La República Democrática del Congo confirma su compromiso con el consentimiento libre, previo e informado

Aldeanos hablando durante el diálogo sobre el terreno mantenido en el seno del foro TFD en Kifulu Village, Reserva de Luki, DRC
By
TFD

La República Democrática del Congo confirma su compromiso con el consentimiento libre, previo e informado

Diálogo sobre el terreno en torno al CLPI y la REDD en el seno del foro TFD en la República Democrática del Congo, 21 – 25 de mayo de 2012

El Forest Peoples Programme (FPP) y sus socios Action pour le Developpement, l’Environnement et la Vie (ADEV) y el Cercle pour la Défense de l’Environnement (CEDEN) de la República Democrática del Congo (RDC) fueron los anfitriones de un diálogo sobre el consentimiento libre, previo e informado (CLPI) celebrado en el seno del foro The Forest Dialogue (El diálogo sobre los bosques o TFD) en Kinshasa, RDC, el pasado mes de mayo. Esta reunión fue la segunda de una serie de diálogos sobre el terreno que se ha planificado con la finalidad principal de explorar cómo los organismos gubernamentales, las empresas comerciales y las organizaciones no gubernamentales deberían respetar en la práctica el derecho de los pueblos indígenas y las comunidades locales a dar o denegar su consentimiento libre, previo e informado, a través de sus organizaciones representativas libremente elegidas, para actividades que puedan afectar a sus derechos.

