Apoyo generalizado a la utilización sostenible consuetudinaria en la reunión del CDB en Montreal

Apoyo generalizado a la utilización sostenible consuetudinaria en la reunión del CDB en Montreal

La reciente sexta reunión del Grupo de trabajo sobre el artículo 8 j) y disposiciones conexas (WG8j)-6) del Convenio sobre la Diversidad Biológica se celebró en Montreal del 2 al 6 de noviembre. Las Partes reconocieron la importancia de la utilización sostenible consuetudinaria de los recursos biológicos por parte de pueblos indígenas y comunidades locales, y acordaron que se le debería prestar más atención a la hora de aplicar la totalidad del Convenio. Los participantes indígenas quedaron satisfechos con las conclusiones de la reunión y comentaron que su aportación oportuna y sus preparaciones habían merecido la pena.

El artículo 10 c) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (el CDB) estipula que las Partes protegerán y alentarán las prácticas sostenibles consuetudinarias de las comunidades indígenas y locales en relación con la diversidad biológica. Parte de los debates de Montreal sobre el modificado programa plurianual de trabajo para la aplicación del artículo 8 j) y disposiciones conexas se centraron en la cuestión de cómo se podría mejorar la aplicación del artículo 10 c).

Meses antes de la reunión de Montreal, diversas organizaciones indígenas de Bangladesh, Camerún, Guyana, Surinam, Venezuela y Tailandia presentaron a la Secretaría estudios de casos que proporcionaban información sobre las prácticas y leyes consuetudinarias que guían la utilización sostenible de los recursos naturales. También exponían los obstáculos para la aplicación del artículo 10 c) a nivel nacional y local y hacían recomendaciones. Estos estudios fueron realizados entre 2004 y 2008 a partir de una labor de investigación y cartografía realizada por las propias comunidades (siga los enlaces a los estudios). El "equipo 10 c)" indígena también proporcionó información exclusiva adicional y aportaciones a un foro en línea del CDB dedicado a debates sobre el artículo 10 c), información que la Secretaría utilizó para preparar el borrador de recomendaciones para el grupo de trabajo.

Consiguientemente, las negociaciones adquirieron un sesgo positivo. Una cosa está clara: el artículo 10 c) estará en el foco de atención durante los próximos años y será el núcleo de un nuevo componente de peso sobre el artículo 10 en el nuevo programa de trabajo sobre el artículo 8 j) y disposiciones conexas. Junto con esta importante decisión, el grupo de trabajo también autorizó a la Secretaría a convocar una reunión internacional sobre el artículo 10 c) con el fin de proporcionar asesoramiento sobre el contenido y la puesta en práctica de este nuevo componente de peso. Asimismo, pidió al WG8J que en su séptima reunión (en 2011/12) desarrolle una estrategia para integrar el artículo 10 c) como cuestión intersectorial en los diferentes programas de trabajo del Convenio, empezando por el Programa de Trabajo sobre Áreas Protegidas. En su declaración final, los pueblos indígenas expresaron su agradecimiento a las Partes por haber apoyado sus recomendaciones. Dijeron que anhelaban la oportunidad de compartir experiencias relacionadas con la utilización sostenible consuetudinaria y de participar plenamente en el desarrollo del futuro trabajo dedicado al artículo 10 c) en la aplicación del Convenio a nivel local, nacional y mundial. (Siga el enlace a la declaración final completa del IIFB).

Las organizaciones de comunidades indígenas y locales que participaron en la investigación y los estudios de casos en relación con el artículo 10 c) también organizaron un evento paralelo, junto con la Secretaría del CDB y Tebtebba, en el que compartieron y explicaron importantes retos de la aplicación efectiva de dicho artículo. Entre esos retos se incluyen amenazas a las prácticas sostenibles consuetudinarias a través de la falta de derechos seguros sobre la tierra y los recursos, y la falta de reconocimiento de las leyes e instituciones consuetudinarias. El evento paralelo también puso de relieve las amenazas externas que sufren las tierras comunitarias a causa de las áreas protegidas establecidas sin respestar los derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades locales, así como las industrias extractivas y la falta de aplicación del consentimiento libre, previo e informado (CLPI). También se expresaron motivos de preocupación originados por la intención de asimilar a los pueblos indígenas a través de sistemas educativos y la prohibición de usar lenguas indígenas en las escuelas. Estas cuestiones y retos serán incluidos sin duda en el proceso de desarrollo de un nuevo componente sobre el artículo 10 c) en el próximo período.

Siga el enlace al artículo sobre este tema incluido en el boletín ECO de CBD Alliance publicado desde Montreal.