Resources

Venezuela: Los pueblos y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana apelan otra vez al gobierno de Hugo Chavez para cumplir con su obligación constitucional de reconocer los derechos de los pueblos indígenas a sus territorios

Venezuela: Los pueblos y comunidades indígenas de la Amazonía venezolana apelan otra vez al gobierno de Hugo Chavez para cumplir con su obligación constitucional de reconocer los derechos de los pueblos indígenas a sus territorios (denominados como ‘hábitat’ en el derecho venezolano). Solamente 73 comunidades indígenas, de un total aproximado de 3000, han tenido sus derechos de la tierra reconocidos desde aprobó la Ley de Demarcación al final de la década del noventa, dejando la mayoría de los pueblos indígenas en Venezuela en inseguridad.

La Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo apoya al Forest Peoples Programme para ayudar a comunidades forestales afectadas por la REDD en la República Democrática del Congo

En lo que se refiere a la riqueza de los recursos naturales, la República Democrática del Congo (RDC) es uno de los países más ricos de África. Sin embargo sus ciudadanos se cuentan entre  los más pobres del mundo. Aquí viven algunas de las comunidades más empobrecidas y políticamente marginalizadas: comunidades indígenas y forestales locales. Dependen principalmente de los bosques y otros recursos naturales para asegurar  su forma de vida básica: la caza y la recolección de subsistencia en los bosques, y la agricultura a pequeña escala. Actualmente estos pueblos de los bosques tienen muy poca o ninguna influencia en las decisiones nacionales y provinciales sobre la forma en que los grupos comerciales o de conservación van a utilizar sus tierras consuetudinarias, y a menudo los intereses de esos grupos no coinciden con las necesidades, las prioridades y los derechos humanos básicos de las comunidades forestales.

La RDC tiene abundantes recursos naturales y una enorme diversidad biológica forestal. Desde el período colonial sus bosques se han visto sometidos a numerosas presiones por parte de empresas comerciales, entre ellas madereras, mineras, de exploración petrolera y agroindustriales. Muchos millones de hectáreas de bosques de la RDC ya han sido explotados con fines madereros y mineros, y hay planificados muchos más proyectos de explotación. Entre ellos se incluye un enorme proyecto de infraestructura para conectar distintos puntos de un país del tamaño de Europa occidental, así como gigantescas plantaciones de palma de aceite y otros cultivos.

En noviembre, el Consejo del FMAM adoptará salvaguardias ambientales y sociales revisadas

La secretaría del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) propondrá al Consejo del FMAM en su próxima reunión un conjunto revisado de normas para las salvaguardias ambientales y sociales y de mecanismos de rendición de cuentas que complementan dichas normas.

Con la creciente participación del FMAM en actividades relacionadas con la REDD+ y su largo historial de intervención en el establecimiento y la gestión de áreas protegidas, estas normas serán fundamentales para asegurar que la expansión de los socios del FMAM no lleva a una relajación de los estándares en los proyectos financiados por el FMAM. 

Próximas reuniones del Convenio sobre la Diversidad Biológica con temas relevantes para los pueblos indígenas

En dos reuniones del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) programadas para las dos primeras semanas de noviembre en Montreal, Canadá, se abordarán cuestiones relevantes para los pueblos indígenas:

- la séptima reunión del Grupo de trabajo especial de composición abierta sobre el artículo 8 j) y disposiciones conexas, 31 de octubre - 4 de noviembre de 2011, (WG8(j)-7) y

- la decimoquinta reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico, 7 – 11 de noviembre de 2011 (OSACTT-15).

E-Boletín FPP Octubre 2011 (PDF Version)

Estimados amigos:

Tanto en África, como en Asia y en Latinoamérica los pueblos de los bosques están alzando su voz contra las continuas violaciones de sus derechos impuestas por planes de desarrollo y conservación que hacen caso omiso de sus intereses y les niegan su derecho a opinar. Estos pueblos van más allá de la resistencia, insistiendo en sus propias formas de manejar sus vidas, sus tierras y sus bosques.

