Forest Peoples Programme Supporting forest peoples’ rights

Los pueblos indígenas de Camerún: entre Ngoyla-Mintom y el reconocimiento nacional

7 Octubre de, 2011

El diálogo Parlamento-Gobierno

En comparación con la situación de los años 90 y principios del 2000, la cuestión del reconocimiento de los pueblos indígenas del Camerún se ha puesto verdaderamente al centro de las preocupaciones en estos últimos años, aunque sea de una manera muy tímida.

En efecto, durante el 1 y el 2 de septiembre de 2011 se celebró en Yaundé, Camerún, el diálogo Parlamento-Gobierno sobre los pueblos indígenas. Asistieron a este encuentro los deputados a la asamblea general reunidos en el centro de la Red Parlamentaria (REPAR), los representantes de los ministerios que tienen proyectos que afectan a los pueblos indígenas, los socios para el desarrollo, las representaciones especializadas de las Naciones Unidas y, por supuesto, una nutrida delegación de los pueblos indígenas: Baka, Bakola, Bagyéli y Bororo. La innovación se puso en el compromiso de cada uno de poner por encima las preocupaciones relacionadas con la consideración de los derechos de las comunidades arriba mencionadas. Las administraciones se sometieron al juego de preguntas y respuestas realizadas por los deputados y los pueblos indígenas.

Mostrándose muy activos en la organización, el protocolo y en los grupos de trabajo, los pueblos indígenas expresaron el deseo de que los asuntos relacionados con las tierras y el acceso a los servicios sociales básicos encuentren una salida positiva lo antes posible. Por supuesto, surgió el temor de tener que organizar de nuevo otra reunión sobre los pueblos indígenas.

Este es el lugar y el momento de saludar a las organizaciones que luchan a favor de los derechos de los pueblos  indígenas en África en general, y en particular en Camerún. Mientras seguimos de cerca  las recomendaciones que salgan de esta reunión, es importante mantener la vigilancia.

Ngoyla-Mintom: Los Baka se preguntan

El FPP y OKANI acaban de terminar una serie de consultas en las comunidades Baka del corredor Ngoyla-Mintom. Más de 300 personas estuvieron involucradas. Estas consultas culminaron en dos talleres locales celebrados respectivamente en Mintom y Ngoyla. Estas actividades fueron financiadas por la Iniciativa para los Derechos y los Recursos  (RRI por sus siglas en inglés).

Durante las consultas, era importante aclarar a las comunidades acerca de las obligaciones que tienen los promotores de los proyectos y el Estado de consultar con las comunidades cuando un proyecto los puede afectar. También se trataba de informarles sobre las cuestiones que afectan a sus bosques, en particular la preparación de las iniciativas de REDD por el WWF, el FMAM, etc.
Fue muy importante constatar el hecho de que los Baka que habitan en ese macizo forestal no están al corriente de todas las negociaciones ni de todas las discusiones acerca de su territorio. Después de estos intercambios, el WWF y sus socios se han comprometido a cerrar las brechas y a acogerse a sus principios sobre los pueblos indígenas y la conservación, presentados a las comunidades por el facilitador del Centro para el Medio Ambiente y el Desarrollo (CED por sus siglas en francés).

En conclusión, los Baka han aclarado que: (i) si no se establece el consentimiento libre, previo e informado, (ii)si no se reconocen sus derechos sobre sus bosques, y (iii) si no hay mecanismos claros para incluirlos de manera igualitaria en la distribución de beneficios y utilidades que deberían derivarse de los proyectos de REDD, entonces no lo aceptarán.

Finalmente, los Baka señalaron que su forma de vida y sus actividades no han dañado el bosque pero que al contrario lo han protegido, y que acogerán una forma de REDD que les de apoyo para continuar con sus actividades, pero que no fomente aquellas que aumentan la destrucción de sus bosques, perpetuando su marginalización.

FIRST PUBLISHED IN THE ENEWSLETTER