Poniendo los derechos humanos en la estrategia francesa contra la deforestación importada

Deforestation
Deforestation

Poniendo los derechos humanos en la estrategia francesa contra la deforestación importada

Junto con socios de Indonesia, Malasia, República Democrática del Congo y los Países Bajos, el FPP entregó una presentación conjunta al Gobierno francés sobre su proyecto de Estrategia Nacional para Combatir la Deforestación Importada (Strategie Nationale de Lutte Contre la Deforestation Importee - "SNDI").

A principios de junio, el FPP y su socio holandés Both ENDS apoyaron a una delegación de representantes de pueblos indígenas y defensores de derechos humanos para que asistieran a la Reunión de Múltiples Partes Interesadas de la Asociación de Declaraciones de Ámsterdam en París, donde las recomendaciones del Foro de Cierre de la Brecha de Derechos Humanos, Deforestación y las Cadenas de Suministro fueron presentadas al Embajador de Francia para el Medio Ambiente. En respuesta, Both ENDS, el FPP y los delegados fueron invitados por el gobierno francés para proporcionar comentarios sobre el borrador del SNDI.

Deforestación Importada

El borrador del SNDI (disponible solo en francés) es un desarrollo político y de políticas extremadamente bienvenido – a pesar de la creciente cantidad de compromisos y promesas de gobiernos, grupos industriales y empresas, las tasas globales de deforestación han aumentado a los niveles más altos en la historia de la humanidad en los últimos años, y Europa sigue siendo uno de los mayores importadores de deforestación encarnada del mundo. Ahora es ampliamente conocido que la agricultura industrial y la producción ganadera son la principal causa de la deforestación en todas las regiones del mundo, con solo unos pocos productos - carne de res, soja, aceite de palma, cacao - causando aproximadamente la mitad de la deforestación mundial cada año.

El SNDI es la primera estrategia nacional propuesta por cualquier país para abordar integralmente el impacto de sus importaciones y consumo nacional en la deforestación en países extranjeros – y se debe felicitar al Gobierno francés por emprender esta iniciativa.

Impactos sociales de la deforestación

El modelo finalmente adoptado por el gobierno francés podría convertirse en una plantilla para otros gobiernos europeos, por lo que es esencial garantizar que el SNDI francés sea robusto y esté dirigido a impulsar los cambios de la industria y el mercado en Europa, mientras que también reconozca los derechos y el papel invaluable de los indígenas y las comunidades dependientes de los bosques en su protección y en el monitoreo de las fronteras agrícolas en expansión.

Si bien el SNDI incluye una amplia gama de iniciativas para abordar algunos de los factores institucionales y de mercado que impulsan la demanda de productos de riesgo forestal, el borrador del SNDI da poco reconocimiento a los impactos sociales y de derechos humanos asociados a la deforestación. Por lo tanto, Both ENDS y los socios Emprendedores Sociales para el Desarrollo Sostenible (SESDev, Liberia), Pusaka (Indonesia), la Asociación de Protección Ambiental de Sabah (SEPA, Malasia), Réseau Ressources Naturelles (DR Congo) y Forest Peoples Programme (FPP, Reino Unido) presentaron sus comentarios al borrador del SNDI el 24 de julio.

Creemos que es esencial reconocer que la deforestación a menudo ocurre en áreas donde los derechos humanos de las comunidades indígenas y de bosques, y los derechos colectivos a la tierra, al agua, la cultura y el medio ambiente no son reconocidos ni protegidos. Nuestra presentación enfatiza la importancia de adoptar un enfoque de la deforestación basado en los derechos y el requisito fundamental de que todas las políticas y programas gubernamentales (francesas) deben ser consistentes con las leyes internacionales de derechos humanos existentes con obligaciones vinculantes para las agencias gubernamentales, negocios y financiadores que deben cumplir los derechos humanos con la diligencia debida en sus actividades, relaciones de negocios y cadenas de suministro.

Nuestra presentación conjunta propone una serie de cambios y recomendaciones específicas para mejorar tanto los patrones de consumo como las prácticas de la industria en Europa y para garantizar que se respeten los derechos humanos de las comunidades indígenas y de bosques en los países productores y que sean respaldados, consultados y empoderados para proveer su invaluable perspectiva sobre la deforestación y sus causas.

Una copia de nuestra presentación conjunta se puede descargar aquí.