Recursos

Making Palm Oil Accountable?

Globally oil palm plantations continue to expand at a rapid rate. World leader, Indonesia, has raced past Malaysia to become the number one producer. Latest data from the Indonesian watchdog NGO, SawitWatch, suggests that oil palm plantations in Indonesia now cover 11 million hectares, up from 6 million hectares only five years ago. New plantings are spreading to the smaller islands of the archipelago and to the less developed areas of eastern Indonesia. Hopes that a Presidential promise of a 2 year moratorium on forest clearance would slow the crop’s expansion – part of a deal to reduce green house gas emissions - have also evaporated as the government has excepted areas where preliminary permits have already been handed out.

¿Cómo obligar al sector del aceite de palma a rendir cuentas?

Las plantaciones de palma de aceite continúan expandiéndose rápidamente por todo el mundo. El país que encabeza esta tendencia, Indonesia, ha dejado atrás a Malasia y se ha convertido en el mayor productor. Según los últimos datos que ha proporcionado la ONG indonesia SawitWatch que vigila a este sector, actualmente las plantaciones de palma de aceite de Indonesia cubren 11 millones de hectáreas, mientras que hace tan solo cinco años cubrían 6 millones. Las nuevas plantaciones se están dispersando por islas más pequeñas del archipiélago y por las zonas menos desarrolladas del este de Indonesia. Las esperanzas de que una promesa presidencial de una moratoria de 2 años sobre la tala de bosques frenaría la expansión de este cultivo (parte de un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) también se han evaporado ya que el Gobierno ha excluido de la moratoria zonas donde ya se han entregado permisos preliminares.

African Commission: FPIC is essential for protected status on indigenous lands

At its 50th Session, the African Commission on Human and Peoples’ Rights (ACHPR) adopted a resolution condemning the recent decision of the World Heritage Committee to inscribe Lake Bogoria in Kenya on the World Heritage List.  The issue at stake was the almost complete lack of involvement of the Endorois (the indigenous owners of the territory) in the decision-making process. This is particularly problematic in light of the African Commission’s earlier decision on the case of Centre for Minority Rights Development (Kenya) and Minority Rights Group International on behalf of Endorois Welfare Council v Kenya adopted at the 46th Ordinary Session held from 11–25 November 2009 in Banjul, The Gambia, and endorsed by the Heads of State and Government of the African Union in February 2010. This earlier decision and the recent resolution both emphasize that the principle of Free, Prior and Informed Consent (FPIC) must be adhered to in the lands and territories of indigenous peoples.  Failing to involve indigenous peoples in decision-making processes and failing to obtain Free, Prior and Informed Consent constitutes a violation of their right to development under Article 22 of the African Charter, and other international laws.

Comisión Africana: el CLPI es esencial para proteger las tierras indígenas

En su 50.° período de sesiones la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP) adoptó una resolución en la que condenaba la reciente decisión del Comité del Patrimonio Mundial de inscribir el lago Bogoria de Kenia en la Lista del Patrimonio Mundial. El problema es que los Endorois (los propietarios indígenas del territorio) apenas intervinieron en el proceso de toma de decisiones. Eso resulta especialmente problemático a la luz de la decisión anterior de la Comisión Africana en el caso del Centro para el Desarrollo de los Derechos de las Minorías (Kenia) y Minority Rights Group International en nombre del Endorois Welfare Council c. Kenia, adoptada en el 46. ° período ordinario de sesiones celebrado del 11 al 25 de noviembre de 2009 en Banjul, Gambia, y respaldada por los jefes de estado y de gobierno de la Unión Africana en febrero de 2010. Tanto esta decisión anterior como la reciente resolución ponen de relieve que el principio del consentimiento libre, previo e informado (CLPI) debe ser respetado en las tierras y territorios de pueblos indígenas. No contar con la participación de los pueblos indígenas en los procesos de toma de decisiones y no obtener su consentimiento libre, previo e informado constituye una violación de su derecho al desarrollo en virtud del artículo 22 de la Carta Africana y otras leyes internacionales.

