Recursos

La Convención del Patrimonio Mundial y los pueblos indígenas

Las experiencias de los pueblos indígenas con la inscripción de sus tierras y recursos en la Lista del Patrimonio Mundial, en virtud de la Convención del Patrimonio Mundial de 1972, han sido muy variadas. En algunos casos la Convención ha sido un instrumento que los pueblos indígenas han utilizado para proteger sus tierras, como es el caso del pueblo Mirarr de Kakadu, Australia, el cual se sirvió de la Convención del Patrimonio Mundial para detener la explotación minera del uranio en sus tierras. Sin embargo, con demasiada frecuencia los procesos de la Convención del Patrimonio Mundial y del Comité que supervisa su aplicación se alejan mucho de las realidades de los pueblos indígenas que viven en las tierras afectadas. Debido a que los pueblos indígenas no intervienen ni participan efectivamente en la inscripción, y debido a la falta de procedimientos pormenorizados de consulta y consentimiento, con demasiada frecuencia dicha inscripción acaba violando los derechos de los pueblos indígenas, tal y como están recogidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (DNUDPI).

Un informe del CEFAID cuestiona la validez de las consultas realizadas en Camerún para la nominación del área protegida de la Reserva trinacional de Sangha como sitio de Patrimonio Mundial

La Reserva trinacional de Sangha es una zona protegida que se extiende por tres países: Camerún, República Centroafricana y República del Congo. En 2010 los tres países presentaron conjuntamente la candidatura de inscripción de esta zona en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El Comité del Patrimonio Mundial consideró la candidatura en junio de 2011.

CP 17 de Durban: La CMNUCC evade tomar una decisión sobre la financiación de la lucha contra el cambio climático, y avanza muy poco en la aplicación de salvaguardias en las actividades de REDD+

En su reciente CP 17,  las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) no respaldaron la utilización de indicadores de desempeño para informar acerca de la aplicación de los derechos de los pueblos indígenas en REDD+. No obstante, sí reconocieron que los beneficios de la REDD+ deben ir más allá del carbono, para incluir la conservación de la diversidad biológica y el apoyo a los medios de vida locales.

El Forest Peoples Programme o FPP (Programa para los Pueblos de los Bosques) asistió junto con una delegación de pueblos indígenas de Guyana, Kenia, Camerún, Surinam y Perú a las negociaciones preparatorias y a la 17.a Conferencia de las Partes en la CMNUCC, que se celebró en Durban, Sudáfrica, a finales de noviembre y principios de diciembre de 2011. El principal objetivo de la asistencia del FPP era apoyar al Caucus de los Pueblos Indígenas y seguir de cerca las negociaciones sobre las salvaguardias y la financiación para las actividades de REDD+.