Un mensaje de las mujeres de Assoumindelé, Camerún

Women of Assoumindelé

Women of Assoumindelé

Un mensaje de las mujeres de Assoumindelé, Camerún

Las mujeres de una aldea situada en el sudeste de Camerún dicen que no contarán con el acceso fácil a una parcela de tierra asignada a su comunidad como parte de una compensación por la pérdida de tierras adjudicadas a una reserva nacional.

En 2014 se creó la reserva de Ngoyla-Mintom, en un área de bosque denso situado en el sudeste de Camerún. Con una extensión de 156 672 hectáreas, la reserva limita con las tierras habitadas por varias comunidades que, por generaciones, han entrado libremente al bosque.

Las comunidades que utilizaban este bosque para la caza, la pesca y la recolección de productos forestales, como hojas y frutas, fueron informadas de que únicamente podrían entrar a ciertas partes del bosque, y que únicamente podrían realizar ciertas actividades particulares. Sin embargo, se les entregarían “bosques comunitarios”, pequeñas parcelas alternativas de tierras forestales, de un tamaño de hasta 5000 hectáreas.

Este video se encuentra disponible únicamente en inglés y francés

Made by Baka women from Assoumindele, south Cameroon, this participatory video, part-funded by Oxfam and the EU, explains their perspective of their land rights struggles. 

 

Muchos de los detalles tanto de la reserva como del bosque comunitario adjudicados a la aldea de Assoumindelé permanecieron sin decidirse hasta hace poco.

En la actualidad, funcionarios del MINFOF (el Ministerio de Bosques y Fauna de Camerún), que han recibido apoyo del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y el Banco Mundial, han publicado mapas, en relación con la creación de la reserva, en los que se muestra la zonificación de la misma. Según estos mapas, las comunidades locales podrán utilizar los recursos forestales en algunas partes de la reserva, en donde bordea los límites de sus tierras y hasta alrededor de una distancia de 10 km. Sin embargo, ya no podrán utilizar más el bosque más denso, el único lugar en donde se encuentran algunos árboles medicinales.

Las comunidades baka están preocupadas por la creación de esta reserva. Son conscientes de la experiencia de otras comunidades baka en otras partes de Camerún, que han encontrado que sus actividades tradicionales (incluso aquellas autorizadas oficialmente) se han visto afectadas de manera significativa por las áreas de conservación, en particular por los guardias ecológicos que a menudo los detienen y los amenazan con el uso de la violencia. La comunidad sigue preocupada de que en realidad este permiso seguirá traduciéndose en una negación de acceso.

Su bosque comunitario es un golpe más. La comunidad indígena baka de Assoumindelé solicitó su “propio” bosque comunitario. Como resultado, un bosque comunitario “baka” fue asignado a las comunidades afectadas junto con las comunidades baka vecinas. Sin embargo, para aquellos de Assoumindelé, este bosque comunitario queda a 10 kilómetros de distancia, lo que significa una larga caminata antes que siquiera llegar a la tierra. Además tendrán problemas con el regreso cargando los productos del bosque que recolectaron, y nadie en la aldea tiene acceso a un vehículo de transporte.

Mientras tanto, el bosque comunitario creado junto a la aldea de Assoumindelé es considerado en la actualidad como destinado a las comunidades bantú, por lo que sus derechos de uso continuo en esta zona son inciertos. Todas las aldeas bantú participantes han recibido su bosque comunitario propio adyacente a la comunidad.

El bosque común de la comunidad baka se encuentra situado en la tierra que ya está siendo utilizada por una aldea baka, conocida como Seh. Los habitantes baka de dicha aldea han sido informados de que deben compartir la tierra que han cuidado por generaciones con bakas de otras aldeas. Sin embargo, esta comunidad no se encuentra satisfecha con este arreglo.

Las mujeres baka de Assoumindelé están preocupadas de que su forma de vida cambiará para siempre, y que su cultura se perderá a menos que se hagan cambios que sean más justos y que satisfagan sus necesidades básicas.

Los pueblos indígenas de Camerún, como los baka de Assoumindelé, hacen un llamado al reconocimiento pleno de sus derechos consuetudinarios a la tierra, y al respeto de estos derechos en los proyectos económicos y de conservación.

 

Land Rights Now
Land Rights Now