Este diálogo sobre el terreno mantenido en el seno del foro TFD en Kinshasa fue patrocinado por el proyecto del FPP titulado Financiación de la REDD, derechos humanos y desarrollo económico para la reducción sostenible de la pobreza de comunidades forestales en la República Democrática del Congo (para obtener más información sobre este proyecto, visite: http://www.forestpeoples.org/es/topics/redd-y-las-iniciativas-afines/news/2011/10/la-agencia-sueca-de-cooperacion-internacional-para).La finalidad de este proyecto es garantizar que los cientos de comunidades forestales rurales que se verán afectadas por las iniciativas piloto de REDD en marcha por toda la RDC, sean capaces de proteger sus derechos y maximizar los beneficios que reciben de estos planes, así como ayudar a crear un entorno propicio para el desarrollo económico rural a largo plazo en sus zonas, es decir, que la REDD funcione para la población local. El diálogo del foro TFD en Kinshasa se centró en cómo el derecho al CLPI debería ser respetado en el programa nacional de reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal (REDD), y en especial cómo los promotores de proyectos de REDD pueden proteger el derecho de las comunidades al CLPI, al mismo tiempo que maximizan los beneficios que éstas reciben de los programas piloto de REDD que se realizan en sus tierras consuetudinarias. (Para leer el documento informativo de antecedentes sobre este diálogo del foro TFD, visite: http://environment.yale.edu/tfd/uploads/TFD_FPIC_DRC_Backgroundpaper_en%281%29.pdf).La reunión incluyó una visita de expertos internacionales a la Reserva de la Biosfera de Luki, en la provincia de Bas Congo, que es la zona de un proyecto piloto de REDD financiado por el Congo Basin Forest Fund (Fondo Forestal de la Cuenca del Congo). Los expertos internacionales aprovecharon su visita a la Reserva de Luki para mantener conversaciones con docenas de miembros de la comunidad local que viven dentro de la reserva o en los alrededores, así como con miembros del comité que la gestiona, con el fin de conocer sobre el terreno la realidad de los proyectos de REDD en la RDC, y especialmente los dilemas que plantea la puesta en práctica del concepto del CLPI en las zonas de proyectos piloto de REDD. Para leer el informe sobre la visita a la Reserva de la Biosfera de Luki, visite: http://environment.yale.edu/tfd/uploads/EN_Field%20Report.pdf. Las conversaciones mantenidas en Bas Congo del 21 al 23 de mayo sirvieron para obtener información de primera mano y nutrir los debates que mantuvieron en Kinshasa, el jueves y el viernes (24 y 25 de mayo), más de 75 participantes de una gran variedad de procedencias, incluidos pueblos de los bosques, comunidades locales, organizaciones no gubernamentales, organismos de fomento del desarrollo, órganos gubernamentales y el sector privado. La reunión de Kinshasa fue inaugurada en nombre del Ministerio de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Turismo por el secretario general don Albert LIKUNDE Li BOTAYI. En su declaración inaugural ante los participantes, el Secretario General comentó que el CLPI ya estaba reconocido en instrumentos internacionales como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, y recordó a los participantes que para conseguir los principales objetivos del proceso de REDD+, como parte del enfoque estratégico de la RDC para reducir la pobreza, «hay que poner énfasis en la participación y la transparencia, y en el reconocimiento y el respeto de los derechos de todos los interesados directos, incluidas las comunidades locales e indígenas, en todas las etapas del proceso de REDD en nuestro país…». El Secretario General comentó asimismo la necesidad de reformas nacionales en la RDC y que el CLPI debe ser integrado en la segunda fase del programa nacional de REDD. Para eso sería necesario que todos los interesados directos colaboraran en la elaboración de un enfoque común del CLPI, con la participación de organismos nacionales e internacionales dedicados a la REDD, con una definición clara de las funciones y responsabilidades de cada parte. También sería necesario comunicárselo a los organismos internacionales que apoyan el programa de REDD en la RDC.El CLPI «se refiere al derecho de los pueblos locales e indígenas a dar o denegar su consentimiento libre, previo e informado para actividades que podrían afectar negativamente sus derechos sobre su tierra, territorios y otros recursos. El CLPI se ha convertido en un principio clave del derecho internacional y de la jurisprudencia relacionada con los pueblos indígenas».La RDC es signataria de varios convenios regionales e internacionales y otros instrumentos de derechos humanos, incluidos los que exigen el respeto de los derechos consuetudinarios sobre tierras y el derecho al CLPI. Los órganos pertinentes que supervisan el cumplimiento de estos convenios y/o tratados han pedido repetidamente a la RDC que revise sus leyes y políticas para asegurar que se respeten esos derechos. El Código Forestal y el Código Minero actuales exigen que las empresas que obtengan derechos de explotación consulten a las comunidades locales y las compensen (cahiers de charges), pero el derecho de las comunidades a dar su CLPI no está asegurado.Durante los dos días de animados debates los participantes cubrieron una amplia gama de temas, como por ejemplo las barreras que impiden la aplicación del CLPI en la RDC, los estrechos lazos con mecanismos que protegen los derechos de las comunidades, las posibles reformas legales, la transparencia de los proyectos y la participación en los beneficios. Algunos participantes destacados (Gobierno y sector privado) asumieron importantes compromisos, no solo el de aplicar el CLPI en todos los proyectos de REDD en la RDC, sino también el de generar medios para que este compromiso no se quedara en palabras vacías. Sin embargo, cumplir los compromisos sobre el terreno es otra cosa diferente. Los participantes hicieron una serie de recomendaciones para crear un entorno que favorezca la aplicación efectiva del derecho al CLPI. Para que el CLPI sea una realidad en la RDC hace falta un fuerte liderazgo del Gobierno combinado con la participación y contribución efectivas de todos los interesados directos. Todos compartieron la opinión de que el CLPI tiene que ser obligatorio para todo el programa de REDD de la RDC, incluso si no lo exige la ley, y que el requisito del CLPI debería ser aplicable a todos los sectores, no solo al de la REDD. Por otro lado, se observó que hacía falta flexibilidad a la hora de respetar el derecho al CLPI, ajustándolo a las circunstancias y las culturas locales. El CLPI no debería ser preceptivo, ya que se trata es de que permita una participación de abajo arriba en la toma de decisiones a través de representantes elegidos por ellos mismos mediante procesos de auto-elección.Durante las sesiones plenarias los participantes hicieron hincapié en la importancia de que los derechos a la tierra sean claros, en la necesidad de una ley nacional de libertad de información, de que se preste más atención a los aspectos de género, y de que haya un mecanismo para solucionar conflictos. Hay que prestar especial atención a la corrección del desequilibrio en el poder entre los interesados directos , pero tampoco deben ser ignoradas  las desigualdades dentro de las propias comunidades y las justificadas por la tradición, considerando por ejemplo la extrema marginación de los pueblos indígenas o los denominados «Pigmeos» en la RDC.Una de las propuestas que se hicieron fue la de llevar a cabo conjuntamente un examen de la legislación nacional para examinar más detalladamente qué aspectos deberían ser reformados para que se respecte efectivamente el derecho al CLPI. Hay consenso en cuanto a la necesidad de reformar la legislación nacional para asegurar que se ajusta a las obligaciones internacionales del país. Asimismo, un grupo integrado por múltiples interesados directos debería desarrollar unas pautas nacionales adecuadas a las circunstancias de la RDC para que el CLPI sea efectivo. Algunos opinaron que dicho grupo podría partir de un borrador elaborado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) para la RDC, pero otros pensaron que ese documento tenía algunas deficiencias graves.

Un participante hablando durante la reunión del TFD en Kinshasa, 25 de mayo de 2012
By
TFD
Foto de grupo en el TFD en Kinshasa
By
TFD