Pueblos indígenas y los defensores de los bosques se arriesgan a ser asesinados e intimidados para instar a los Gobiernos europeos a cumplir sus compromisos en materia de derechos humanos y abordar los productos básicos que contribuyen a la deforestación

Delegates in Paris

Delegates in Paris. © Jak Wagnon/FPP

Pueblos indígenas y los defensores de los bosques se arriesgan a ser asesinados e intimidados para instar a los Gobiernos europeos a cumplir sus compromisos en materia de derechos humanos y abordar los productos básicos que contribuyen a la deforestación

Los líderes indígenas y los defensores de los derechos humanos de cuatro países con bosques tropicales están viajando a París con la finalidad de hacer un llamamiento para que se tomen medidas urgentes contra la deforestación y los abusos de los derechos humanos en la reunión multisectorial de la Alianza de las Declaraciones de Ámsterdam que se va a celebrar el 27 de junio bajo el lema «Hacia productos básicos sostenibles sin deforestación: priorizando los principales impulsores». Seis Estados miembros de la Unión Europea y Noruega se han comprometido a trabajar con empresas para eliminar la deforestación de sus cadenas de suministro de productos básicos agrícolas para cuando lleguemos a 2020. Mientras se va a cercando la fecha tope para un comercio sin deforestación, los países europeos continúan importando aceite de palma y otros productos básicos agrícolas que causan impactos negativos en los bosques y los pueblos de los bosques. Una serie de representantes de comunidades indígenas y forestales están en París instando a tomar medidas inmediatas.

Entre los delegados que han acudido a París está el defensor de los derechos humanos Ramón Bedoya de Colombia, cuyo padre fue asesinado defendiendo las tierras ancestrales de su comunidad en la zona de biodiversidad Mi Tierra.

Franky Samperante de Indonesia, donde las comunidades están sufriendo conflictos por las tierras, violencia e intimidación a manos de empresas dedicadas a la palma de aceite, la pasta de papel, el papel y la extracción de madera, explicó lo siguiente:

«Las empresas madereras y las que tienen plantaciones en Indonesia continúan demoliendo, desalojando y destruyendo nuestros bosques y sistemas agroforestales. Las comunidades afectadas han perdido y siguen perdiendo medios de vida. Ahora tienen dificultades para encontrar fuentes decentes de alimentos. Sus conocimientos indígenas están amenazados y están sufriendo malnutrición y problemas de salud. Hay que tomar medidas para detener las violaciones de derechos y la tala de bosques».

QUIÉN: Jean-Marie Nkanda de la República Democrática del Congo, Wilhemina Beyan de Liberia, James Otto de Liberia, Franky Samperante de Indonesia y Ramón Bedoya de Colombia. Abajo se pueden leer unas breves biografías.

CUESTIONES EN JUEGO: Pueblos indígenas y comunidades forestales de todo el mundo están perdiendo sus vidas, sus tierras y sus medios de vida a manos del comercio mundial de productos agrícolas y otros productos básicos conflictivos. Una serie de representantes de pueblos y comunidades indígenas van a viajar a París con la finalidad de establecer qué medidas son esenciales para reformar las cadenas mundiales de suministro, de manera que se respeten sus tierras, bosques y derechos humanos.

Están lanzando su mensaje durante la presidencia francesa de la Alianza de las Declaraciones de Ámsterdam, durante la que los países signatarios debatirán el progreso que han hecho en la lucha contra la deforestación. Dichas declaraciones, firmadas en 2015, comprometen a los signatarios a eliminar de las cadenas de suministro los productos agrícolas que contribuyan a la deforestación. Los países signatarios son el Reino Unido, Francia, Dinamarca, Noruega, Alemania, los Países Bajos e Italia.

La creciente demanda de productos básicos como la carne de vacuno, la soja, el aceite de palma, la madera, la pasta de papel, el papel, el caucho, los biocombustibles y los minerales está acelerando la deforestación en países con bosques tropicales, a pesar de las promesas que se hicieron de llegar a la deforestación cero para 2020. A menudo la tala de bosques lleva asociadas violaciones de los derechos humanos, el robo de tierras y daños a los medios de vida de los pueblos de los bosques junto con la destrucción de hábitats y daños al sistema climático mundial.

Europa es uno de los mayores importadores de productos básicos que contribuyen a la deforestación, a menudo contenidos en productos tales como el champú, los cereales, los alimentos para animales de compañía y el chocolate, hasta el punto de que 27 Estados miembros de la Unión Europea importaron el 10 % de la producción mundial ligada a la deforestación entre 1990 y 2008. Las salvaguardias y marcos existentes han sido insuficientes para proteger a las comunidades indígenas y forestales, las cuales están retomando el control de sus territorios y resistiéndose a la intrusión de empresas que talan y acaparan la tierra para producir productos básicos.

