Los derechos de los pueblos de los bosques de la cuenca del Congo y su participación en los beneficios de la REDD

Las comunidades indígenas y locales en el distrito de Bikoro dependen del bosque para la mayor parte de sus medios de vida
By
John Nelson, Forest Peoples Programme

Los derechos de los pueblos de los bosques de la cuenca del Congo y su participación en los beneficios de la REDD

Varios miembros del personal del Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques) visitaron recientemente las comunidades de los bosques de la provincia de Equateur, República Democrática del Congo (RDC), a las que han estado apoyando desde 2009 compartiendo información y llevando a cabo reuniones de consulta sobre la REDD y la prevención de conflictos. Durante los talleres formativos y las visitas de supervisión de proyectos, el FPP y su socio local CEDEN (siglas en francés para Cercle pour la defense de l'environnement, Círculo para la defensa del medio ambiente) celebraron reuniones públicas con alrededor 2000 personas de los pueblos de los bosques de toda la zona de conservación de Lac Tumba. Junto con la región de Mai Ndombe que se adentra en la provincia de Bandundu más al sur, la zona de conservación de Lac Tumba recibe fondos para proyectos pilotos de REDD como parte de los esfuerzos de la RDC para proteger sus bosques en cumplimiento de acuerdos mundiales de control climático.

El personal del CEDEN está trabajando duro sobre el terreno en la provincia de Equateur, del tamaño de Francia, ayudando a unas 50 comunidades de los bosques a estar mejor informadas sobre las políticas de REDD y los planes de desarrollo para sus zonas, a conocer los derechos que les confieren las leyes nacionales e internacionales, y a identificar y desarrollar mecanismos viables para participar en los beneficios con el fin de ayudar a superar la extrema pobreza que impera en las zonas rurales de toda la RDC.  

Gracias a estas visitas el FPP tuvo la oportunidad de recopilar nuevas opiniones de las comunidades sobre la gestión forestal en sus zonas y sobre los impactos negativos de la explotación forestal y de las prácticas de conservación injustas. Entre dichos impactos se incluyen daños a los bosques y la pérdida del acceso a los mismos, lo cual afecta sus medios de vida, aumentando la pobreza de las comunidades. Durante las reuniones públicas ofrecimos asesoramiento respondiendo a numerosas preguntas de los miembros de las comunidades indígenas y forestales locales sobre los procesos de REDD de ámbito nacional e internacional, sobre los derechos de las comunidades y las leyes que los protegen, y sobre su tenencia de tierras forestales. Las reuniones con estas comunidades se caracterizaron por apasionados diálogos y por significativos debates entre los propios miembros de las comunidades sobre el futuro de sus zonas consuetudinarias. 

Nos impresionó mucho la sofisticación política de estas comunidades de los bosques de Equateur, las cuales, con un pasado de colonialismo extractivo, poderosas empresas madereras sin obligación de rendir cuentas y proyectos de conservación implantados en sus tierras, están muy preocupadas por la erosión de sus derechos y la tenencia de los bosques. A los pueblos indígenas y de los bosques de la provincia de Equateur también les motiva un enorme deseo de desarrollar sus comunidades mediante el acceso a fuentes de agua limpia existentes y la creación de otras nuevas, una atención sanitaria mejor y una educación asequible para sus hijos. Esas son claramente sus máximas prioridades, que comparten con los pueblos de los bosques de la cuenca del Congo.

Sin embargo, como en todas partes, estos pueblos de los bosques de Equateur reaccionan con cinismo ante las promesas de ayuda. Durante muchas décadas han visto volatilizarse fondos del Gobierno y de donantes a medida que iban pasando por los distintos niveles administrativos, hasta que no quedaba nada para que ellos también pudieran beneficiarse. Piensan que eso es lo que va a pasar con los fondos para la REDD. Dondequiera que íbamos nos decían claramente que querían canales de participación en los beneficios que fueran independientes y cuyos gestores fueran responsables de rendir cuentas, y que se demostrara su correcto funcionamiento antes de que comenzaran los debates sobre la redistribución de zonas o la reclasificación de sus bosques consuetudinarios para cumplir con los requisitos de los fondos para la REDD, ya que ellos también tienen mucho en juego.     

Los resultados de este proyecto serán examinados durante una reunión organizada por CEDEN en Mbandaka a finales de junio, donde los resultados y las recomendaciones de las comunidades serán compartidos con el Gobierno y otros interesados directos en la REDD.

Los pueblos indígenas y locales dudan que los beneficios posibles de proyectos de REDD algún día lleguen hasta ellos
By
John Nelson, Forest Peoples Programme
La pesca en el lago Tumba y el lago Mai Ndombe es la principal actividad de los pueblos que viven rodeados de bosques inundados
By
John Nelson, Forest Peoples Programme
La clave para proteger los bosques de la cuenca del Congo es asegurar los derechos de los pueblos indígenas y locales
By
FPP
Personal de campo del CEDEN y el FPP caminando por el lago Tumba
By
Daniel Tiveau