Resources

El consentimiento libre, previo e informado y la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible: ¿las empresas están cumpliendo sus promesas?

El derecho al consentimiento libre, previo e informado (CLPI) según se estipula en los principios y criterios de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés) establece cómo se pueden desarrollar acuerdos equitativos entre comunidades locales y empresas (o gobiernos) de manera tal que aseguren el respeto de los derechos legales y consuetudinarios de los pueblos indígenas y otros titulares locales de derechos[1]. De marzo a octubre de 2012, coincidiendo expresamente con el examen de los principios y criterios de la RSPO[2], el Forest Peoples Programme y sus socios locales[3] están realizando una serie de estudios independientes de plantaciones de palma de aceite a lo largo de África y el sudeste de Asia. La finalidad de estos estudios es proporcionar información de campo detallada acerca de cómo las empresas de aceite de palma están respetando adecuadamente los derechos a la tierra y al CLPI y sí lo están haciendo, exponer cualquier conducta incorrecta de éstas y presentar argumentos a favor del fortalecimiento de los procedimientos y normas de la RSPO según sea necesario.

Liberia: La expansión de los agronegocios amenaza los bosques y los medios de subsistencia de comunidades locales

La expansión de los agronegocios en África supone una grave amenaza para los bosques y los medios de subsistencia de los pueblos africanos. Allí donde la gobernanza es débil y los derechos de las comunidades locales y los pueblos indígenas no están asegurados, el desarrollo agrícola está perjudicando a la población local.

La concienciación sobre los efectos sociales y ecológicos de la expansión de los agronegocios en el sudeste de Asia ha conducido a nuevas normas de desarrollo aceptable del negocio del aceite de palma. La Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés), un proceso de certificación voluntaria por una tercera parte, ha adoptado una serie de principios y criterios que son esencialmente coherentes con un enfoque basado en los derechos, y con los que se pretende desviar la expansión del negocio del aceite de palma de los bosques vírgenes y las zonas de alto valor para la conservación, prohibiendo al mismo tiempo la ocupación de tierras consuetudinarias sin el consentimiento libre, previo e informado (CLPI) de las comunidades locales. El cumplimiento de la norma de la RSPO se está convirtiendo en un requisito para acceder al mercado europeo, y los principales conglomerados productores de aceite de palma que quieren conservar su cuota de mercado se han hecho socios de la RSPO.