Resources

FPP E-Newsletter February 2012 (PDF Version)

Dear Friends,

Balancing human beings’ need for decent livelihoods against the imperative of securing our environment is, arguably, the biggest challenge facing our planet. This struggle between ‘development’ and ‘conservation’ is being played out in global policy negotiations, with the decisions of so-called policy-makers being imposed on the ground. But not everything is or should be ‘top down’. Enduring solutions also spring from the grassroots, from the ‘bottom up’.

E-Boletín FPP Febrero 2012 (PDF Version)

Estimados amigos:

Se podría decir que equilibrar la necesidad que tiene el ser humano de medios de vida decentes con el imperativo de asegurar nuestro medio ambiente es el mayor reto que enfrenta nuestro planeta. Esta lucha entre el «desarrollo» y la «conservación» se está manteniendo en el campo de las negociaciones mundiales de políticas, con las decisiones de los denominados «encargados de la formulación de políticas» impuestas sobre el terreno. Pero no todo va o debería ir de «arriba abajo». También surgen soluciones duraderas en la base, de «abajo arriba».

E-Boletín FPP Febrero 2012 (PDF Version)

Estimados amigos:

Se podría decir que equilibrar la necesidad que tiene el ser humano de medios de vida decentes con el imperativo de asegurar nuestro medio ambiente es el mayor reto que enfrenta nuestro planeta. Esta lucha entre el «desarrollo» y la «conservación» se está manteniendo en el campo de las negociaciones mundiales de políticas, con las decisiones de los denominados «encargados de la formulación de políticas» impuestas sobre el terreno. Pero no todo va o debería ir de «arriba abajo». También surgen soluciones duraderas en la base, de «abajo arriba».

Karen People forcibly expelled from the Kaeng Krachan National Park in Thailand

In January, indigenous peoples’ organisations sent a letter to the Prime Minister of Thailand, Yingluck Shinawatra, asking her to take immediate action to redress the forcible expulsion of Karen people from their ancestral territory in north-western Thailand, which is now overlapped by the Kaeng Krachan National Park.

According to sources that have visited Kaeng Krachan National Park and collected information, the harassment of Karen villagers has been going on for some time and became severe in May, June and July 2011, when many of the villagers’ houses and rice stores were burned and money, jewellery, fishing and agricultural tools were stolen by a group comprising National Park wardens and military forces. As a result, some of these villagers moved away and are now staying with relatives elsewhere and a number of them (allegedly around 70 people) are hiding in the forest in fear of meeting government officers, and are without sufficient food and shelter.  

El pueblo Karen es expulsado a la fuerza del Parque Nacional de Kaeng Krachan en Tailandia

En enero, diversas organizaciones de pueblos indígenas enviaron una carta a la primera ministra de Tailandia Yingluck Shinawatra en la que le pedían que tomase inmediatamente medidas para reparar la expulsión forzosa del pueblo Karen de su territorio ancestral en el noroeste de Tailandia. Dicho territorio se solapa en la actualidad con el Parque Nacional de Kaeng Krachan. Según las fuentes que han visitado dicho parque y han recopilado información, el acoso al que se ven sometidos los habitantes de las aldeas Karen comenzó hace algún tiempo y se agravó en mayo, junio y julio de 2011.  En efecto, un grupo integrado por guardas del parque nacional y fuerzas militares incendió muchas de las viviendas y reservas de arroz y les robó su dinero, sus joyas, sus aparejos de pesca y sus aperos de labranza. Como consecuencia, algunos aldeanos se fueron y ahora están alojados en casas de familiares en otras zonas, y otros (según parece unas 70 personas) se han escondido en el bosque por temor a encontrarse con funcionarios del gobierno, y no disponen de alimentos suficientes ni tienen donde cobijarse.