Resources

Indigenous peoples strive for recognition of their rights as international agencies scramble for REDD+ deal

While inter-governmental climate negotiations (UNFCCC) still face major stumbling blocks to achieving a global agreement on climate change finance, independent initiatives on REDD+ have multiplied in the past few months. At the same time, indigenous peoples continue to express concerns that insufficient measures are being taken to respect their rights. The Governments leading the ‘Interim REDD+ Partnership’, for example, have held meetings in recent months that have not given enough space for indigenous peoples’ participation. Meanwhile the key donor agencies in the ‘Partnership’ are seeking to harmonize their REDD-related activities and finance: the World Bank’s Forest Carbon Partnership Facility (FCPF) has responsibility for ‘readiness planning’ and preparation activities (the so-called ‘first’ phase’) and then a ‘third phase’ of actual REDD actions; the World  Bank’s Forest Investment Programme (FIP) has funds for a ‘second phase’ of  implementing the ‘readiness plan’; and UN-REDD, which deals with measuring, reporting and verification (MRV), stakeholder engagement and indigenous peoples’ participation.

Los pueblos indígenas luchan por el reconocimiento de sus derechos mientras los organismos internacionales se apresuran a llegar a un acuerdo sobre la REDD+

Si bien las negociaciones intergubernamentales sobre el clima (CMNUCC) aún tienen que superar grandes obstáculos para llegar a un acuerdo mundial sobre la financiación de la lucha contra el cambio climático, las iniciativas independientes de REDD+ se han multiplicado en los últimos meses. Al mismo tiempo, los pueblos indígenas continúan manifestando su inquietud ante el hecho de que las medidas que se están tomando para que se respeten sus derechos son insuficientes. Por ejemplo, en los últimos meses los gobiernos que encabezan la «Asociación REDD+ Provisional» han llevado a cabo  reuniones que no han dejado suficiente espacio para la participación de los pueblos indígenas. Mientras tanto, los principales organismos donantes de la ‘Asociación’ están intentando armonizar sus actividades y finanzas relacionadas con la REDD: el Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) del Banco Mundial es responsable de la «planificación de la preparación» y de las actividades de preparación (la denominada «primera fase») y posteriormente de la «tercera fase» de medidas de REDD propiamente dichas,  el Programa de Inversión Forestal (FIP) del Banco Mundial tiene fondos para una «segunda fase» de implementación del «plan de preparación», y el programa ONU-REDD está a cargo de la medición, la presentación de informes y la verificación (MIV), la intervención de las partes interesadas s y la participación de los pueblos indígenas.