La Petición Batwa Ante El Tribunal Constitucional De Uganda

La Petición Batwa Ante El Tribunal Constitucional De Uganda

Autor: Organización Unida para el Desarrollo Batwa en Uganda (UOBDU)

El 8 de febrero de 2013 los Batwa de Uganda presentaron una petición ante el Tribunal Constitucional de Uganda para que se reconociera su condición de pueblos indígenas según el derecho internacional.  Además pidieron que se les compensara por la marginación histórica y las continuas violaciones de los derechos humanos que han sufrido como consecuencia de haber sido desposeídos de sus tierras forestales ancestrales por el Gobierno.Antes de ser desalojados, los Batwa habían vivido en el bosque desde tiempos inmemoriales. Las medidas adoptadas para expulsar a los Batwa, crear zonas de «protección medioambiental» y limitar tanto el acceso al Parque Nacional Impenetrable de Bwindi, el Parque Nacional de Gorilas de Mgahinga y la Reserva Forestal Central de Echuya como el uso de los mismos, dieron lugar a la violación de los derechos de propiedad de los Batwa sobre sus tierras ancestrales. Si bien la protección colonial del bosque comenzó en la década de los 20, la mayoría de los Batwa continuaron viviendo en el bosque y utilizando sus recursos hasta los años 90, momento en el que fueron desalojados, sin consultarles, indemnizarles adecuadamente ni ofrecerles tierras alternativas.Como resultado los Batwa se han visto privados del corazón de su cultura, sus tradiciones, sus creencias y su riqueza. Se han convertido en ocupantes ilegales de la tierra de otros pueblos y ahora sufren una pobreza extrema, malnutrición y problemas de salud. Están sometidos a altos niveles de discriminación en la sociedad ugandesa y no se les trata ni se les percibe como ciudadanos iguales. La lista de violaciones de los derechos humanos de las que son objeto es larga: trabajos forzados, falta de representación y participación política, falta de acceso a la educación, la vivienda, la atención sanitaria, la seguridad y los beneficios sociales … y la lista sigue. La cuestión central para los Batwa es su tierra. Hasta la fecha los Batwa no se han beneficiado de los ingresos y las oportunidades de empleo derivados de la explotación gubernamental de las áreas protegidas. Se considera que los ingresos generados con las actividades que ahora se realizan en las tierras ancestrales de los Batwa son de interés público. Sin embargo, estos ingresos no han sido redistribuidos para abordar los impactos negativos que han sufrido los Batwa tras ser desalojados de sus tierras ancestrales sin su consentimiento libre, previo e informado y sin una compensación adecuada. La restitución de tierras, el reasentamiento, la compensación y las medidas positivas para corregir las violaciones de los derechos humanos de los Batwa deberían ser una prioridad gubernamental, pero estas cuestiones simplemente no están en el orden del día.Desde su creación en el año 2000, la Organización Unida para el Desarrollo Batwa en Uganda (UOBDU por sus siglas en inglés) ha estado apoyando a los Batwa para que las comunidades se unan y participen en la defensa informada de sus derechos humanos y a la tierra. Tras años de consultas, la voz de los Batwa es más potente: las comunidades han perseguido una compensación del Gobierno a través de numerosos intercambios y debates con los consejos locales, varios departamentos gubernamentales y el Parlamento de Uganda. También han buscado el apoyo de mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos, lo que ha llevado a la emisión de una orientación clara sobre cómo debería abordar Uganda la situación de los derechos humanos de los Batwa. Sin embargo la esperanza de lograr compensaciones fuera de los tribunales se desvaneció, ya que las autoridades nacionales no tomaron medidas concretas de reparación. Los Batwa han hablado con el Gobierno pero no han sido escuchados. En vez de eso les han ofrecido promesas vacías que no se han cumplido.En consecuencia, representantes de los Batwa y de UOBDU han dirigido una petición al Tribunal Constitucional de Uganda en la que involucran al Fiscal General del Estado, la Autoridad Nacional Forestal y la Autoridad de Fauna y Flora Silvestre de Uganda (UWA por sus siglas en inglés). A fecha de junio de 2014 el caso aún no ha sido incluido en la lista de causas que van a ser escuchadas en el tribunal, pero los Batwa están siguiendo de cerca el proceso para que su demanda reciba la atención que se merece. Además de tomar una decisión sobre el tema de la restitución de tierras y la compensación por violaciones de los derechos humanos, solicitan al Tribunal Constitucional que proporcione una interpretación del derecho internacional y la aplicación de los principios y normas internacionales y regionales relativos a los derechos de los pueblos indígenas. Para que se consideren plenamente las demandas de derechos territoriales de los Batwa es necesario armonizar el derecho nacional con el internacional.Mientras los Batwa esperan a que su caso sea incluido en la lista y escuchado en los tribunales, las comunidades siguen sufriendo la violencia y la discriminación de grupos étnicos vecinos. En un ejemplo de la discriminación y el empeoramiento de la marginación que sufren los Batwa en Uganda, el domingo 8 de junio de 2013 las comunidades Batwa de Ryabitukuru, en el Distrito de Kisoro, fueron expulsadas de sus hogares y sus casas incendiadas. De los 14 núcleos familiares de la comunidad, 13 fueron atacados, dejando a muchas familias en la indigencia y sin hogar. A pesar de que las casas de los Batwa están diseminadas por una zona amplia, la turba violenta solo necesitó dos horas para ir de casa en casa destruyendo completamente casi todas las propiedades.Temiendo por su vida y después de haber visto su comunidad destruida, los Batwa huyeron a la comisaría más cercana en busca de protección y posteriormente fueron puestos al cuidado de una organización no gubernamental (ONG) local y gente de bien que han tratado de proporcionarles alimentos, agua, utensilios, mantas y ropa. Los Batwa fueron trasladados a un edificio que normalmente recibe el nombre de Casa CARE, y que tras ser construido por CARE pasó a manos del Gobierno local y forma parte del centro Rubugiri. No se pidió a ninguna ONG concreta que cuidara de ellos pero la gente de bien sabía que estaban allí acampados y acudía a ayudarles.UOBDU está siguiendo de cerca la investigación penal que está llevando a cabo la policía. Tanto UOBDU como los líderes locales están trabajando duro para asegurar que la comunidad Batwa pueda regresar a su tierra sin miedo a la violencia y la discriminación por parte de sus vecinos. Actualmente los Batwa están regresando a su tierra.Para obtener más información sobre la petición de los Batwa póngase en contacto con:Penninah Zaninka - Coordinador de Programas de UOBDUUnited Organisation for Batwa Development in Uganda (UOBDU)P.O. Box 169Plot 3 Bazanyamaso RoadKisoro, UgandaTel./Fax: +256(0) 486 4 30 140Correo electrónico: uobdubatwa@gmail.com