El conflicto y la importancia de la reforma de la tenencia de la tierra en Indonesia, Ahmad Zazali (Scale Up)

Scale Up, un socio indonesio del Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques), ha estado supervisando la evolución del conflicto social surgido en las plantaciones de palma de aceite indonesias en los últimos años. Los estudios sobre el conflicto en torno a los recursos naturales en la provincia de Riau que ha realizado este socio a lo largo de los últimos cuatro años ha indicado una tendencia al aumento en la frecuencia y la extensión de las disputas por tierras cada año, con una ligera disminución en 2010. Según el informe anual que Scale Up publicó en 2007, 111 745 hectáreas de tierra en la zona de Riau fueron objeto de reclamaciones conflictivas de recursos naturales, área que ascendió a 200 586 hectáreas en 2008 y a 345 619 en 2009. En 2010 el área de tierra disputada disminuyó ligeramente en comparación con la de 2009 a 342 571 hectáreas. La causa principal es el hecho de que un gran número de áreas disputadas y conflictos consiguientes en ese año no fueron identificados o documentados.

Los pueblos indígenas de Camerún: entre Ngoyla-Mintom y el reconocimiento nacional

El diálogo Parlamento-Gobierno

En comparación con la situación de los años 90 y principios del 2000, la cuestión del reconocimiento de los pueblos indígenas del Camerún se ha puesto verdaderamente al centro de las preocupaciones en estos últimos años, aunque sea de una manera muy tímida.

En efecto, durante el 1 y el 2 de septiembre de 2011 se celebró en Yaundé, Camerún, el diálogo Parlamento-Gobierno sobre los pueblos indígenas. Asistieron a este encuentro los deputados a la asamblea general reunidos en el centro de la Red Parlamentaria (REPAR), los representantes de los ministerios que tienen proyectos que afectan a los pueblos indígenas, los socios para el desarrollo, las representaciones especializadas de las Naciones Unidas y, por supuesto, una nutrida delegación de los pueblos indígenas: Baka, Bakola, Bagyéli y Bororo. La innovación se puso en el compromiso de cada uno de poner por encima las preocupaciones relacionadas con la consideración de los derechos de las comunidades arriba mencionadas. Las administraciones se sometieron al juego de preguntas y respuestas realizadas por los deputados y los pueblos indígenas.

Una plantación de BioPalm provocará la destrucción de comunidades Bagyeli en Camerún

El Gobierno de Camerún ha firmado un memorando de entendimiento para que BioPalm Energy Ltd (una subsidiaria del grupo SIVA con sede en Singapur) cree una plantación de palma de aceite de 200 000 hectáreas en la provincia de Ocean, Camerún. Este proyecto fue lanzado el miércoles 24 de agosto de 2011, a pesar de que el pueblo indígena Bagyeli se opone a la decisión de asignar sus tierras consuetudinarias a la plantación de BioPalm.

A través de su reciente trabajo de campo, el Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques o FPP) ha encontrado que ni el proyecto ni el Estado se han asegurado de contar con el consentimiento libre, previo e informado de los Bagyeli, como requiere la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, que Camerún ha ratificado.

Varios líderes indígenas proponen enfoques alternativos para los bosques y el cambio climático, y debaten Río+20

Varios líderes indígenas se reunieron en Manaos a mediados de agosto para celebrar una cumbre organizada por la COICA (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica) con el fin de debatir los conocimientos tradicionales, los bosques y el cambio climático, así como la conferencia Río+20. En su declaración final pidieron que se reconocieran los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios, que se respetara el principio de la «vida plena» y se apoyaran las propuestas indígenas para la mitigación del cambio climático en los bosques (denominada «REDD+ indígena» en la declaración). También advirtieron a las comunidades que estuvieran atentas a las malas prácticas de los «vaqueros del carbono» y evitaran firmar contratos hasta que se apliquen plenamente las normas internacionales sobre derechos.

Las mujeres indígenas alzaron sus voces en la CEDAW

El 49. º período de sesiones del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés) se celebró en julio en Nueva York. Las mujeres indígenas de Nepal, representadas por la Federación de Mujeres Indígenas de Nepal (NIWF), asistieron por primera vez a estas reuniones para defender y explicar las conclusiones que habían presentado al Comité en su informe paralelo. 

Dicho informe también fue respaldado por la Asociación de Abogados para los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de Nepal (LAHURNIP) y por el Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques), y fue el primer informe de ámbito nacional redactado por las propias mujeres y basado en una investigación realizada por ellas mismas sobre la situación de las mujeres indígenas en la recientemente creada república nepalesa.

