Resources

Foro Internacional de Pueblos Indigenas Sobre el Cambio Climatico AWG-KP Intervención de Apertura – Martes, 29 de noviembre de 2011 – Durban/COP17 Leído por Ben Powless, Indigenous Environmental Network

Gracias Señor Presidente,

Me dirijo a ustedes en nombre del Foro Internacional de los Pueblos Indígenas sobre Cambio Climático.

Reconocemos que el Protocolo de Kioto es el único instrumento internacional jurídicamente vinculante que tenemos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los pueblos indígenas, especialmente en África, ya están sufriendo los impactos del cambio climático. No tenemos tiempo para esperar más. Necesitamos un compromiso para un resultado jurídicamente vinculante.

¿Cómo obligar al sector del aceite de palma a rendir cuentas?

Las plantaciones de palma de aceite continúan expandiéndose rápidamente por todo el mundo. El país que encabeza esta tendencia, Indonesia, ha dejado atrás a Malasia y se ha convertido en el mayor productor. Según los últimos datos que ha proporcionado la ONG indonesia SawitWatch que vigila a este sector, actualmente las plantaciones de palma de aceite de Indonesia cubren 11 millones de hectáreas, mientras que hace tan solo cinco años cubrían 6 millones. Las nuevas plantaciones se están dispersando por islas más pequeñas del archipiélago y por las zonas menos desarrolladas del este de Indonesia. Las esperanzas de que una promesa presidencial de una moratoria de 2 años sobre la tala de bosques frenaría la expansión de este cultivo (parte de un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) también se han evaporado ya que el Gobierno ha excluido de la moratoria zonas donde ya se han entregado permisos preliminares.

La controvertida propuesta Programas por Resultados (P4R) del Banco Mundial hace saltar las alarmas

En marzo de 2011 el Banco Mundial lanzó una controvertida propuesta que permitiría la concesión de lo que se llamarían préstamos programáticos a países prestatarios para que lleven adelante proyectos sin aplicar las políticas específicas de salvaguardia de Banco. Tanto organizaciones de la sociedad civil como pueblos indígenas han llamado la atención sobre graves problemas planteados por esta iniciativa, y temen que en su forma actual reduzca la obligación de rendir cuentas de la financiación del Banco Mundial, y lance a bancos multilaterales y regionales de desarrollo de todo al mundo a una carrera hacia los estándares sociales y ambientales más bajos. A pesar de las recientes garantías que el Banco ha dado por escrito de que la transparencia de la información, la evaluación de los riesgos y la aplicación de salvaguardias no se verán debilitados por el instrumento P4R, los críticos señalan que las propuestas de P4R existentes no contienen protecciones sociales y ambientales adecuadas y permitirían que los países se saltaran las salvaguardias e impulsaran proyectos sin el debido escrutinio público.

Tanto ONG como organizaciones de pueblos indígenas, incluido el FPP, están apelando al Banco para que frene todo el proceso y se asegure de que cualquier propuesta de P4R sea sometida a consultas apropiadas e incluida en el examen más amplio de las políticas de salvaguardia del Banco que se llevará a cabo en 2012.[1]

Nuevas publicaciones del FPP:

FPP ha publicado dos nuevas publicaciones: 'Oil Palm Expansion in South East Asia - Trends and implications for local communities and indigenous peoples (Expansión de la palma de aceite en el sudeste de Asia - Tendencias e implicaciones para las comunidades locales y los pueblos indígenas)' y 'Divers paths to justice: Legal pluralism and the rights of indigenous peoples in Southeast Asia (Diversas vías de acceso a la justicia): pluralismo jurídico y los derechos de los pueblos indígenas en el sudeste de Asia)'.

Nuevo informe del programa para los pueblos de los bosques (FPP): La realidad de REDD+ en Perú: Entre el dicho y el hecho… Análisis y alternativas de los Pueblos Indígenas Amazónicos

Este informe, recopilado por organizaciones indígenas nacionales y regionales en Perú (AIDESEP, FENAMAD y CARE) y el Programa para los pueblos de los bosques (FPP) reúne diversas experiencias de pueblos indígenas con políticas y proyectos de REDD en la Amazonía peruana. La investigación analiza las políticas y estrategias del gobierno peruano, el papel de las agencias internacionales y examina las iniciativas piloto en marcha actualmente en territorios indígenas.

