Resources

La controvertida propuesta Programas por Resultados (P4R) del Banco Mundial hace saltar las alarmas

En marzo de 2011 el Banco Mundial lanzó una controvertida propuesta que permitiría la concesión de lo que se llamarían préstamos programáticos a países prestatarios para que lleven adelante proyectos sin aplicar las políticas específicas de salvaguardia de Banco. Tanto organizaciones de la sociedad civil como pueblos indígenas han llamado la atención sobre graves problemas planteados por esta iniciativa, y temen que en su forma actual reduzca la obligación de rendir cuentas de la financiación del Banco Mundial, y lance a bancos multilaterales y regionales de desarrollo de todo al mundo a una carrera hacia los estándares sociales y ambientales más bajos. A pesar de las recientes garantías que el Banco ha dado por escrito de que la transparencia de la información, la evaluación de los riesgos y la aplicación de salvaguardias no se verán debilitados por el instrumento P4R, los críticos señalan que las propuestas de P4R existentes no contienen protecciones sociales y ambientales adecuadas y permitirían que los países se saltaran las salvaguardias e impulsaran proyectos sin el debido escrutinio público.

Tanto ONG como organizaciones de pueblos indígenas, incluido el FPP, están apelando al Banco para que frene todo el proceso y se asegure de que cualquier propuesta de P4R sea sometida a consultas apropiadas e incluida en el examen más amplio de las políticas de salvaguardia del Banco que se llevará a cabo en 2012.[1]