Las mujeres indígenas piden al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer que reconozca los derechos colectivos de los pueblos indígenas

Para proteger los derechos de las mujeres indígenas es necesario que se reconozcan sus derechos colectivos como miembros de PPII
By
Christian Erni

Las mujeres indígenas piden al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer que reconozca los derechos colectivos de los pueblos indígenas

«Para abordar las situaciones concretas a las que se enfrentan las mujeres indígenas, los derechos colectivos de los pueblos indígenas deben ser reconocidos como parte de la protección de los derechos individuales de los indígenas. A la hora de interpretar y aplicar los tratados de derechos humanos que cubren los derechos individuales, entre ellos la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), se debería tomar como referencia la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas».Recomendación del AIPP, la NIWF y el FPP al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité de la CEDAW).Las mujeres indígenas enfrentan una multitud de formas de discriminación, como ha destacado recientemente una presentación (disponible solamente en inglés) de la fundación AIPP (Pacto de los Pueblos Indígenas de Asia), la NIWF (Federación Nacional de Mujeres Indígenas) y el FPP (Programa para los Pueblos de los Bosques) al Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer. La presentación se centra en la necesidad de considerar de manera específica y apropiada los derechos de las mujeres indígenas a la hora de aplicar las leyes que protegen los derechos de las mujeres, para así abordar tanto las cuestiones relacionadas con la condición de indígena como las cuestiones de género. La razón para esta presentación era influir en la creación de jurisprudencia específica para aplicar el derecho internacional a las circunstancias de las mujeres indígenas. El Comité de la CEDAW está elaborando en la actualidad una «recomendación general», un documento orientativo de interpretación jurídica que explica cómo espera el Comité que los Estados apliquen la Convención. El Comité hace recomendaciones sobre cualquier cuestión que afecta a las mujeres, a las que en su opinión los Estados partes deberían prestar más atención. El Comité ya ha hecho treinta recomendaciones generales (que se pueden ver aquí) que abordan varios aspectos de la Convención, pero de momento ninguna ha tratado la cuestión de la intersección entre la discriminación étnica o racial y la discriminación por razón de género. La recomendación general actual tiene la finalidad específica de abordar la aplicación del artículo 14 de la Convención, artículo que trata con los derechos de las mujeres en zonas rurales. Dado que las tierras y los recursos consuetudinarios de los pueblos indígenas suelen estar muy lejos de los centros urbanos, existe un claro solapamiento entre las mujeres rurales y las mujeres indígenas. Por lo tanto, quizá no sea de extrañar que las áreas cubiertas por el artículo 14 sean en parte iguales que las cubiertas por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas (DNUDPI). El artículo 14 resalta derechos concretos que tienen que ser cuidadosamente considerados y protegidos para las mujeres rurales, por ejemplo el derecho a participar en planes de reforma agraria y de reasentamiento,[1] a la educación y a participar en programas de formación,[2] a participar en planes de desarrollo,[3] a participar en la vida comunitaria,[4] a acceder a servicios de atención médica[5] y otros derechos. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas también hace referencia a estos derechos y los protege en el contexto de los derechos colectivos de los pueblos indígenas. Sin embargo, el contenido completo de estos derechos y el énfasis puesto en la mejor forma de protegerlos no son iguales en los dos instrumentos internacionales y es necesario buscar la coherencia entre ellos. En definitiva, la protección eficaz de las mujeres indígenas contra las múltiples formas de discriminación a las que se enfrentan requiere, más aún exige,  la aplicación de las múltiples leyes diseñadas para protegerlas

 Las mujeres indígenas de varios rincones del mundo han enviado constantemente este mismo mensaje al Comité de la CEDAW así como a otros mecanismos de derechos humanos. Otros informes presentados por organizaciones de mujeres indígenas de Uganda, Nepal, la República Democrática del Congo y Colombia también han influido considerablemente en la jurisprudencia del Comité de la CEDAW. Además, mujeres indígenas en Latinoamérica están preparando actualmente un documento que tiene el fin de guiar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en la forma en la cual debe tratar con los casos relacionados con la violación de los derechos de las mujeres indígenas.   Estas mujeres indígenas presentaron un resumen general de la información en una audiencia celebrada por la Comisión en marzo de 2012.

Más información:

[1] Artículo 14 g) de la CEDAW: «Obtener acceso a los créditos y préstamos agrícolas, a los servicios de comercialización y a las tecnologías apropiadas, y recibir un trato igual en los planes de reforma agraria y de reasentamiento» (sin cursiva en el original).

[2] Artículo 14 d) de la CEDAW: «Obtener todos los tipos de educación y de formación, académica y no académica, incluidos los relacionados con la alfabetización funcional, así como, entre otros, los beneficios de todos los servicios comunitarios y de divulgación a fin de aumentar su capacidad técnica».

[3] Artículo 14 a) de la CEDAW: «Participar en la elaboración y ejecución de los planes de desarrollo a todos los niveles».

[4] Artículo 14 f) de la CEDAW: «Participar en todas las actividades comunitarias».

[5] Artículo 14 b) de la CEDAW: «Tener acceso a servicios adecuados de atención médica, inclusive información, asesoramiento y servicios en materia de planificación de la familia».