Long Isun canta por fin victoria

Long Isun
Long Isun

Long Isun canta por fin victoria

Tras una década de luchas contra la amenaza de la destrucción de sus bosques, la comunidad indígena de Long Isun ha conseguido una pequeña victoria. El estado de la concesión maderera otorgada en tierras ancestrales sin su consentimiento será suspendido y eliminado por el Ministerio Indonesio de Silvicultura, lo que desencadenará un proceso para reconocer el área de 13 000 hectáreas como bosque consuetudinario.

Desde que se otorgó esta concesión en 2008 la empresa maderera PT. Kemakmuran Berkah Timber (KBT) ha estado pasando por alto, e incluso silenciando (mediante la intimidación y detenciones), las reclamaciones de los grupos Dayak del Alto Mahakam relacionadas con su territorio ancestral. Tras una larga lucha la situación acaba de cambiar. El 9 de febrero Christianus Arie, jefe del Departamento de Relaciones Públicas del Gobierno de Mahakam Ulu, se dirigió a la prensa y confirmó que KBT, la comunidad de Long Isun, la Comisión de Silvicultura (KLHK) y el Gobierno local habían acordado cuatro puntos.

El más importante de los cuatro es que el estado de la concesión de la empresa en Long Isun ha cambiado a «statu quo»: una calificación que rescinde el derecho de KBT a desarrollar su actividad en la zona de la concesión, con lo que se reconoce el derecho de la comunidad a controlar sus recursos y a empezar un proceso para solicitar que su tierra sea oficialmente reconocida como bosque consuetudinario por parte del Ministerio de Silvicultura. Este cambio del estado de la tierra parte de una decisión que el más alto tribunal de Indonesia tomó en 2013, en virtud de la cual los bosques consuetudinarios de los pueblos indígenas dejaron de estar bajo el control del Estado. Una vez reconocido, el bosque consuetudinario de Long Isun estará protegido de cualquier superposición futura de concesiones al extenso territorio comunitario.

Esto supone un gran éxito para la comunidad, que ha soportado años de presión e intimidación por parte de la empresa para retener el control de sus tierras. Los representantes de la aldea por fin pueden respirar tranquilos con el resultado de este acuerdo. Lusang Arang, el jefe de asuntos consuetudinarios, dijo lo siguiente: «Por fin han atendido nuestras peticiones. La comunidad entera ha estado luchando contra KBT durante mucho tiempo; es un alivio tener de nuevo el control de las tierras de nuestros ancestros».

Theodorus Tekwan, cuya relación con la empresa está empañada por una detención ilegal por detener las operaciones de la empresa en tierras de su comunidad, se hizo eco de este sentimiento. Este miembro de la comunidad hizo las siguientes declaraciones a la prensa indonesia: «¡He esperado cuatros años a que llegara este momento! No he dejado de luchar ni un segundo por mi amada tierra desde el momento en que me arrestaron. Ahora la hemos recuperado. ¡Hay que celebrarlo! La comunidad por fin puede respirar tranquila de nuevo».

El conflicto entre la comunidad de Long Isun y KBT comenzó verdaderamente en 2014 cuando la empresa entró en el territorio de Long Isun y empezó a talar árboles cerca de los lugares sagrados de la comunidad. La empresa justificó sus operaciones basándose en mapas trazados en 2009 por la ONG dedicada al medio ambiente The Nature Conservancy como parte del proyecto Heart of Borneo (Corazón de Borneo) del Fondo Mundial para la Naturaleza. Dichos mapas, trazados sin el conocimiento de la comunidad de Long Isun, regalaban 3000 hectáreas de tierra a la comunidad vecina de Naha Aruq. KBT alegó que tenían derecho a entrar en el territorio en disputa porque había obtenido el consentimiento de Naha Aruq para trabajar en él. Long Isun ha hecho referencia repetidas veces a un mapa elaborado en 1966 (Boven Mahakam) para el que todas las comunidades del Alto Mahakam llegaron a un acuerdo con respecto a sus fronteras consuetudinarias.

Después de las deliberaciones, los representantes de la comunidad de Naha Aruq accedieron a reunir un grupo oficioso de indígenas para resolver la larga disputa fronteriza, allanando el camino para que se resolviera el conflicto fronterizo existente entre Naha Aruq y Long Isun. El jefe de la comunidad de Long Isun estaba especialmente ilusionado con este avance: «Ahora podemos ponernos a dialogar con nuestros hermanos de Naha Aruq sin el problema de la empresa pesando sobre nuestras cabezas. Por fin podemos acabar con esta disputa y vivir juntos en armonía después de tantos años de dolor».

El director de Producción de KBT se ha mostrado reservado al tamaño exacto del área de la concesión que va a pasar al estado de status quo, pero reconoció que el acuerdo alcanzado era de hecho la mejor solución para todas las partes implicadas. Añadió lo siguiente: «No queremos que el problema se prolongue y genere la discordia en la comunidad, ya que eso afectaría a nuestras propias operaciones. El área de nuestra concesión de aproximadamente 82 000 hectáreas se verá reducida y habrá que cambiar el decreto de derechos sobre la concesión forestal».

El director ejecutivo de WALHI (Amigos de la Tierra Indonesia), que acompañó a la comunidad de Long Isun durante su conferencia de prensa, insistió en que esta era una «victoria que la comunidad anhelaba desde hacía mucho tiempo. No se han solucionado todos los problemas, y tendremos que permanecer vigilantes mientras seguimos adelante, pero a pesar de ello se ha llegado a una solución beneficiosa».

Martha Doq, directora de Nurani Perempuan, la organización que ha estado apoyando a la comunidad desde el estallido del conflicto, dijo esto sobre el positivo resultado: «Ha sido una ardua batalla. Al preguntar por segunda vez, por fin conseguimos el resultado que queríamos para la Comisión de Silvicultura. Estoy muy orgullosa de todos los activistas y miembros de la comunidad, por no dudar en ningún momento que podíamos lograr esto. Nos ha dejado totalmente agotados, pero ha merecido la pena. Me alegro mucho por la comunidad. Han recuperado su tierra».

Ahora lo más importante es que asegurar el cumplimiento del acuerdo. Este acuerdo fue firmado por los respectivos líderes de Isun largo y Naha Aruq, el director general de KBT, el vicerregente de Mahakam Ulu, el director ejecutivo de WALHI Kalimantan Oriental, el presidente de AMAN Kalimantan Oriental, el director de Bosques Consuetudinarios y Conflictos por Tenencia de la Tierra del Ministerio de Silvicultura, el director del Centro para la Silvicultura Social y las Asociaciones Medioambientales, el Consejo Representativo de los Pueblos de Mahakam Ulu, el director de Silvicultura en Kalimantan Oriental, el Consejo Consuetudinario Dayak de Mahakam Ulu y el Consejo de Subdistrito de Long Pahangai.