Voces de los bosques - ambiciosa gira de un grupo musical Baka por Camerún

Voces de los bosques - ambiciosa gira de un grupo musical Baka por Camerún

Un grupo de músicos Baka acaba de finalizar una ambiciosa gira por el sur de Camerún con el apoyo del proyecto FPP/OKANI EU Cameroon.

Durante más de una década la organización benéfica Global Music Exchange (GME) del Reino Unido ha estado trabajando con la Orchéstre Baka Gbiné, un grupo de músicos Baka los de los bosques tropicales del sudeste de Camerún. Su lanzamiento de 2006 Gati Bongo sigue en las listas mundiales de iTunes, y un documental realizado por Channel 2 es presentado con regularidad en la televisión de Camerún.

Orchestre Baka Gbiné es el único grupo formado íntegramente por músicos Baka que hay en Camerún y es muy conocido en las comunidades Baka del país. El GME ya había realizado una gira titulada Voces de los Bosques con el grupo en 2014 que sirvió de prueba. Durante esa gira visitaron cinco comunidades Baka en las que dieron una serie de conciertos seguidos de la presentación de una película. Los agricultores Bantú y las autoridades locales tienen marginados y discriminados a los Baka por ser «pigmeos». De ahí que el GME también diera la oportunidad  a cualquier persona en la comunidad de hablar ante la cámara acerca de los problemas a los que se enfrentan los Baka.

Las comunidades que hay alrededor de varias zonas protegidas, como la Reserva del Dja en el sudeste de Camerún, ya no pueden seguir con su forma de vida tradicional en el bosque y se ven obligadas a vivir en aldeas junto a la carretera. Por consiguiente, ver a un grupo integrado enteramente por músicos Baka y escuchar a personas Baka expresándose con claridad en una película acerca de los problemas que todos comparten fue una experiencia enormemente motivadora y estimulante.

Puesto que la primera gira solo había llegado a un pequeño número de comunidades, esta segunda gira en diciembre de 2015 fue mucho más ambiciosa e incluyó comunidades de una amplia zona del sudeste de Camerún unidas por caminos en mal estado sin pavimentar, a menudo bloqueados por camiones de transporte de madera averiados, barro profundo o puentes rotos.

El FPP y OKANI, una ONG Baka con sede en Bertua, apoyaron la gira, proporcionando el transporte y contribuyendo con parte de los gastos de los músicos. El FPP tenía interés en que los músicos visitaran comunidades del macizo forestal Ngoyla-Mintom en el sur, donde una gran mina de mineral de hierro y un proyecto de construcción de un ferrocarril de 500 kilómetros hasta el Atlántico amenazan con tener un impacto enorme en esas comunidades forestales. OKANI sugirió otras comunidades Baka del sur, entre las que se incluía Assok, donde se estaba celebrando un festival cultural. Como nos habían dicho que el camino utilizado por los camiones de las explotaciones forestales que conecta Ngoila y Mbalam era transitable, trazamos una ruta desde Abong Mbang a Djoum pasando por Lomie y volviendo por Yaundé, donde podría celebrarse un último concierto.

Al principio de la gira surgieron varios problemas. En el último momento el Sous Préfet de Moloundou decidió no proporcionar documentos de viaje a los músicos que no tenían tarjetas de identidad (que por lo visto son imposibles de obtener en Moloundou porque muchas de ellas acaban en manos de los refugiados de la República Centroafricana). El grupo Gbiné y GME partieron de todos modos y fueron dando explicaciones en los controles de carretera que se fueron encontrando a lo largo del camino a Yokadouma, donde, con 24 horas de retraso, el Préfet finalmente proporcionó una excelente colección de cartas estampadas con el sello «Laissez Passer» (salvoconducto).

Debido al retraso hubo que cancelar el primer concierto. Después, por un embrague roto tuvieron que conducir toda la noche hasta Mintom y aun así llegar con 12 horas de retraso. Unos pocos rezagados que habían estado esperando toda la noche hicieron señas al conductor del autobús para que parara y en seguida empezó a salir gente de sus casas. Por no defraudar a un público tan fiel, el grupo, a pesar de estar algo cansado, montó una especie de escenario entre las casas y la carretera y ofreció un primer concierto a eso de las 8.30 de la mañana que estuvo muy bien. Aunque la luz del día impidió la proyección de la película, se rodaron un par de entrevistas antes de volver a guardar el equipo y cargarlo en el autobús para la próxima parada en Bosquet, cerca de la Reserva del Dja.

A partir de entonces todos los conciertos se celebraron según el plan previsto. La atracción de ver músicos Baka de los que muchos habían oído hablar, y que incluso habían visto en televisión, aseguró que todos los conciertos fueran muy concurridos a pesar de que las aldeas eran pequeñas. Cuando la música terminaba, la audiencia mayormente Baka se quedaba embelesada viendo la colección de películas de GME, todas en Baka, que presentaban historias tradicionales, sobre la vida tradicional de los Baka, y en las que salían personas hablando sobre situaciones actuales, así como vídeos musicales en los que habían participado algunos Baka. Algunos incluso se habían grabado en las comunidades en las que se estaban proyectando. Ver y escuchar a otros Baka hablar abiertamente de los problemas que todos ellos comparten fue una experiencia enormemente motivadora y les animó a grabar sus propios puntos de vista para que otros los escucharan.

La gira también proporcionó una oportunidad para que los músicos Baka se relacionaran con otras comunidades Baka. Se compartieron ideas y circularon noticias como se hacía tradicionalmente: a través de los artistas ambulantes, que eran los portadores de noticias. También fue interesante observar las similitudes y diferencias entre las distintas comunidades. En todas las comunidades los Baka estaban sometidos a la población Bantú, aunque el grado variaba considerablemente. Las aldeas del sur, sobre todo entre Mbalam y Djoum, tenían bastante más carne de animales silvestres, lo que demuestra que esos Baka tienen más acceso a la caza en los bosques que los que viven más hacia el este, alrededor de la Reserva del Dja y la zona de Moloundou, que incluye el parque nacional de Lobeke y los parques nacionales contiguos de Boumba bek y de Nki. Los incidentes que ocurrieron en las ciudades de Abong Mbang, Yokadouma y Ayos también hicieron al grupo muy consciente de las actitudes racistas de muchas personas de esas ciudades hacia los Baka.

Pero en general fue una experiencia muy positiva para todos los implicados, con cálidas bienvenidas en todas las comunidades, nuevas amistades y nuevas conexiones entre las comunidades. Los Baka mismos plantaron una luz de esperanza en la mente de muchos de ellos.

Durante los próximos meses el GME va a trabajar con las grabaciones de vídeo y audio realizadas durante la gira. Aquí se puede encontrar el material de la gira de 2014 y otras grabaciones musicales de los Baka:

Sitio web de Global Music Exchange: http://globalmusicexchange.org/

Sitio web de la gira Voces de los Bosques: http://forestvoices.com/  

Vídeos Baka en el canal Baka Beyond de YouTube: https://www.youtube.com/user/bakabeyond

En 2016 el FPP y la Asociación OKANI están empezando una nueva acción financiada por el Programa Temático para el Medio Ambiente y los Recursos Naturales (ENRTP por sus siglas en inglés) de la UE en la región del este con la comunidad Gbiné y otras comunidades Baka que hay alrededor de Mambelé para fortalecer la gobernanza comunitaria, el respeto de los derechos de tenencia y utilización consuetudinarias, y la vigilancia de cualquier infracción de los derechos en zonas protegidas, proyectos de infraestructura, concesiones madereras y proyectos de REDD+.