Nota conceptual preliminar del Forest Peoples Programme - UICN para las evaluaciones piloto de Whakatane

Nota conceptual preliminar del Forest Peoples Programme - UICN para las evaluaciones piloto de Whakatane

Antecedentes

En la conferencia sobre “Compartir el poder: Una Nueva Visión para el Desarrollo” de la UICN CPAES llevada a cabo en Whakatane, Nueva Zelandia, en enero de 2011, se llevó a cabo una reunión entre los representantes indígenas, los presidentes de tres de las comisiones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza - UICN (la Comisión de Política Ambiental, Económica y Social (CPAES), la Comisión Mundial de Áreas Protegidas (CMAP) y la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE)); y las sub-comisiones (Tema sobre las comunidades indígenas y locales, la equidad y las áreas protegidas (TILCEPA) y el Tema sobre gobernanza, equidades y derechos (TGER)), además de personal clave de la secretaría de la UICN (el Director del Programa del Medio Ambiente y Desarrollo, y el Asesor Sénior en Políticas Sociales) y otros empleados de la UICN, de la Conservación Internacional y del FPP.

El resultado de dicha reunión fue un acuerdo para implementar una serie de medidas, conocido como el mecanismo de Whakatane.  Este mecanismo tiene como objetivo el revisar la implementación de las resoluciones relacionadas con los pueblos indígenas adoptadas en el 4° Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN (WCC4) realizado en Barcelona, España, en 2008, y el avanzar su implementación. Dicho mecanismo tendrá el fin de identificar vacíos entres los compromisos y la práctica.

Estas resoluciones, junto con el Plan de Acción de Durban y el Programa de trabajo sobre las áreas protegidas (PoWPA) de la Convención sobre la diversidad biológica (CDB) de las Naciones Unidas, son frecuentemente denominadas como el “nuevo paradigma de la conservación”.  En efecto, son cruciales para garantizar que las prácticas de conservación respetan los derechos indígenas, incluyendo aquellos especificados en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, así como su participación total y efectiva en las políticas y en la práctica. Desafortunadamente, la implementación de estas decisiones en apoyo de los pueblos indígenas ha tenido muchos altibajos, como se describe en numerosas publicaciones sobre los efectos sociales de la conservación.  Los detalles del acuerdo de Whakatane pueden encontrarse en línea (online), y las acciones específicas decididas se encuentran disponibles en el apéndice de este documento.

Entre estas decisiones, la UICN acordó implementar las Evaluaciones de Whakatane de las áreas  protegidas a nivel local, en asociación con las organizaciones de los pueblos indígenas (OPI), el FPP, la CPAES, las TILCEPA y el TGER.   Éstas son requeridas por el UICN de conformidad con la resolución 4.048 del WCC4  para darle seguimiento al Acuerdo de Durban y al Plan de acción, y de conformidad con la resolución 4.052 que busca desarrollar un “mecanismo para tratar y para compensar los efectos de las injusticias históricas y actuales entre los pueblos indígenas, realizadas en nombre de la conservación de la naturaleza y de los recursos naturales”.  Estas decisiones están conformes con el acuerdo de integrar los elementos de la DNUDPI en el UICN.

Se acordó que las evaluaciones piloto deben identificar y tratar las áreas problemáticas, en dónde los pueblos siguen siendo afectados por las áreas protegidas, o por las áreas protegidas propuestas, y en dónde sus derechos han sido violados. Además deben proponer soluciones y desarrollar procesos transparentes y responsables para implementarlas. Estas evaluaciones piloto deben especificar recomendaciones para tratar con las brechas existentes entre las prácticas observadas y el “nuevo paradigma de conservación”.  Además, deberán identificar, aplaudir y apoyar aquellos proyectos exitosos al igual que las mejores prácticas.   Los resultados serán entregados en talleres nacionales, en los cuales se idearán entonces diferentes formas poner en práctica las recomendaciones hechas en las evaluaciones, incluyendo en las políticas nacionales y en conexión con los aspectos legales e institucionales.

Las evaluaciones de Whakatane serán implementadas por un Grupo Directivo, bajo la CPAES. Este grupo estará compuesto por diferentes OPI (por lo menos una por continente, y no tienen que ser necesariamente miembros del UICN), por el FPP, por representantes de la Iniciativa de Conservación y Derechos Humanos (CIHR) y representantes de la CPAES y de la CMAP.  Cada organización nominará sus propios representantes.  En el caso de la organizaciones de los pueblos indígenas, los miembros del UICN escogerán entre ellos mismos, y se escogerán representantes externos por el Foro Indígena Internacional sobre la biodiversidad (FIIB)/ Comité de Pueblos Indígenas sobre la Conservación (CPIC).

Esta nota informativa brinda detalles acerca de la estructura de las evaluaciones piloto de Whakatane.