Las comunidades hacen oír su voz en debates sobre el aceite de palma

Las comunidades hacen oír su voz en debates sobre el aceite de palma

Las comunidades en Liberia han hablado a representantes del sector del aceite de palma sobre los problemas persistentes en materia de tenencia de la tierra y la participación de los pueblos en los planes futuros para sus tierras consuetudinarias.

Dieciséis representantes de diferentes partes de Liberia participaron en el II Diálogo Nacional Anual de la Alianza por los Bosques Tropicales 2020 (TFA 2020) para discutir el futuro tanto de sus tierras como de las obras de desarrollo agrícola a gran escala en el país.

Las comunidades se están viendo afectadas por el trabajo llevado a cabo por las cuatro empresas de aceite de palma más destacadas de Liberia: Equatorial Palm Oil (EPO), Sime Darby (SD), Golden Veroleum Liberia (GVL) y Maryland Oil Palm Plantation (MOPP).

Dichos representantes viajaron a Monrovia para tomar parte en una serie de talleres de capacitación como preparación para su participación en el Diálogo Nacional de TFA 2020, que se celebraría entre el 1 y el 4 de agosto.

La capacitación se centró en el consentimiento libre, previo e informado (CLPI) y en los instrumentos basados en los altos valores de conservación y en las elevadas reservas de carbono, que se centran en el tema de los derechos, la biodiversidad y el carbono respectivamente. Estos temas están regulando cada vez más las actividades del sector del aceite de palma en todo el mundo, y los mecanismos que los rodean tienen el potencial de permitir a las comunidades locales un mejor manejo de sus tierras y recursos.

Sin embargo, si no se explican completamente a las comunidades locales y no se aplican de forma participativa, podrían convertirse en capas adicionales impuestas de planificación del uso de la tierra que marginan aún más a las comunidades del manejo eficaz y sostenible de sus tierras y recursos.

La Tropical Forest Alliance 2020 es una asociación público-privada mundial diseñada para eliminar la deforestación de los sectores del aceite de palma, la carne de vacuno, la soja, la pasta de papel y el papel. En Liberia esta alianza se centra en el sector del aceite de palma y anteriormente ha trabajado con el Gobierno, el sector privado y la sociedad civil para producir una serie de nueve principios rectores diseñados para regular este sector en Liberia.

Las comunidades locales no estuvieron presentes en el primer diálogo nacional anual y este año fue la primera oportunidad que tuvieron de influir directamente en el futuro del sector del aceite de palma en Liberia.

Al final de los cuatro días, los 16 representantes prepararon una carta que presentaron a la Autoridad Liberiana de Desarrollo Forestal (FDA por sus siglas en inglés) y en la que expusieron las cuestiones que les preocupan y sus esperanzas para el futuro.

Aunque complacidos por haber sido invitados al II Diálogo Nacional Anual de TFA 2020, los representantes se mostraron preocupados por la falta de integración de la tenencia consuetudinaria de la tierra en los instrumentos basados en las elevadas reservas de carbono y los altos valores de conservación, y en los principios rectores de la TFA 2020. Dejaron claro que a menos que se resolvieran y aseguraran los continuos problemas de la tenencia que rodean a la propiedad consuetudinaria , la capacidad del sector del aceite de palma para proporcionar un futuro libre de conflictos y por lo tanto sostenible para Liberia y las comunidades en cuyas tierras operaría quedaba en entredicho.

Por lo tanto informaron que:

  • las reclamaciones existentes de tenencia de la tierra deben ser resueltas antes de cualquier compromiso del sector, y que todas las partes deben respetar y proteger todos los derechos consuetudinarios;
  • era crucial incluir a los titulares de los derechos territoriales en el proceso de la TFA 2020 (y los instrumentos que contiene como las elevadas reservas de carbono y los altos valores de conservación) y en el sector del aceite de palma en general;
  • los propietarios de tierras consuetudinarias necesitaban una mayor información sobre todos los aspectos del sector del aceite de palma, por ejemplo los detalles de los acuerdos de concesión, el consentimiento libre, previo e informado, las elevadas reservas de carbono, los altos valores de conservación, el TFA 2020, la RSPO y sus derechos en virtud del derecho nacional e internacional;
  • se debía permitir que las comunidades participaran en todas las etapas, incluidas las etapas de mapeo, levantamiento topográfico, seguimiento y evaluación, etc.;
  • la imposición de nuevas categorías de designación de la tierra incluidas en planes de uso de tierras con elevadas reservas de carbono y altos valores de conservación aumentaría aún más la presión sobre sus tierras agrícolas, les forzaría a desplazarse y provocaría una escasez de recursos;
  • con carácter urgente, hay que explicar a las comunidades las funciones y responsabilidades de todas las partes implicadas en la determinación de tierras con altos valores de conservación o con elevadas reservas de carbono y las implicadas en la TFA 2020 de Liberia, concretamente las de los organismos encargados de la implementación y las de cualquier mecanismo de supervisión y presentación de reclamaciones.

En su carta dirigida a la FDA, los representantes de las comunidades dejaron claro que a menos que las comunidades locales reciban suficiente información para fundamentar sus decisiones y mejores oportunidades para asumir papeles destacados en el sector del aceite de palma, las oportunidades de desarrollo que promete el sector del aceite de palma para Liberia corren el riesgo de estar disponibles sólo para unos pocos privilegiados y no para quienes más las necesitan y tienen derecho a esas oportunidades como propietarios consuetudinarios de las tierras en las que el sector del aceite de palma desarrolla su actividad.

Chris Kidd, Forest Peoples Programme