciones de la sociedad civil que han documentado los obstáculos que enfrentan los pueblos indígenas para poder ejercer sus derechos individuales y colectivos, y que han llamado la atención de la Comisión sobre los muchos casos en que estos derechos han sido violados.

Información para la prensa - Un nuevo estudio indica que la REDD podría marginalizar a los pueblos indígenas y las comunidades locales de Camerún

Un nuevo informe publicado por el Forest Peoples Programme ofrece una reseña crítica y detallada de los aspectos sociales de los proyectos destinados a reducir las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques (REDD) en Camerún. REDD and Rights In Cameroon: A review of the treatment of Indigenous Peoples and local communities in policies and projects (La REDD y los derechos en Camerún: examen del tratamiento de los pueblos indígenas y las comunidades locales en políticas y proyectos) indica que es poco probable que los pueblos indígenas y las comunidades locales se beneficien de la REDD tal y como está planteada actualmente, e incluso podrían verse perjudicados.

A pesar de que el proceso nacional de «preparación para la REDD» de Camerún aún está en sus primeras fases, por todo el país están proliferando lo que se denomina proyectos «piloto» o subnacionales, afectando posiblemente a un 30% de la superficie forestal. Muchas organizaciones están apresurándose a realizar proyectos de REDD sin pensar necesariamente en los pueblos que viven en esos bosques y que los han estado cuidando.