Indigenous peoples make powerful statements at African Commission session

Many statements from indigenous peoples organisations were made on the occasion of the 50th African Commission session held in Banjul in October 2011. As well as the implementation of the 2010 African Commission’s decision regarding the Endorois in Kenya, the situation of indigenous women in Burundi and Kenya were addressed. Burundi was also examined under the state reporting procedure, which raised issues pertaining to the rights of indigenous peoples.

Impactantes declaraciones de los pueblos indígenas en sesiones de la Comisión Africana

Durante el 50.º período de sesiones de la Comisión Africana, celebrado en Banjul en octubre de 2011, los pueblos indígenas hicieron muchas declaraciones. Además de la aplicación de la decisión que la Comisión Africana tomó en 2010 en relación con los Endorois de Kenia, se abordó la situación de las mujeres indígenas en Burundi y Kenia. Burundi también fue examinada como parte del procedimiento de presentación de informes de los estados, y durante el examen se plantearon cuestiones relativas a los derechos de los pueblos indígenas.

Swedish International Development Agency supports Forest Peoples Programme to help forest communities impacted by REDD in the Democratic Republic of Congo

In terms of natural resource endowment, the Democratic Republic of Congo (DRC) is one of the wealthiest countries in Africa. However its citizenry are amongst the poorest in the world. Some of the most impoverished and politically marginalized people – indigenous and local forest communities - live here.  They mostly rely upon forests and other natural resources to secure their basic livelihoods through subsistence forest hunting and gathering, and small-scale agriculture.  These forest peoples currently have little or no influence over national and provincial decisions about how their customary lands will be used by commercial or conservation groups, whose interests are often in conflict with forest communities’ needs, priorities and basic human rights.

La Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo apoya al Forest Peoples Programme para ayudar a comunidades forestales afectadas por la REDD en la República Democrática del Congo

En lo que se refiere a la riqueza de los recursos naturales, la República Democrática del Congo (RDC) es uno de los países más ricos de África. Sin embargo sus ciudadanos se cuentan entre  los más pobres del mundo. Aquí viven algunas de las comunidades más empobrecidas y políticamente marginalizadas: comunidades indígenas y forestales locales. Dependen principalmente de los bosques y otros recursos naturales para asegurar  su forma de vida básica: la caza y la recolección de subsistencia en los bosques, y la agricultura a pequeña escala. Actualmente estos pueblos de los bosques tienen muy poca o ninguna influencia en las decisiones nacionales y provinciales sobre la forma en que los grupos comerciales o de conservación van a utilizar sus tierras consuetudinarias, y a menudo los intereses de esos grupos no coinciden con las necesidades, las prioridades y los derechos humanos básicos de las comunidades forestales.

La RDC tiene abundantes recursos naturales y una enorme diversidad biológica forestal. Desde el período colonial sus bosques se han visto sometidos a numerosas presiones por parte de empresas comerciales, entre ellas madereras, mineras, de exploración petrolera y agroindustriales. Muchos millones de hectáreas de bosques de la RDC ya han sido explotados con fines madereros y mineros, y hay planificados muchos más proyectos de explotación. Entre ellos se incluye un enorme proyecto de infraestructura para conectar distintos puntos de un país del tamaño de Europa occidental, así como gigantescas plantaciones de palma de aceite y otros cultivos.

FPP E-Newsletter October 2011 (PDF Version)

Dear Friends,

In Africa, Asia and Latin America alike, forest peoples are speaking out against the continuing violations of their rights imposed by development and conservation plans that ignore their interests and deny them a voice. They go beyond resistance, insisting on their own ways of managing their lives, lands and forests.

