¿La «CP de los Bosques»? - Aspectos destacados de la 19.a Conferencia de las Partes en la CMNUCC en cuanto a los bosques y los pueblos indígenas

El Foro Internacional de los Pueblos Indígenas sobre Cambio Climático (IIPFCC por sus siglas en inglés) en Varsovia
By
Francesco Martone

¿La «CP de los Bosques»? - Aspectos destacados de la 19.a Conferencia de las Partes en la CMNUCC en cuanto a los bosques y los pueblos indígenas

Las cruciales decisiones sobre la REDD+ adoptadas en la 19. ª Conferencia de las Partes (CP 19) en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) celebrada en Varsovia, así como las futuras negociaciones sobre el clima en el marco de la Convención y los compromisos de financiación de donantes, como el Reino Unido, supondrán grandes retos para los derechos de los pueblos indígenas y sus defensores.

La CP 19 de la CMNUCC (que se celebró del 11 al 22 de noviembre de 2013) ha sido apodada la  «CP de los Bosques». Teniendo pendientes soluciones para cuestiones críticas como la financiación para hacer frente al cambio climático, los compromisos de reducción de las emisiones y la compensación por pérdidas y daños, las Partes adoptaron una «caja de herramientas» para la REDD+ que incluye el monitoreo, el reporte y la verificación, los niveles de emisiones de referencia y los niveles forestales de referencia. Otras decisiones relativas a la REDD+ adoptadas en la CP 19 obligan a los Gobiernos a proporcionar sistemas de información sobre las salvaguardias, que demuestren cómo se están abordando y respetando las salvaguardias durante la realización de actividades de REDD+. Para poder recibir pagos basados en resultados hay que presentar estos sistemas de información sobre las salvaguardias. En la CP también se tomó una decisión sobre los impulsores de la deforestación. Si bien no se llegó a reconocer el papel y los efectos de los impulsores «externos», como el comercio y el consumo de productos forestales y agrícolas (principalmente debido a la presión de Brasil e Indonesia), el documento sí alienta a las «Partes, organizaciones y el sector privado a tomar medidas para reducir los impulsores de la deforestación y la degradación de los bosques». Como era de esperar, el principal tema de controversia para los pueblos indígenas era el lenguaje ambiguo utilizado en la reunión del OSACT de junio de 2013 («Tomando nota de que los medios de vida pueden depender de actividades relacionadas con impulsores de la deforestación y la degradación de los bosques y que hacer frente a estos impulsores puede tener un costo económico e implicaciones para los recursos nacionales» [traducción no oficial]).A los pueblos indígenas les preocupaba que este lenguaje ambiguo pudiera dar a entender que sus medios de vida son impulsores de la deforestación, así que plantearon la cuestión a las Partes con la intención de que se redactase de nuevo la frase de manera que quedase claro que no se debe considerar que los medios de vida de los pueblos indígenas impulsan la deforestación sino que contribuyen a la conservación de los bosques. Finalmente las Partes acordaron incluir una nota en el informe de la CP aclarando que con ese texto no se pretendía estigmatizar los medios de vida de los pueblos indígenas. En otras decisiones de la CP se abordó la coordinación del apoyo financiero para la REDD+, y se pidió al Comité Permanente de Financiación de la CMNUCC que considerase la cuestión de la financiación para los bosques. Los pueblos indígenas también se centraron en el GPD (Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para una acción reforzada), ya que probablemente la REDD+ va a ser incluida en las negociaciones de la adaptación y la mitigación basadas en la tierra, que son más amplias, con el riesgo de que el lenguaje anteriormente acordado sobre los derechos y los instrumentos de los pueblos indígenas, como por ejemplo la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (DNUDPI), pierdan su significado original. El concepto de mitigación y adaptación basadas en la tierra abre una vía hacia nuevos enfoques de la gestión y la conservación de los bosques con fines relacionados con el clima. Uno de esos enfoques, concretamente «el enfoque de paisaje», fue debatido por los participantes del Foro Global sobre Paisajes, que se celebró paralelamente a la CP. El Fondo del Biocarbono del Banco Mundial también lanzó la «Iniciativa sobre Paisajes Forestales Sostenibles» (ISFL por sus siglas en inglés), financiada por Noruega (135 millones de dólares americanos), el Reino Unido (120 millones de dólares americanos) y los Estados Unidos (25 millones de dólares americanos). Asimismo el Reino Unido continuará contribuyendo al Fondo de Carbono del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques y Alemania ampliará su programa REDD+ Early Movers  con 12 millones de euros. Noruega, que ha asignado 40 millones de dólares americanos adicionales para el Programa ONU-REDD, y Alemania aumentarán su apoyo para pagos basados en resultados en Colombia y Ecuador. También se hizo pública una declaración conjunta de Colombia, Noruega, Alemania y el Reino Unido en la que apoyaban el objetivo del Gobierno de Colombia de acabar totalmente con la deforestación de la Amazonia para 2020. Los resultados de la CP 19 plantean grandes retos, puesto que este nuevo empujón de arriba abajo para facilitar la REDD+ se produce cuando las actividades de implementación y preparación en la mayoría de las naciones forestales apenas han empezado y se han tomado pocas medidas para asegurar los derechos de tenencia de la tierra de los pueblos de los bosques. El principal foco de atención debe ser la aplicación rigurosa de salvaguardias a nivel nacional, lo cual debe ser una prioridad de todas las Partes implicadas. Los esfuerzos de promoción y defensa tienen que asegurar que los compromisos climáticos internacionales estén basados en instrumentos y normas internacionales de derechos humanos, como la DNUDPI, y que estos son aplicados en la práctica en el terreno. De lo contrario, las preocupaciones por los problemas con la REDD+ y la falta de atención a los impulsores de la deforestación continuarán, haciendo poco probable que disminuyan las tasas de deforestación.Para obtener información más detallada sobre los resultados de la CP 19 y sus impactos en los pueblos de los bosques y los pueblos indígenas, consulte el informe más reciente del Forest Peoples Programme.Más información

http://unfccc.int/documentation/documents/advanced_search/items/6911.ph… http://unfccc.int/files/meetings/warsaw_nov_2013/decisions/application/…