Uso consuetudinario sostenible

FPP ayuda a las comunidades indígenas y locales a establecer y llevar a cabo estudios de investigación basados en la comunidad para documentar la información relacionada con los conocimientos tradicionales y prácticas consuetudinarias, y el uso de recursos naturales dentro de su territorio. Los investigadores de las comunidades recogen la información de los usuarios más versados sobre los recursos, tales como los cazadores, pescadores, curanderos, agricultores, recolectores, etc. En particular, se destaca el factor sostenibilidad: las maneras en que la comunidad se asegura que los recursos no estén siendo malgastados y que sobren los necesarios para las generaciones futuras. Esa forma de actuar puede estar relacionada con conocimientos específicos, rituales o creencias espirituales, y/o reglas y reglamentos tradicionales de la comunidad que por lo general no están escritos (leyes consuetudinarias). Esos estudios nos ofrecen una visión reveladora de la sofisticación y de la complejidad de los sistemas de gestión indígena y de las leyes consuetudinarias.

Documentar el uso consuetudinario sostenible es importante por varias razones; esos estudios son prueba de la ocupación y del uso tradicional de los territorios y pueden ayudar a las comunidades a hacer valer sus derechos al acceso, control y uso de esas zonas y recursos. Asimismo, forman una base sólida para los planes de gestión de recursos de la comunidad. La investigación también contribuye para el mantenimiento y la revitalización del conocimiento tradicional, de las prácticas y habilidades y asimismo a una mejor comprensión del papel de los pueblos de los bosques en la gestión de la biodiversidad. A menudo las comunidades utilizan la información con fines educativos para transmitir conocimientos y habilidades tradicionales a los más jóvenes. Igualmente, esos estudios fomentan debates y políticas a nivel internacional sobre la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad y también sobre las prácticas de los pueblos indígenas, en particular, a través del articulo 10(c) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).