CONTACTO:

Les Amis de la Terre, Francia: Sylvain Angerand, +33 7 51 69 78 81

Forest Peoples Programme, Reino Unido: Tom Griffiths, +44 7889 343380

Both ENDS, Países Bajos: Michael Rice, +31 6 3987 8462

Para entrevistar a los delegados, póngase en contacto con las personas indicadas arriba.

BIOGRAFÍAS:

REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO: Don Jean-Marie Nkanda

Jean-Marie Nkanda es un oficial del Programa de Gobernanza Forestal cuya labor se centra en la elaboración de enfoques de la silvicultura basados en la participación de las comunidades para hacer frente a los factores que impulsan la deforestación, así como la elaboración de sistemas de supervisión y control por parte las comunidades para promover y defender los derechos de las comunidades. Actualmente es el coordinador en funciones de la Réseau Ressources Naturelles (Red de Recursos Naturales), una organización que reivindica y apoya los derechos e intereses de las comunidades locales y los pueblos indígenas en la gestión de los recursos naturales.

LIBERIA: Doña Wilhemina B. O. Beyan

Wilhemina Boahemaa Owusu Beyan es directora de programas de Social Entrepreneurs for Sustainable Development o SESDev (Empresarios Sociales por el Desarrollo Sostenible) en Liberia, con 13 años de experiencia trabajando con ONG. Su labor está muy centrada en la gestión y la gobernanza de los recursos naturales, y especialmente en el fortalecimiento de las capacidades de las comunidades que viven junto a bosques y otras comunidades locales para poder proteger y garantizar sus derechos en tierras concedidas a empresas (dedicadas a la minería, la extracción de madera o los agronegocios). Actualmente está diseñando y poniendo en marcha programas que apoyan modelos de desarrollo que promueven la justicia social, económica y ambiental sobre todo para los que se quedan más marginados de los actuales procesos de desarrollo, como puedan ser las explotaciones madereras, las plantaciones de monocultivos y las minas, que al mismo tiempo son los que se ven directamente afectados por dichos procesos.

LIBERIA: Don James Otto

El Sr. Otto coordina el Programa de Derechos Comunitarios y Gobernanza Corporativa del Instituto de Desarrollo Sostenible (SDI por sus siglas en inglés), cuyo fin es crear espacio para la participación de las comunidades locales en los procesos de toma de decisiones sobre los recursos naturales. Lleva más de diez años trabajando en temas de gestión y gobernanza de los recursos naturales de Liberia, y ha establecido alianzas con comunidades de todo el país para abordar temas de silvicultura, tenencia de la tierra y corporativos. Actualmente el SDI está trabajando en la documentación de violaciones de los derechos humanos y actividades de deforestación asociadas a la expansión de la palma de aceite, así como en una campaña para que se apruebe una ley progresista de derechos sobre la tierra.

INDONESIA: Don Franky Samperante

Don Franky Samperante es un representante indígena de Sulawesi y el fundador y director de la organización de pueblos indígenas Pusaka, que brinda apoyo a las comunidades indígenas de Kalimantan Central, Indonesia. En 2014 Pusaka publicó un atlas que detalla extensos acaparamientos de tierras de pueblos indígenas de Papúa y Papúa Occidental para cultivar palma de aceite.

MALASIA: Dra. Lanash Thanda

Es la presidenta de la organización Sabah Environmental Protection Association  o SEPA (Asociación de Protección Ambiental de Sabah) desde 2013. La Dra. Thanda ha estado trabajando en temas sociales y ambientales durante los últimos 17 años. Estudió Derecho en el Reino Unido y se ha especializado en leyes ambientales y de planificación y en derechos humanos. Actualmente está cumpliendo su tercer mandato como presidenta de SEPA. SEPA es una ONG malaya integrada por voluntarios que está colaborando estrechamente con comunidades/grupos/personas afectados por el desarrollo insostenible. El principal objetivo de SEPA es conseguir que el desarrollo sea justo y sostenible de conformidad con el compromiso adquirido por Malasia en virtud de tratados internacionales.

COLOMBIA: Don Ramón Bedoya (información disponible previa solicitud por motivos de seguridad)

Notas

La conferencia de prensa ha sido organizada por Amigos de la Tierra Francia, Forest Peoples Programme, Fundación de la Selva Tropical de Noruega y Fern, en colaboración con Pusaka, Sustainable Development Institute y Réseau Ressources Naturelles.

Logos
Logos