Los conflictos desenfrenados en el sector del aceite de palma abordados en una reunión estratégica internacional de organizaciones de la sociedad civil

Wilmar International fue objeto de protestas generalizadas de trabajadores de plantaciones y comunidades locales
By
Sawit Watch

Los conflictos desenfrenados en el sector del aceite de palma abordados en una reunión estratégica internacional de organizaciones de la sociedad civil

Tras la amplia divulgación del lanzamiento (en inglés) el 7 de noviembre de un estudio (en inglés y bahasa indonesia) sin precedentes sobre el consentimiento libre, previo e informado en 16 operaciones de palma de aceite en el sudeste de Asia y en África titulado Conflict or Consent? The Oil Palm Sector at a Crossroads (¿Conflicto o consentimiento? - El sector de la palma de aceite en una encrucijada), más de 40 organizaciones de la sociedad civil de Indonesia, Malasia, Tailandia, Filipinas, Camerún, Reino Unido, Estados Unidos y Sudáfrica se congregaron en Medan, Sumatra del Norte (Indonesia), durante un taller de tres días de duración (8-10 de noviembre) organizado por el Forest Peoples Programme, Transformasi Untuk Keadilan INDONESIA, ELSAKA y BothENDS. El objetivo del taller era hacer un balance de las lecciones aprendidas a través de varios mecanismos de resolución de conflictos que las comunidades locales afectadas por el sector del aceite de palma han utilizado hasta la fecha, y elaborar un plan de reivindicación conjunta de sus derechos basado en lo que está funcionando y lo que no para conseguir que se haga justicia y se reparen los agravios sufridos por las comunidades. Los diferentes estudios de casos incluidos en el estudio Conflict of Consent? fueron presentados por sus respectivos autores, tras lo que hubo un animado y crítico debate sobre los puntos fuertes y débiles de varias vías de resolución de conflictos utilizadas por ONG en apoyo de las comunidades locales a nivel comunitario, nacional e internacional. Entre dichas vías se incluyen el Panel de Reclamaciones y el Mecanismo de Resolución de Conflictos de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés), la Oficina del Asesor en Cumplimiento/Ombudsman (CAO) de la Corporación Financiera Internacional (CFI), tribunales locales y nacionales, comisiones nacionales de derechos humanos, los mecanismos de reclamación y los procedimientos operativos normalizados de las propias empresas, así como la reclamación de tierras, la protesta y la movilización de las comunidades. Las mismas empresas integrantes de la RSPO que están desatendiendo el derecho de las comunidades a dar o denegar su consentimiento libre, previo e informado en el sudeste de Asia manifestaron una especial preocupación por la rápida y deficientemente regulada expansión de las plantaciones de palma de aceite en el oeste de África, concretamente en Liberia, Camerún y Nigeria. También se identificó como crucial la crecientemente reconocida necesidad de una promoción conjunta de los derechos y del establecimiento de redes Sur-Sur para el intercambio de lecciones,  la concepción de estrategias y apelaciones de colaboración que permitan brindar la reparación y  justicia a las comunidades afectadas.Los asistentes se dividieron en grupos cuyos análisis a fondo condujeron a la elaboración de puntos concretos de acción para abordar las necesidades identificadas, como por ejemplo el empoderamiento de las comunidades, los medios de vida alternativos para las comunidades, la incidencia a nivel nacional y regional, la RSPO, los mecanismos internacionales de derechos humanos, la reforma jurídica y de la gobernanza, y el uso de los medios de comunicación para aumentar la concienciación pública sobre las consecuencias de la expansión de las plantaciones de palma de aceite cuando se lleva a cabo sin respetar los derechos, medios de vida y futuros libremente determinados de los pueblos indígenas y las comunidades locales. Aunque se reconoció la importancia de las normas voluntarias cuando los marcos jurídicos nacionales no protegen los derechos ni reconocen las reclamaciones de tierras de los pueblos indígenas y otras comunidades locales, todos estuvieron de acuerdo en que esas iniciativas no disminuyen en modo alguno la obligación de los Estados de proteger y respetar los derechos de sus ciudadanos. Al contrario, las iniciativas del sector privado como la RSPO pueden y deben desempeñar una función importante en lo que se refiere a impulsar la reforma jurídica y mejorar la gobernanza de la tierra en los países en los que tengan actividades las empresas que la integran, de manera que dichas empresas estén en mejores condiciones de realizar sus actividades de una manera sostenible.Durante el taller se elaboró un plan de acción y se realizó un ejercicio de asignación de responsabilidades para apoyar la incidencia futura en el sector del aceite de palma, y se escribió una carta dirigida a los grupos de trabajo nacionales europeos que están trabajando para que se certifique el origen del aceite de palma, pidiéndoles que examinen el nuevo informe y propongan acciones que ayuden a asegurar que todo el aceite de palma que entra en el mercado procede efectivamente de plantaciones “libres de conflictos”.  También se escribió una carta a la RSPO instándole a:

  • Unirse a los esfuerzos de las organizaciones de la sociedad civil para defender la norma de la RSPO y su aplicación, especialmente a través de sus instrumentos correctores, como su mecanismo de reclamaciones y su Mecanismo de Resolución de Conflictos
  • Actuar urgentemente para poner remedio a las violaciones resaltadas en Conflict or Consent? The Palm Oil Sector at a Crossroads 
  • Encargar un examen genuinamente independiente de la calidad de las auditorías de la observancia de consideraciones sociales
  • Pedir a los gobiernos que mejoren el marco jurídico-institucional que sirve de guía al sector del aceite de palma. 

Ambas cartas solicitan que los grupos de trabajo nacionales y la RSPO lleven a cabo verificaciones sobre el terreno de las condiciones en las que se está produciendo el aceite de palma, que consulten a las comunidades durante las verificaciones y que ayuden a diseñar y tomar conjuntamente medidas para poner en práctica la norma de la RSPO. El libro recién publicado fue ampliamente difundido en la reunión anual de la RSPO (conocida como RT 11), que también se celebró en Medan del 11 al 14 de noviembre. A lo largo de la RT 11, el Forest Peoples Programme codirigió tres debates abiertos sobre el Protocolo de Supervisión y gestión de los AVC de tipo 5 y 6, el CLPI y los conflictos, y sobre el recién creado Grupo de Trabajo de Derechos Humanos de la RSPO, en diálogos de múltiples partes interesadas en los que intervinieron ONG, auditores, empresas, comerciantes y pequeños agricultores que cultivan palma de aceite. La RT de este año también sirvió de escenario a una protesta conjunta de unos 2500 trabajadores de plantaciones de palma de aceite y comunidades locales afectadas. Concretamente pidieron a la RSPO que sancione a uno de sus miembros, Wilmar International, por violar sistemáticamente los derechos de los pueblos indígenas, las comunidades locales y los trabajadores en sus concesiones de Indonesia. Se accedió a celebrar una reunión entre representantes de las comunidades y representantes de la RSPO durante la que se presentó una declaración y una petición conjuntas en las que se reiteraban las peticiones de los protestantes y se exigían acciones inmediatas y concretas para remediar la apropiación y explotación de las tierras.

Más información:

 

Los protestantes denunciaron a Wilmar por la destrucción del medio ambiente, el uso de paraquat y la explotación
By
Sophie Chao
Participantes del taller dedicado al estudio Conflict or Consent, Medan, Sumatra del Norte
By
Holly Shrumm
Las protestas comenzaron en la Plaza de Merdeka y se extendieron hasta el lugar donde se estaba celebrando la RT 11
By
Sawit Watch