Lecciones aprendidas del campo: REDD+ y los derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades dependientes de los bosques

En octubre de 2011, el Programa para los Pueblos de los Bosques (FPP) realizó una encuesta entre nuestros socios locales, solicitándoles el señalar con precisión las experiencias clave y las lecciones aprendidas en relación con la REDD+ y los asuntos de los derechos en los últimos tres años.  Algunos de los socios que participaron incluyeron el Centro para el Medio  Ambiente y el Desarrollo (CED por sus siglas en francés) y la Asociación Okani (Camerún), el Círculo para la defensa del medio ambiente CEDEN (por sus siglas en francés) (RDC), y la Fundación para la promoción del conocimiento Indígena (Panamá), la Asociación de Pueblos Amerindios (APA) (Guyana), la Asociación de líderes de las comunidades Indígenas de Surinam (VIDS por sus siglas en holandés),  la Asociación de Autoridades Saamaka (Surinam), AIDESEP (Perú), la Federación para la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) (Paraguay) y Scale up, Pusaka y el personal de campo de FPP (Indonesia). También se han generado observaciones y lecciones a partir de diferentes talleres realizados con los socios locales, varios estudios de campo y asuntos discutidos por los representantes indígenas en los diálogos con los diseñadores de las políticas. ) Las observaciones  y lecciones clave se encuentran resumidas a continuación.

Algunos asuntos clave de relevancia para la COP17 de la CMNUCC

Los artículos y la información relacionada que se encuentran en esta edición especial del boletín electrónico contienen un número de asuntos que son pertinentes a las discusiones y gestiones que se realizarán en Durban  en relación con  REDD+. Algunos de los elementos clave que requieren una consideración debida por la Partes y los diseñadores de las políticas, incluyen, inter alia, la necesidad de:

Gestiones mundiales sobre el clima: lo mismo de siempre o el progreso en las cuestiones sociales y de derechos

  • Una baja probabilidad de que se entregue un acuerdo vinculante y exhaustivo sobre la reducción de los gases de efecto invernadero
  • No hay un acuerdo en la financiación a largo plazo sobre el clima, mientras que las conversaciones del Fondo Verde para el Clima continúan con dificultad
  • Progreso limitado sobre un Sistema de Información de Salvaguardias para REDD+
  • La CMNUCC está considerando los valores más allá del carbono
  • Los Pueblos Indígenas adoptan el “Plan de Acción de Oaxaca” sobre clima

Los gobiernos que se reunirán en Durban a finales de noviembre para la COP17 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) enfrentan una tarea desalentadora.  Deberán avanzar en la elaboración de un acuerdo sobre las reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero dentro de un marco legal efectivo, verificable y vinculante, asegurando los recursos financieros necesarios para apoyar a los países en vía de desarrollo en su ruta hacia un desarrollo bajo en carbono. La sobrevivencia del protocolo de Kyoto está en juego.  Algunos países no darán un apoyo al segundo período de compromiso: los Estados Unidos están pidiendo un sistema de “revisión y compromiso”, mientras que otros países proponen un instrumento más amplio que haría participar tanto a los países desarrollados como a aquellos en vías de desarrollo.

Financiación de REDD+: Algunas suposiciones contradictorias y otras emergentes

Tal y cómo se mencionó en el artículo Gestiones mundiales sobre el clima de este boletín, parece ser que los Estados parte para la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) que se reunirán en Durban entre el 28 de noviembre y el 9 de diciembre de 2011, probablemente no llegarán a una decisión sobre el uso de la financiación pública y privada para la REDD+.  Además se dijo que esta decisión se dejará aparentemente a la discreción de los gobiernos[i].

