La reunión de las comunidades sobre la palma de aceite en Liberia conduce a una firme declaración sobre la ampliación de las plantaciones de palma de aceite en el país

Delegados de la reunión de las comunidades sobre la palma de aceite en Liberia
By
Ashoka Mukpo, Sustainable Development Institute (SDI) Liberia

La reunión de las comunidades sobre la palma de aceite en Liberia conduce a una firme declaración sobre la ampliación de las plantaciones de palma de aceite en el país

Representantes de comunidades de toda Liberia se reunieron en Bopolu City, en el condado de Gbarpolu, del 27 al 29 de noviembre para evaluar los impactos de la ampliación de las concesiones para plantaciones de palma de aceite que se está produciendo en Liberia en tierras que ya utilizan y poseen (de manera consuetudinaria  o de otra forma) las comunidades. Más de 150 delegados de las comunidades procedentes de los condados de Grand Cape Mount, Bomi, Gbarpolu y Sinoe participaron en la reunión, coorganizada por el Instituto de Desarrollo Sostenible (SDI por sus siglas en inglés), la Fundación Save My Future (SAMFU por sus siglas en inglés) y la organización Empresarios Sociales para el Desarrollo Sostenible (SESDev por sus siglas en inglés).

El resultado de la reunión fue una declaración firme, redactada y acordada por los representantes de las comunidades, en la que se exigía el respeto debido a los derechos, las vidas y los medios de subsistencia de las comunidades afectadas por las actuales y futuras plantaciones de palma de aceite en Liberia.

Pese a que está prevista la ampliación de las plantaciones actuales en Grand Cape Mount y Bomi (por parte de Sime Darby) y Sinoe (por parte de Golden Veroleum), queda pendiente el proyecto de Gbaropulu, donde Sime Darby tiene planeado despejar y plantar hasta 50 000 hectáreas de tierra. Las concesiones para plantaciones de ambas empresas también se extienden hasta otros cinco condados de Liberia. Las empresas han firmado contratos para concesiones de 220 000 hectáreas cada una. No obstante, se han presentado denuncias ante la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés) con respecto a las actuales plantaciones tanto de Sime Darby como de Golden Veroleum. Al celebrarse la reunión en Bopolu City, las comunidades de la zona de Gbarpolu tuvieron la ocasión de escuchar de primera mano las experiencias de las comunidades cuya tierra ya se había despejado y plantado con palma de aceite sin su consentimiento libre, previo e informado. Los delegados internacionales de Nigeria, Indonesia, Sierra Leona y Gambia también compartieron las experiencias de sus comunidades relativas a plantaciones de palma de aceite a gran escala y las estrategias de defensa de sus intereses que han utilizado como respuesta.

El Forest Peoples Programme o FPP (Programa para los pueblos de los Bosques) ha llevado a cabo recientemente dos estudios sobre las plantaciones de palma de aceite en Liberia: uno en el que se documenta hasta qué punto las plantaciones iniciales de la concesión de Sime Darby en Grand Cape Mount respetaron el derecho al consentimiento libre, previo e informado, y un segundo estudio en el que se ofrece un análisis en profundidad de los derechos humanos en los contratos de las concesiones tanto de Sime Darby como de Golden Veroleum. Se invitó al FPP a la reunión de Bopolu para que hiciera una presentación sobre su análisis de los derechos humanos en los contratos de las concesiones y resumiera las implicaciones en lo que respecta a la legislación internacional.

Entre las cuestiones cruciales relativas a los derechos en los contratos detectadas por el estudio del FPP se cuentan:

1)      Los contratos crean arrendamientos sobre grandes áreas de tierra que en la actualidad poseen, ocupan y utilizan las comunidades, sin la obligación de compartir información, consultar ni obtener el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades.

2)      Las empresas tienen el derecho contractual de solicitar el reasentamiento de las comunidades, sin que estas puedan opinar ni contar con las salvaguardas adecuadas para protegerse del desplazamiento involuntario o el desalojo forzoso. El contrato de Golden Veroleum estipula que el reasentamiento se llevará a cabo «de manera que elimine o minimice la existencia de enclaves entre las zonas desarrolladas».

3)      Las empresas tienen derecho, por contrato, a realizar una serie de actividades sobre las tierras de las comunidades sin necesidad de notificación, consulta o consentimiento previos. Pueden construir infraestructuras, controlar el acceso de las comunidades a las carreteras, talar madera, utilizar arena, piedras, roca, arcilla y grava, y drenar zonas pantanosas y humedales que son importantes para los cultivos estacionales de las comunidades, para recoger cangrejos de río y para otros usos.

4)      Los contratos dan a ambas compañías amplios poderes en cuanto a la seguridad sin salvaguardas para prevenir los abusos. Esto incluye  los poderes para capturar y detener, registrar, excluir o desalojar, alegando algo tan vago como «motivos económicos, operativos o de seguridad».

5)      Los contratos tienen poca o una inadecuada distribución de los beneficios para las comunidades locales, pese a que dichas comunidades soportan todo el costo y el daño derivados de la pérdida de tierras y recursos, así como las consecuencias socioeconómicas y culturales asociadas.

6)      Por último, una serie de disposiciones contractuales como el bajo precio del arrendamiento, numerosas desgravaciones y deducciones fiscales, y medidas de valor añadido que las empresas pueden ocultar fácilmente si así lo deciden, sugieren que los contratos son cuestionablemente un mal acuerdo para todos los liberianos y las comunidades locales.

En su declaración final los delegados de las comunidades afirmaron: «Somos los propietarios legítimos de las tierras en las que nuestras comunidades han levantado nuestras granjas, criado a nuestros hijos y practicado nuestras tradiciones» (traducción no oficial). También declararon que «Pese a que no se nos ha dado la oportunidad de otorgar nuestro consentimiento a los contratos, somos nosotros los que sentiremos los efectos de las plantaciones de palma de aceite en Liberia» (traducción no oficial), y presentaron una serie de exigencias claras y detalladas para los futuros planes de plantaciones de palma de aceite en Liberia. Entre otras, el respeto del derecho al consentimiento libre, previo e informado y el control por parte de las comunidades sobre la presencia y la explotación de plantaciones en sus tierras.

Más información

Bosque en las inmediaciones de Bopolu City, en el condado de Gbarpolu (Liberia)
By
Peter Gerhart of Gbarpolu Country
Tierra limpiada y plantada por Sime Darby en el condado de Grand Cape Mount (Liberia)
By
Tom Lomax