Estudios de CIFOR y el Banco Mundial evaluados por expertos revelan que los bosques gestionados por comunidades son mejores para la conservación que las áreas estrictamente protegidas

Dos estudios publicados recientemente y examinados por expertos indican que las medidas estrictas de conservación son menos eficaces a la hora de reducir la deforestación que los bosques comunitarios que son gestionados y controlados por pueblos indígenas y comunidades que dependen de ellos, lo cual se ha podido apreciar en bosques sometidos a diferentes sistemas de utilización (p. ej. de las categorías V y VI de la UICN).

Uno de esos estudios, realizado por Porter-Bolland et al. de CIFOR (sólo disponible en inglés), es un análisis estadístico de las tasas de deforestación anuales notificadas en estudios de 73 casos de los trópicos. El análisis revela que la deforestación es considerablemente inferior en bosques gestionados por comunidades que en bosques estrictamente protegidos.

El otro es un estudio de la pérdida de bosques realizado por el Grupo Independiente de Evaluación del Banco Mundial (escrito por Nelson y Chomitz, sólo disponible en ingls) que revela que algunos bosques gestionados por comunidades están ubicados en zonas sometidas a mayores presiones de deforestación que las áreas estrictamente protegidas. Teniendo eso en cuenta, los autores concluyen que los bosques gestionados por comunidades son mucho más eficaces a la hora de reducir la deforestación que las áreas estrictamente protegidas (véase la tabla resumida, pág. 9). En los casos en que hay datos disponibles, los autores han descubierto que las zonas forestales gestionadas y controladas por pueblos indígenas son aún más eficaces.

De vuelta al tiovivo: el Banco Mundial revisa sus políticas de salvaguardia

Hacia finales de 2010 el Banco Mundial anunció que iba a lanzar un proceso de revisión de ocho de sus denominadas «políticas de salvaguardia», las políticas que tienen como fin establecer unos requisitos mínimos para reducir todo lo posible o eliminar el riesgo de que las actividades financiadas por el Banco Mundial (véase la lista de abajo) y su política sobre la utilización de los sistemas nacionales causen daños sociales y ambientales. La revisión cubre las políticas que son vinculantes para el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), las dos entidades de préstamo público del Banco Mundial[i]. A lo largo de los años, las políticas de salvaguardia del Banco han sido examinadas y actualizadas varias veces. Si bien estos procesos de revisión han dado lugar a algunas normas útiles, según las organizaciones de la sociedad civil y los pueblos indígenas el marco de salvaguardias del Banco sigue teniendo graves fallos y debilidades. Resaltan, por ejemplo, que las normas y compromisos del Banco están empezando a quedarse muy por detrás de los de otras instituciones financieras en áreas como el reasentamiento y los derechos de los pueblos indígenas, y que el Banco no tiene un marco general para la evaluación de los riesgos sociales.

Un taller regional de la ACRN en Douala fortalece una visión común para garantizar los derechos de propiedad de las comunidades sobre las tierras y los recursos

Del 12 al 16 de septiembre se realizó en Douala, Camerún, un taller regional de la African Community Rights Network o ACRN (Red Africana de Derechos Comunitarios) dedicado a la protección de los derechos de las comunidades sobre tierras forestales, con el Centre pour l’Environnement et le Développement o CED (Centro para el Medio Ambiente y el Desarrollo) como anfitrión y organizado conjuntamente por el FPP y sus socios CED, FERN y ClientEarth. En el taller se congregaron unos 50 representantes de organizaciones de la sociedad civil y representantes de comunidades de siete países de la cuenca del Congo, de Ghana y de Liberia, así como la experta en tenencia de la tierra Liz Alden Wily. El taller fue financiado por la Unión Europea y la Iniciativa para los Derechos y los Recursos (RRI por sus siglas en inglés).

El taller culminó con declaraciones sobre la posición de los asistentes dirigidas al Gobierno, a la sociedad civil y a las comunidades. Las declaraciones expresaban las conclusiones de los participantes de que la cuestión central y urgente que hay que abordar es cómo se pueden garantizar los derechos de las comunidades sobre sus tierras y recursos consuetudinarios como derechos de propiedad dentro de las leyes nacionales. Las declaraciones también exponían los medios para garantizar esta protección oficial y apoyar la gobernanza comunitaria. Silas Siakor, director del Instituto de Desarrollo Sostenible (SDI por sus siglas en inglés) de Liberia, presentó esta visión a funcionarios del Gobierno de Camerún en nombre de los asistentes al taller en la última mañana del mismo.