Camerún: el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial recomienda la adopción de una ley que proteja los derechos de los pueblos indígenas

Representantes de ONG de pueblos indígenas preparan su informe para la reunión del CERD en enero de 2010 en Yaundé, Camerún
By
Centre for Environment and Development (CED)

Camerún: el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial recomienda la adopción de una ley que proteja los derechos de los pueblos indígenas

En su 76.ª período de sesiones, del 15 de febrero al 12 de marzo de 2010, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD por sus siglas en inglés) examinó del 15.º al 18.º informe periódico de Camerún. En un informe presentado ante el Comité, una red de ONG de Camerún había denunciado anteriormente numerosas violaciones de los derechos de los pueblos indígenas (en concreto de los Baka, Bakola, Bagyeli y Bedzang). La información comunicada por la sociedad civil sirvió de base para un diálogo entre el Comité y el Estado de Camerún. A continuación el Comité hizo pública una serie de recomendaciones referentes a la situación de los pueblos Baka, Bakola, Bagyeli y Bedzang de Camerún, por ejemplo en lo que se refiere al derecho a la educación, el acceso a la justicia y su seguridad en zonas protegidas.

Los debates entre el Comité y la delegación camerunesa dieron varios resultados, entre otros la equiparación de la definición de "pueblos indígenas" utilizada en la legislación nacional con la utilizada en la legislación internacional. El Comité observó "con satisfacción que el Estado parte reconoce la existencia de poblaciones indígenas en su territorio y que el preámbulo de su Constitución asegura la protección de las minorías y ampara los derechos de los pueblos indígenas".* También destacó como positiva la aprobación por parte de Camerún de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (UNDRIP). No obstante, el Comité quiso saber si el significado de ese concepto tal y como se utiliza en la Constitución era coherente con la definición utilizada en la legislación internacional.

El Estado respondió confirmando que reconocía la existencia de pueblos indígenas en su territorio y que los pueblos "Pigmeos" (a saber, los Baka, Bakola, Bagyeli y Bedzang) y los pueblos Mbororo disfrutaban de formas específicas de protección asociadas a su condición de pueblos indígenas tal y como se define en la legislación internacional. La delegación camerunesa explicó que la terminología relacionada con los derechos de los pueblos indígenas en la legislación internacional había sido incorporada recientemente al orden jurídico nacional.

Uno de los problemas planteados por las organizaciones de la sociedad civil fue el proyecto de ley de poblaciones marginales que Camerún tiene previsto adoptar con el fin de proteger los derechos de varios grupos, incluidas las minorías y los pueblos indígenas. Varios miembros del Comité opinaron que "el concepto de "poblaciones marginales", que va en contra del espíritu del Convenio, […] estigmatiza a las minorías a las que hace referencia e impide que se reconozcan las particularidades de las poblaciones indígenas"* Por consiguiente, el Comité recomendó que Camerún dejase de utilizar el término "poblaciones marginales" y adoptase una ley específica para los derechos de los pueblos indígenas.

Para seguir las recomendaciones del Comité, la legislación sobre pueblos indígenas debería:

  • ser redactada con la asistencia y la cooperación técnica de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Organización Internacional del Trabajo;
  • tener en cuenta la recomendación general n.º 23 (1997) referente a los pueblos indígenas;
  • incorporar la definición de pueblos indígenas que se aplica en la legislación internacional.

Por último, el Comité pidió al Estado que tomase urgentemente medidas para proteger y fortalecer el derecho a la tierra de los pueblos indígenas. En concreto el Comité recomendó que el Estado parte, teniendo en cuenta la recomendación general n.º 23 (1997) referente a los derechos de los pueblos indígenas:

  • recoja en su legislación el derecho de los pueblos indígenas a poseer, usar, desarrollar y controlar sus tierras, territorios y recursos;
  • consulte a los pueblos indígenas afectados y coopere con ellos a través de sus propias instituciones representativas con el fin de obtener su consentimiento fundamentado, previo y libre antes de aprobar cualquier proyecto que pueda afectar a sus tierras, territorios o demás recursos, especialmente en lo que se refiere al desarrollo, uso o explotación de minerales, agua o cualquier otro tipo de recurso;
  • garantice a los pueblos indígenas una compensación justa y equitativa por cualquier tierra, territorio o recurso que les haya pertenecido o hayan ocupado o usado tradicionalmente y haya sido confiscado, tomado, ocupado, explotado o degradado sin su consentimiento fundamentado previo y libre;
  • se asegure de que el procedimiento legal para registrar un terreno respete debidamente las costumbres, tradiciones y sistemas de tenencia de la tierra de los pueblos indígenas interesados sin ningún tipo de discriminación;
  • proteja a los pueblos indígenas frente a cualquier ataque de su integridad física o mental y procese a los responsables de actos de violencia o agresiones dirigidos a pueblos indígenas.

* Traducción no oficial del francés.

 

Arbol de gran importancia cultural, medicinal y económica así como de subsistencia para los pueblos indígenas de Camerún
By
John Nelson