¿Cuál es el siguiente paso para los Sengwer y el proyecto WaTER de la UE?

4 reports and a route through
4 reports and a route through

¿Cuál es el siguiente paso para los Sengwer y el proyecto WaTER de la UE?

La UE suspendió su proyecto de protección de depósitos elevados de agua WaTER (agua en español) en Kenia el 17 de enero de 2018, después de que un miembro de la comunidad Sengwer llamado Robert Kirotich muriera a manos del Servicio Forestal de Kenia (KFS por sus siglas en inglés), y de la enérgica condena por parte de tres relatores especiales de las Naciones Unidas. La violencia que los Sengwer han estado sufriendo a manos del KFS continúa, pero una serie de eventos e informes posteriores han resaltado que antes de reanudar el proyecto WaTER financiado por la UE hace falta someterlo a una reestructuración radical.

Después de las reuniones que los Sengwer, varios eurodiputados y varios altos funcionarios de la DG DEVCO de la UE mantuvieron en enero en Bruselas, el vicepresidente del Parlamento Europeo obtuvo varios compromisos de la UE [enlace a un vídeo de la reunión de la Comisión de Desarrollo de la UE: 3.07.12 - 3.13.09] y se han realizado cuatro procesos e informes clave:

  1. 20 de abril: La UE llevó a cabo una revisión intermedia del proyecto WaTER que ya está disponible en el sitio web de la delegación de la UE en Kenia junto con su explicación de por qué el proyecto WaTER sigue suspendido (disponible solamente en inglés).
  2. 30 de abril: El grupo de trabajo del propio Gobierno de Kenia para la gestión de los recursos forestales y las actividades forestales en Kenia estimó que el KFS había estado explotando y destruyendo precisamente los bosques que se supone que debe proteger. Su investigación condujo a la destitución del director del KFS y muchos otros altos cargos del KFS. Los habitantes de los bosques han defendido enérgicamente en la prensa nacional la necesidad de un cambio radical del enfoque que se da en Kenia a la conservación de los bosques: tanto Peter Kitelo para los Ogiek de Chepkitale en el Monte Elgon como Pablo Kiptuka en calidad de líder de los ancianos de la comunidad Sengwer de Embobut.
  3. 15 de mayo: Amnistía Internacional publicó en Nairobi un informe titulado Familias destrozadas – Desalojo forzoso del pueblo indígena del bosque Embobut, en Kenia, resultado de tres años de estudio de la violencia del KFS contra los Sengwer.
  4. 15 de junio: La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Kenia (KNCHR por sus siglas en inglés), comisión independiente del Gobierno de Kenia, presentó un informe sobre la situación de los Sengwer ante el Secretario del Gobierno para el Medioambiente y la Silvicultura. Dicho informe iba precedido de una investigación minuciosa de la muerte de Robert Kirotich y la violencia que el KFS ejerce contra los Sengwer en general, la cual es duramente censurada. Está disponible en el sitio web de la delegación de la UE en Kenia (solo en inglés).

El Ministerio y el KFS justifican su quema continua de casas de los Sengwer diciendo que simplemente se están deshaciendo de bandidos, y que los Sengwer están en Embobut ilegalmente y por lo tanto tienen que ser tratados como bandidos.

A pesar de ello, los Sengwer de Embobut y los Ogiek de Chepkitale del Monte Elgon continúan resaltando el hecho de que la Constitución reconoce sus derechos comunitarios sobre sus tierras ancestrales. Tienen muy claro que si quienes están en el poder están interesados en la conservación de los bosques en vez de su explotación, persistir en un enfoque coercitivo de la conservación no tiene ningún sentido. En vez de quitar a quienes llevan mucho tiempo comprometidos con el cuidado de sus tierras y reemplazarlos por una institución que según el grupo de trabajo del propio Gobierno está comprometida con la explotación y la destrucción de esas mismas tierras, el Gobierno tiene la oportunidad de trabajar con las comunidades que habitan en los bosques, ayudándolas a vivir en sus tierras ancestrales y a proteger sus bosques y el flujo de agua hacia el resto de Kenia.