E-Boletín FPP Octubre 2011 (PDF Version)

Estimados amigos:

Tanto en África, como en Asia y en Latinoamérica los pueblos de los bosques están alzando su voz contra las continuas violaciones de sus derechos impuestas por planes de desarrollo y conservación que hacen caso omiso de sus intereses y les niegan su derecho a opinar. Estos pueblos van más allá de la resistencia, insistiendo en sus propias formas de manejar sus vidas, sus tierras y sus bosques.

The indigenous peoples of Cameroon: from Ngoyla-Mintom to national recognition

In dialogue with parliament and the government

Compared to the 1990s and the start of the 21st century, the question of giving recognition to the indigenous peoples of Cameroon has, in recent years, become a central issue, if still in a somewhat tentative way.

Indeed, on the 1st and 2nd of September 2011 in Yaounde, Cameroon, parliament and the government held a dialogue on indigenous peoples. The meeting brought together members of the National Assembly (under the umbrella of the Parliamentarians’ Network, REPAR), representatives of ministries with projects affecting indigenous peoples, development partners, UN special representatives and a substantial delegation of indigenous peoples: Baka, Bakola, Bagyeli and Bororo. A new phenomenon was the willingness to consider what is involved in giving recognition to indigenous communities, as was demonstrated by the extensive question and answer sessions between the members of the National Assembly and the indigenous peoples.

Los pueblos indígenas de Camerún: entre Ngoyla-Mintom y el reconocimiento nacional

El diálogo Parlamento-Gobierno

En comparación con la situación de los años 90 y principios del 2000, la cuestión del reconocimiento de los pueblos indígenas del Camerún se ha puesto verdaderamente al centro de las preocupaciones en estos últimos años, aunque sea de una manera muy tímida.

En efecto, durante el 1 y el 2 de septiembre de 2011 se celebró en Yaundé, Camerún, el diálogo Parlamento-Gobierno sobre los pueblos indígenas. Asistieron a este encuentro los deputados a la asamblea general reunidos en el centro de la Red Parlamentaria (REPAR), los representantes de los ministerios que tienen proyectos que afectan a los pueblos indígenas, los socios para el desarrollo, las representaciones especializadas de las Naciones Unidas y, por supuesto, una nutrida delegación de los pueblos indígenas: Baka, Bakola, Bagyéli y Bororo. La innovación se puso en el compromiso de cada uno de poner por encima las preocupaciones relacionadas con la consideración de los derechos de las comunidades arriba mencionadas. Las administraciones se sometieron al juego de preguntas y respuestas realizadas por los deputados y los pueblos indígenas.

BioPalm plantation will lead to destruction of Bagyeli communities in Cameroon

The government of Cameroon has signed a MoU for the creation of a 200,000 ha palm oil plantation by BioPalm Energy Ltd (a subsidiary of the Singapore-based SIVA Group) in Ocean province, Cameroon. This project was launched on Wednesday 24th August 2011 – despite the indigenous Bagyeli people opposing the decision to allocate their customary lands to the BioPalm plantation.

Recent fieldwork by Forest Peoples Programme (FPP) has found that neither the project nor the state has secured the Free, Prior and Informed Consent (FPIC) of the Bagyeli, as required by the United Nations Declaration on Indigenous Peoples Rights, which Cameroon has ratified.

Una plantación de BioPalm provocará la destrucción de comunidades Bagyeli en Camerún

El Gobierno de Camerún ha firmado un memorando de entendimiento para que BioPalm Energy Ltd (una subsidiaria del grupo SIVA con sede en Singapur) cree una plantación de palma de aceite de 200 000 hectáreas en la provincia de Ocean, Camerún. Este proyecto fue lanzado el miércoles 24 de agosto de 2011, a pesar de que el pueblo indígena Bagyeli se opone a la decisión de asignar sus tierras consuetudinarias a la plantación de BioPalm.

A través de su reciente trabajo de campo, el Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques o FPP) ha encontrado que ni el proyecto ni el Estado se han asegurado de contar con el consentimiento libre, previo e informado de los Bagyeli, como requiere la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, que Camerún ha ratificado.