A pesar de que esta puede ser la “posición-no oficial” reforzada en Durban, existen cuatro factores principales en relación con la financiación de REDD+ que se deben tener en cuenta. En efecto, éstos fueron discutidos de manera muy amplia y provechosa en el reciente Undécimo Diálogo de la Iniciativa para los Derechos y Recursos (RRI por sus siglas en inglés) sobre Bosques, Gobernanza y Cambio Climático[ii] realizado en Londres el 12 de octubre 2011. En diferentes grados, estos cuatro asuntos están influenciando las emergentes preparaciones y negociaciones de REDD+ a un nivel internacional, nacional y de proyecto.  Estos cuatro asuntos pueden ser resumidos así:

La Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo apoya al Forest Peoples Programme para ayudar a comunidades forestales afectadas por la REDD en la República Democrática del Congo

En lo que se refiere a la riqueza de los recursos naturales, la República Democrática del Congo (RDC) es uno de los países más ricos de África. Sin embargo sus ciudadanos se cuentan entre  los más pobres del mundo. Aquí viven algunas de las comunidades más empobrecidas y políticamente marginalizadas: comunidades indígenas y forestales locales. Dependen principalmente de los bosques y otros recursos naturales para asegurar  su forma de vida básica: la caza y la recolección de subsistencia en los bosques, y la agricultura a pequeña escala. Actualmente estos pueblos de los bosques tienen muy poca o ninguna influencia en las decisiones nacionales y provinciales sobre la forma en que los grupos comerciales o de conservación van a utilizar sus tierras consuetudinarias, y a menudo los intereses de esos grupos no coinciden con las necesidades, las prioridades y los derechos humanos básicos de las comunidades forestales.

La RDC tiene abundantes recursos naturales y una enorme diversidad biológica forestal. Desde el período colonial sus bosques se han visto sometidos a numerosas presiones por parte de empresas comerciales, entre ellas madereras, mineras, de exploración petrolera y agroindustriales. Muchos millones de hectáreas de bosques de la RDC ya han sido explotados con fines madereros y mineros, y hay planificados muchos más proyectos de explotación. Entre ellos se incluye un enorme proyecto de infraestructura para conectar distintos puntos de un país del tamaño de Europa occidental, así como gigantescas plantaciones de palma de aceite y otros cultivos.

En noviembre, el Consejo del FMAM adoptará salvaguardias ambientales y sociales revisadas

La secretaría del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) propondrá al Consejo del FMAM en su próxima reunión un conjunto revisado de normas para las salvaguardias ambientales y sociales y de mecanismos de rendición de cuentas que complementan dichas normas.

Con la creciente participación del FMAM en actividades relacionadas con la REDD+ y su largo historial de intervención en el establecimiento y la gestión de áreas protegidas, estas normas serán fundamentales para asegurar que la expansión de los socios del FMAM no lleva a una relajación de los estándares en los proyectos financiados por el FMAM. 

E-Boletín FPP Octubre 2011 (PDF Version)

Estimados amigos:

Tanto en África, como en Asia y en Latinoamérica los pueblos de los bosques están alzando su voz contra las continuas violaciones de sus derechos impuestas por planes de desarrollo y conservación que hacen caso omiso de sus intereses y les niegan su derecho a opinar. Estos pueblos van más allá de la resistencia, insistiendo en sus propias formas de manejar sus vidas, sus tierras y sus bosques.

Los pueblos indígenas de Camerún: entre Ngoyla-Mintom y el reconocimiento nacional

El diálogo Parlamento-Gobierno

En comparación con la situación de los años 90 y principios del 2000, la cuestión del reconocimiento de los pueblos indígenas del Camerún se ha puesto verdaderamente al centro de las preocupaciones en estos últimos años, aunque sea de una manera muy tímida.

En efecto, durante el 1 y el 2 de septiembre de 2011 se celebró en Yaundé, Camerún, el diálogo Parlamento-Gobierno sobre los pueblos indígenas. Asistieron a este encuentro los deputados a la asamblea general reunidos en el centro de la Red Parlamentaria (REPAR), los representantes de los ministerios que tienen proyectos que afectan a los pueblos indígenas, los socios para el desarrollo, las representaciones especializadas de las Naciones Unidas y, por supuesto, una nutrida delegación de los pueblos indígenas: Baka, Bakola, Bagyéli y Bororo. La innovación se puso en el compromiso de cada uno de poner por encima las preocupaciones relacionadas con la consideración de los derechos de las comunidades arriba mencionadas. Las administraciones se sometieron al juego de preguntas y respuestas realizadas por los deputados y los pueblos indígenas.