Reconocimiento y Ampliación de Territorios de los Pueblos Originarios en Colombia crítico en Proceso de Paz

Reconocimiento y Ampliación de Territorios de los Pueblos Originarios en Colombia crítico en Proceso de Paz

Nota de Prensa Llamamiento Mundial a la Acción sobre los derechos territoriales de los pueblos indígenas y las comunidades

En Colombia, mas del 30% del territorio nacional se ha titulado oficialmente a los Pueblos Indígenas de este país, con otros 6 millones de hectáreas de territorios colectivos reconocidos para las Comunidades Negras. Sin embargo, estos territorios se desconocen de hecho en las acciones del Estado quien otorga concesiones mineras, petroleras, maderables y otros sobre estos territorios, sin respetar el consentimiento previo, libre e informado de los Pueblos. La presión territorial se agudiza marcadamente por los grupos al margen de la ley, quienes siguen invadiendo de manera permanente estos territorios para desarrollar actividades como la minería ilegal, dejando atrás desastres ambientales y sociales, violando los derechos territoriales de los pueblos originarios. Irónicamente, el proceso de paz también incrementa estas presiones, en razón a que las FARC y el Estado están acordando procedimientos en los territorios, sin el concurso de los pueblos étnicos.

“Con el proceso de paz a punto de concluir con un Acuerdo en la Habana a finales de marzo, los Pueblos Originarios de Colombia tememos que nuestros territorios serán recortados en vez de ampliados,” constata una militante del Palenke Alto Cauca–PCN, instancia de gobierno regional de las Comunidades Negras representadas nacionalmente por el Proceso de Comunidades Negras (PCN). “Este recorte, para dar paso a la reintegración de excombatientes del conflicto armado en nuestros territorios, la implementación de acuerdos sobre reservas campesinas, y la inversión extranjera en megaproyectos y esquemas de mitigación de cambio climático. Están especulando con nuestros territorios, en un proceso donde ni si quiera estamos en la mesa de negociación!”

Mientras que hay temor de que no se tomen en cuenta las necesidades territoriales de los Pueblos Originarios en la negociación e implementación de los Acuerdos de Paz, los que ya deberían de ser reconocidos por el Estado enfrentan desprotección.

“El Estado desconoce totalmente el territorio que tenemos como Resguardo colonial,” declara Carlos Gómez Restrepo, Cabildo Gobernador del Resguardo Indígena Cañamomo Lomaprieta (Riosucio, Supía – Caldas), cuyo territorio esta cruzado con concesiones mineras otorgadas y otras solicitadas sin el consentimiento de la Autoridad Indígena del Cabildo. “Pero si no fuera grave el no cumplir con reconocer y proteger el poquito territorio que si tenemos, mas grave aun es que este trocito de territorio que nos dejaron después de todo un proceso de desposesión desde la llegada de los españoles, no es suficiente para sostener la población Embera Chamí que habitamos en el.”

En efecto, Cañamomo Lomaprieta cuenta con una población de 24.315 habitantes para un total de 8268 familias, viviendo en unos 4.826 hectáreas. Según la agencia estatal INCODER, con esta población debería de contar con 82.680 hectáreas, siguiendo las pautas establecidas de que cada familia debería de tener un mínimo de 10 hectáreas de Unidad Agrícola Familiar.

“Es decir, tenemos un déficit  de 94.16 % de hectáreas para el territorio,” enfatiza el Cabildo Gobernador. “Y eso bajo la lógica del Estado, no la lógica nuestra donde ancestralmente nuestro territorio cubría mucho más.”

En el Norte del Cauca, los Consejos Comunitarios viven una situación agredida por el conflicto armado, y una masiva invasión de minería criminal/ilegal y del mono-cultivo de la caña de azúcar para la producción de biocombustible (alcohol carburante). Aquí los consejos comunitarios tienen 1000 hectáreas tituladas (Zanjón de Garrapatero, Cuenca Cauca, La Toma, Pureto, Aires de Garrapatero y Bodega Guali), y aspiran a duplicar esto por cien, para llegar a 100,000 hectáreas.

Con este contexto tan alarmante y la coyuntura actual en Colombia, “el llamamiento global sobre los derechos territoriales de los Pueblos Indígenas y las comunidades ha llegado en un momento crítico para nosotros,” dijo Armando Caracas del Palenke Alto Cauca-PCN. “Tenemos mucha esperanza de que esta campaña no solo nos ayude a los pueblos a nivel global a que se duplique los territorios que se nos reconozca oficialmente para el 2020; pero que mientras tanto, sigamos juntando nuestros esfuerzos, y tejiendo nuestras estrategias para que nuestros derechos territoriales se respeten de hecho, aun si no tenemos el reconocimiento estatal. Pues el territorio lo es todo para nosotros: sin territorio, no somos nada.”

Contactos para la prensa:

Viviane WeitznerForest Peoples ProgrammeEmail: vweitzner@gmail.comTel: +1 (819) 664-6089

Héctor Jaime VinascoResguardo Indígena Cañamomo LomaprietaEmail: ingruma@gmail.comTel: +57 3183972770

Cesar Harvey Perlaza RodriguezPalenke Alto Cauca-PCNEmail: chperla@yahoo.esTel: +57 3166939674