Forest Peoples Programme Supporting forest peoples’ rights

El bosque de Ngoyla-Mintom en Camerún: la perspectiva de los Baka

18 Febrero de, 2013

Ngoyla-Mintom es una región montañosa forestal que debe su nombre a dos distritos en sendas regiones de Camerún: Ngoyla en la Región Este y Mintom en la Región Sur. Este bosque tropical se ha hecho famoso por ser el objetivo de diversos actores, incluidos el Gobierno de Camerún, las empresas privadas y la comunidad internacional, para varios fines diferentes. En los últimos meses Ngoyla-Mintom se ha ganado la reputación de ser un bloque forestal sin explotar previamente, que despertó rápidamente el interés del Ministerio de Bosques de Camerún, interesado en vender partes del bosque en subasta a empresas madereras privadas.

No obstante, este bosque también ha despertado grandes esperanzas para la conservación debido a su valor estratégico como corredor biológico para los animales del denominado TRIDOM (Tri-national of Dja Odzala and Minkebe, o Trinacional de Dja Odzala y Minkebe), una extensa superficie forestal en tierras bajas que se extiende por Camerún, la República del Congo y Gabón. A lo largo de los últimos cinco años ha sido además considerado para proyectos de secuestro de carbono. 

Este bosque se enfrenta a una amplia variedad de retos y es una fuente potencial de muchos conflictos: los pueblos indígenas, como por ejemplo los Baka y otras comunidades forestales, ha sido excluidos con mucha frecuencia de debates sobre el bosque, a pesar de haber sido quienes lo han preservado eficaz y sosteniblemente durante milenios.

Para ayudar a las comunidades Baka y Bantu que viven en esta zona, el Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques), OKANI y CED organizaron una serie de consultas sobre varias cuestiones, como por ejemplo el trazado de mapas del uso de los recursos forestales en el bosque de Ngoyla-Mintom.

Con este fin se organizaron dos mesas redondas en Mintom y Lomié respectivamente, donde se reunieron los principales actores con intereses en el bosque de Ngoyla-Mintom.  Cabe señalar que los funcionarios de la Administración local acogieron muy favorablemente estas oportunidades para mantener un intercambio abierto, y que la mesa redonda de Mintom contó con una nutrida asistencia de alto nivel que incluyó al Subprefecto y al Alcalde, y que la de Lomié contó con la presencia del Alcalde de Ngoyla y el Adjunto del Distrito en representación del Subprefecto, que no pudo asistir.

La perspectiva de los Baka:

Los Baka, que asistieron a las dos reuniones, acogieron favorablemente la atención de las autoridades y la calidad de sus contribuciones. Los Baka solicitaron la participación de las autoridades de la Administración en todas las etapas de los procesos relacionados con las actividades  realizadas en el bosque, por ejemplo en la presentación de sus mapas y durante el trazado de mapas del bosque. Eso permitiría que los diferentes actores apreciaran hasta qué punto estos pueblos están conectados con el entorno en el que viven: el bosque. Tal y como dijo Ndoyi, un Baka de la aldea de Lelen: «Todo debería empezar en casa; si debes sanar, empieza en tu casa. Un líder debería conseguir que le escuchen todas las partes implicadas para llegar a un compromiso, dar consejo, educar y sensibilizar» (traducción no oficial). 

Los Baka también pidieron que los mapas que han trazado sean presentados en Yaundé, ya que allí es donde se toman las decisiones importantes y de alto nivel sobre los bosques.

También solicitaron que se brinde capacitación en cuestiones que afecten a los Baka a los líderes locales que ellos mismos han elegido (como por ejemplo los concejales y los députés). 

Asimismo solicitaron que se institucionalizara un mecanismo de diálogo entre las instituciones dedicadas específicamente a las cuestiones que les afectan y las autoridades locales pertinentes.

Posibles pasos que los Baka darán a continuación:

- Informar a las oficinas de la Administración y a las autoridades locales sobre el proceso de REDD y los pueblos indígenas, y equiparlas para abordar dichas cuestiones.

- Distribuir los mapas trazados.

- Trazar mapas de las comunidades que viven junto a la zona del proyecto.

- Continuar el diálogo sobre el bosque de Ngoyla-Mintom en lo que respecta a los retos que le caracterizan: la minería y el desarrollo de infraestructuras de transporte (como el ferrocarril Mbalam-Kribi).

- Hacer copias en formato grande de los mapas locales que se han trazado y darles prominencia en los diferentes debates futuros sobre este bosque.

  

FIRST PUBLISHED IN THE ENEWSLETTER