Pueblos indígenas preocupados por el incumplimiento de las metas de participación en las áreas protegidas y en sus beneficios en el OSACTT 14 del CDB, y por la reacción ante la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica 3

El video muestra el impacto de la creación de un área protegida de uso de los recursos tradicionales del pueblo Baka

By
FPP

Pueblos indígenas preocupados por el incumplimiento de las metas de participación en las áreas protegidas y en sus beneficios en el OSACTT 14 del CDB, y por la reacción ante la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica 3

La tercera edición de la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica (PMDB-3), presentada en la decimocuarta reunión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico, Técnico y Tecnológico (OSACTT 14) del CDB, confirma que la mayoría de los objetivos mundiales relacionados con la diversidad biológica no se han alcanzado, aunque resalta la expansión de las áreas protegidas como logro positivo. Para los pueblos indígenas es un motivo de preocupación, no un éxito, ya que el establecimiento y expansión de áreas protegidas sigue produciéndose mayormente sin su participación ni consentimiento. Esta preocupación fue agravada por las conclusiones del examen a fondo de la aplicación del Programa de Trabajo del CDB sobre Áreas Protegidas (PTAP).

El mensaje clave de la tercera edición de la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica (PMDB-3) del CDB, presentada en el OSACTT 14, no fue muy positivo: el mundo no ha alcanzado su meta de lograr para el año 2010 una reducción significativa del ritmo actual de pérdida de la diversidad biológica. Uno de los pocos éxitos resaltados, a pesar de la falta de progreso en general, fue «un aumento significativo de la cobertura de las áreas protegidas, tanto terrestres como marinas». Sin embargo, para los pueblos indígenas es discutible que eso sea una noticia positiva que merezca ser recibida con tanto entusiasmo. Dichos pueblos señalaron los riesgos que plantea la amplia expansión de sistemas de áreas protegidas sin su participación en el proceso. Entre esos riesgos se incluye el acceso y utilización restringidos de territorios que les han pertenecido tradicionalmente, o incluso el desalojo o traslado forzoso de comunidades indígenas y locales, lo que puede conducir a medios de subsistencia reducidos y a la pobreza, así como a la pérdida de conocimientos y prácticas tradicionales.

El OSACTT también debatió el examen a fondo de la aplicación del PTAP, que reconoció que el elemento 2 del PTAP, relacionado con cuestiones de gobernabilidad, participación, equidad y participación en los beneficios, «sigue siendo el menos aplicado del programa», y que el logro de las metas de este elemento está «lejos de lograrse». Esta conclusión confirmó la advertencia de los pueblos indígenas de que todavía no se da prioridad a su participación en el establecimiento y gestión de áreas protegidas.

Una de las recomendaciones propuestas por el OSACTT para mejorar esta situación sugiere el establecimiento de mecanismos y procesos claros de participación en los beneficios relacionados con las áreas protegidas. Tras las intervenciones de los pueblos indígenas para que también se abordaran cuestiones relacionadas con su participación, las Partes aceptaron establecer «mecanismos y procesos claros para una participación equitativa en los costos y beneficios y para una participación plena y efectiva de las comunidades indígenas y locales», pero solo «en relación con las áreas protegidas», en vez de «en la gestión de las áreas protegidas existentes y en la creación y gestión [de] nuevas áreas protegidas», a pesar de que esto último es lo que se acordó según el texto del PTAP.

Dadas las circunstancias, fue positivo que se hiciera mención a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (DNUDPI). Por ejemplo, en uno de los documentos del período de sesiones, CRP.3, se invita a las Partes a que «reconozcan las disposiciones de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (…) al continuar la aplicación del programa de trabajo sobre áreas protegidas». Sin embargo, a lo largo del proceso varias Partes fueron debilitando esa invitación hasta que al final se adoptó la siguiente versión: «Tengan en cuenta según proceda las disposiciones de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (…)».

La PMDB-3 alaba la expansión de las áreas protegidas como uno de los pocos éxitos de la conservación de la diversidad biológica en la Tierra, pero sin duda las áreas protegidas solo pueden ser realmente consideradas como un éxito cuando no hayan privado de sus derechos a los pueblos indígenas y estén basadas en el consentimiento y la participación a todos los niveles en la toma de decisiones y la gestión. Los pueblos indígenas solo dejarán de preocuparse cuando sepan que ya no se les excluye de los decisivos procesos de toma de decisiones mediante los que se establecen y gestionan todas las áreas protegidas.

 

El video muestra el impacto de la creación de un área protegida de uso de los recursos tradicionales del pueblo Baka
By
FPP