La Fiscalía ambiental peruana documenta la violación de la orden de suspensión del Gobierno peruano por parte de la empresa Plantaciones de Pucallpa

La Fiscalía ambiental peruana documenta la violación de la orden de suspensión del Gobierno peruano por parte de la empresa Plantaciones de Pucallpa

Activistas indígenas bajo amenaza

Actualización urgente: Un video que registra una visita oficial a la plantación de palma aceitera de Plantaciones de Pucallpa en Ucayali por parte de fiscales y funcionarios ambientales peruanos documenta cómo la empresa ha mantenido sus operaciones agrícolas en violación de la orden de suspensión expedida por el Ministerio de Agricultura en septiembre de 2015.  

En el video, el personal de seguridad privada y los individuos que trabajan en la plantación afirman que la tierra pertenece a su empleador, que según ellos es un particular, y no a la empresa Plantaciones de Pucallpa. Los funcionarios del Ministerio de Agricultura, que estuvieron presentes en la investigación el 5 de mayo de 2016, explican sin embargo que de acuerdo a la base de datos oficial esta tierra pertenece a Plantaciones de Pucallpa y que dicha empresa ha seguido con sus operaciones en contravención de la orden de suspensión de septiembre de 2015 emitida por el Ministerio de Agricultura.

La suspensión fue ordenada después de que investigaciones de campo y con satélite revelaron que la deforestación de más de 5000 hectáreas de bosques (la mayoría probablemente primarios) había sido llevada a cabo sin la autorización requerida.  

Las autoridades y representantes del pueblo indígena Shipibo de Santa Clara de Uchunya han venido denunciando las operaciones de la empresa, ya que se superpone a sus tierras tradicionales que aún no han sido tituladas. En efecto, informaron que el equipo de investigación, que incluía personal de la policía, fue seguido de vuelta al pueblo por casi 100 individuos, muchos de los cuales llevaban machetes y palos. Dos días más tarde, Robert Guimaraes, presidente de FECONAU, la federación indígena local que representa a Santa Clara informó que:

“El domingo en la noche cuando la comunidad iniciaba a celebrar el día de la Madre, 3 sujetos encapuchados y armados llegaron en bote de motor 60 HP aproximadamente como a las 9 de la noche a la casa habitada únicamente por un anciano, preguntando por Washington Bolívar y mi persona Robert Guimaraes, preguntaron si estábamos en la comunidad….Todo este escenario de intimidación y, hostigamiento viene claramente de Plantaciones de Pucallpa SAC.”

El equipo investigador también visitó varias parcelas contiguas que fueron otorgadas por las autoridades regionales en diciembre de 2015 a particulares con las “constancias de posesión”, sobre la base de que había evidencia de ocupación. Esto fue denunciado en aquel momento por los residentes de Santa Clara, que señalaron que estas áreas también formaban parte de su territorio tradicional y que estaban sujetas a la aplicación en curso de derechos de la tierra, y que no había en absoluto ninguna evidencia de ocupación de esta zona por parte de terceros.

Esta posición de la comunidad fue confirmada por el fiscal durante su visita al campo que según las autoridades de la comunidad señaló "[e]n  las 17 constancias de posesión no se encontró explotación económica alguna, no tienen lindero bien definido ni conocen la ubicación exacta de sus parcelas”. 

"Todo esto confirma lo que sabemos ya", dijo Jamer Agustin, coordinador de FECONAU. "Esta es una prueba más del modus operandi de empresas como Plantaciones de Pucallpa y el tráfico de tierras facilitados por la corrupción de nuestras propias autoridades. Primero que promueven la ocupación de la tierra, luego obtienen los certificados que falsifican que estas tierras han sido utilizadas y ocupadas históricamente por estas personas y en base a esto consiguen los títulos de propiedad. Eventualmente, estas empresas compran estas tierras y sus títulos de propiedad y afirman que las tierras ya han sido deforestadas para evitar las restricciones a la conversión de bosques primarios”.

FECONAU y Santa Clara de Uchunya están exigiendo medidas urgentes por parte de las autoridades peruanas en primer lugar para garantizar la integridad física de los líderes de la comunidad y del Sr. Bolívar y el Sr. Guimaraes. También instan una acción urgente por parte de las autoridades peruanas para hacer cumplir su orden de suspensión y que se anulen las 17 constancias de posesión adjudicadas sobre el territorio de la comunidad de Santa Clara de Uchunya. Finalmente, exigen que se restituye la propiedad y posesión del territorio ancestral de la comunidad en conformidad con sus derechos como pueblos indígenas y las obligaciones legales del Estado Peruano. 

FECONAU ha publicado una declaración

Contactos:

Jamer Agustin, 0051954903423, feconau1@gmail.com

Conrad Feather, 00 44 7792979817, conrad@forestpeoples.org