Varios líderes indígenas proponen enfoques alternativos para los bosques y el cambio climático, y debaten Río+20

Varios líderes indígenas proponen enfoques alternativos para los bosques y el cambio climático, y debaten Río+20

Varios líderes indígenas se reunieron en Manaos a mediados de agosto para celebrar una cumbre organizada por la COICA (Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica) con el fin de debatir los conocimientos tradicionales, los bosques y el cambio climático, así como la conferencia Río+20. En su declaración final pidieron que se reconocieran los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios, que se respetara el principio de la «vida plena» y se apoyaran las propuestas indígenas para la mitigación del cambio climático en los bosques (denominada «REDD+ indígena» en la declaración). También advirtieron a las comunidades que estuvieran atentas a las malas prácticas de los «vaqueros del carbono» y evitaran firmar contratos hasta que se apliquen plenamente las normas internacionales sobre derechos.

La conferencia respalda la lucha de los pueblos indígenas bolivianos contra los planes estatales de construcción de una carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). El líder indígena brasileño Raoni Kayapo denunció el impacto de la presa de Belo Monte en el río Xingù, que forzaría a decenas de miles de personas de pueblos indígenas y comunidades locales a reasentarse.

Varios gobiernos de Latinoamérica se enfrentan a un estancamiento causado por los costos sociales y ambientales de sus políticas de desarrollo de infraestructuras, la urgencia de aumentar el gasto público y el hecho de que están cubriendo dichos costos y gasto principalmente mediante la exportación de petróleo y minerales del subsuelo de territorios que pertenecen a pueblos indígenas. No habrá forma de salir de este estancamiento si las premisas básicas de las políticas nacionales de desarrollo continúan dando prioridad al crecimiento cuantitativo ilimitado, y los gobiernos continúan acelerando la producción y contribuyendo al comercio mundial de materias primas. En resumen, los estados no están dando soluciones sostenibles a largo plazo para generar recursos financieros aparte de un monocultivo extractivo.

Por eso los pueblos indígenas están proponiendo enfoques alternativos basados en sus medios de subsistencia, sus conocimientos tradicionales y los derechos humanos como piedras angulares de la transformación de los actuales modelos económicos y de producción. Consulte la Declaración de Manaos y otras en:  http://coica.org.ec/cumbre2011/index.php/using-joomla/extensions/components/content-component/article-categories/218-resoluciones