Una respuesta colectiva por el territorio y la vida

Community workshop in San Martin, Peru
Community workshop in San Martin, Peru

Una respuesta colectiva por el territorio y la vida

Muchas veces, las comunidades indígenas en la Amazonía peruana enfrentan amenazas territoriales que requieren una respuesta ágil para evitar que se intensifiquen y se conviertan en una crisis más aguda. Miluska Elguera de Forest Peoples Programme, que acompaña las comunidades kichwa en San Martín, Perú, explica cómo viene funcionando un mecanismo innovador, el Fondo de Respuesta Temprano, para apoyar respuestas desde abajo a los conflictos territoriales.

Las emergencias en los territorios indígenas no esperan. En estos años de trabajo con las comunidades kichwa de San Martín, Perú,  Forest Peoples Programme ha sido testigo de la violencia física hacia el apu de la comunidad nativa de Santa Rosillo de Yanayaku por presuntos madereros ilegales; la toma de la comunidad nativa de Panjuy por parte de los moradores de los centros poblados aledaños opositores a su titulación comunal; así también  varios intentos de presuntos trabajadores de empresas de palma aceitera de facilitar la expansión de ese cultivo en los territorios de las comunidades de San José de Obrero y Los Ángeles, entre otras. A estas emergencias sus dirigentes han sabido reaccionar con propuestas que respondan a corto plazo a aminorar sus problemáticas.

Taller en Caynarachi, San Martín
Taller en Caynarachi, San Martín

Una alternativa para acompañar los procesos de las comunidades

Es así que nace la urgencia de la creación de un financiamiento que complemente las gestiones de los dirigentes, tantas de comunidades como de federaciones, el cual debía ser inmediato en su transferencia y gestionadas desde las bases para la resolución de sus emergencias territoriales. Lo hemos denominado como Fondo de Respuesta Temprana.

Son subvenciones desde S/1000 a S/3000 (aproximadamente US $300 - $900) ante situaciones que vulneren la seguridad territorial de las comunidades. La comunidad debe considerar la resolución de estas “emergencias comunitarias” más allá de su alcance sea por falta de economía, por no contar con influencia sobre los actores sociales necesarios para apalancar la solución o, si la situación pone en riesgo la vida de dirigentes a causa de la salvaguarda del territorio.  Estas solicitudes se hacen a través de un formato sencillo y son evaluados por un equipo interno. Los fondos son transferidos como máximo en siete días hábiles desde su solicitud.

 En el transcurso del 2017 al 2018, trabajando con las comunidades y organizaciones indígenas, Forest Peoples Programme ha ido ganando experiencia y afinando la metodología de hacer viable la ejecución de estos fondos, para así hacer provechoso el uso del financiamiento. Estos son algunos alcances desde nuestra experiencia en campo.

Impacto estratégico

Uno de los temas a atender con poco presupuesto ha sido la invasión del territorio de las comunidades nativas y campesinas del Valle de Caynarachi por parte de la agroindustria. A partir de las experiencias previas de las comunidades de trabajo con la Pastoral de la Tierra en Yurimaguas, esto nos llevó a pensar que la unión hace la fuerza. Dado que la expansión de la agroindustria en la zona afecta varias comunidades colindantes, eran necesarios espacios de diálogo para conocer el estado de las demás comunidades al respecto. Las capacitaciones para cerca de 60 personas de cuatro comunidades demandaron aproximadamente S/.1,500.00 ($450), lo cual tuvo como resultado la capacitación en aplicación de justicia indígena y en vocería.

El éxito radicó en el conocimiento de los líderes sobre el tema y la confianza en personajes claves como los líderes y coordinadores comunitarios. Por lo tanto, siendo realistas, la estrategia deviene del tiempo de acompañamiento. ¿Podríamos tener estos resultados con grupos sociales que apenas conocemos de un día o una semana en un taller?

Forest Peoples Programme apuesta por el acompañamiento permanente a los pueblos indígenas para su desarrollo auto-determinado, fijando como metas los logros de cada comunidad, no indicadores cuantitativos. Los resultados no serán inmediatos pero sí serán más sostenibles.

Miembros de la comunidad Kichwa en San Martín
Miembros de la comunidad Kichwa en San Martín

Comunicación

En un inicio, tanto las comunidades y federaciones indígenas como Forest Peoples Programme, debemos tener en claro cuáles son nuestras necesidades y limitaciones; debemos comunicarnos claramente para realizar un trabajo organizado.

En ocasiones, tanto uno como el otro nos ofrecemos a realizar acciones fuera de nuestro alcance de tiempo, recursos o conocimiento: así en alguna oportunidad me he ofrecido a comprar insumos sin tener noción sobre cómo se compran o sobre cuál es el precio indicado para adquirirlos. En este caso he debido tener mayor comunicación para lograr un mejor resultado.

Responsabilidades compartidas y acompañamiento intercultural

El lazo de empatía y compañerismo con algunos dirigentes ha sido valioso para este proceso, ya que al momento de la ejecución de la actividad nos hemos monitoreado los unos a los otros en las tareas delegadas según nuestras capacidades y tiempos.

Una de las experiencias que considero más exitosa fue un taller de diagnóstico de problemáticas territoriales con el Valle de Caynarachi,, donde los puntos de apoyo principales fueron los coordinadores de la zona proactivos, sinceros y comprometidos con sus bases. Gracias a ellos, Forest Peoples Programme y los aliados no tuvimos más tarea que llegar y encontrar todo gestionado, desde el local hasta la alimentación, tal como se había acordado. Esto demostró el nivel de empoderamiento para con gestiones administrativas y manejo de fondos significativos Logramos tener voceros capacitados, apus comprometidos con la organización y deseando el próximo taller fuera en su comunidad.

Por otro lado, en situaciones donde toda la responsabilidad recae en alguna de las partes, no hemos tenido el éxito deseado, como en el caso de una suma entregada a un solo dirigente que no desarrolló la actividad en su integridad.

 Lo que Forest Peoples Programme espera es que las comunidades sean cada vez más hábiles en el manejo de fondos considerables propios; que decidan sobre sus acciones conjuntas; y que se empoderen en aspectos administrativos, como la adecuada rendición de cuentas a tiempo con transparencia. Se está logrando.

Desarrollo estratégico de las acciones

Es importante recordar, que sin confianza de las dos partes para comunicar las necesidades, capacidades y contextos que se viven, no se puede dar una potencial solución. Así es que Forest Peoples Programme no puede prometer más de lo que cuenta de presupuesto, o comprometer a su personal en tanto se encuentre saturado de trabajo.

 A su vez, las comunidades evaluarán si es mejor invertir el dinero en una reunión que ya se intentó llevar infructuosamente o, si es preferible organizar otro tipo de evento, como por ejemplo salidas al territorio para realizar monitoreos. Estas, a su vez, son de utilidad para integrar a los comuneros en la organización y gobernanza territorial, ya que una salida de campo implica gestionar la compra de víveres, el plan de salida, la organización del grupo y el plan de acción seguido de la misma.

Conclusión

Tanto Forest Peoples Programme como sus aliados confiamos en el trabajo conjunto con nuestros interlocutores, con quienes observamos en el transcurso del tiempo una relación en continuo proceso de fortalecimiento. A través de esta relación, obtenemos aprendizaje de los errores y aciertos, tanto de ellos como de nosotros. Dado la prevalencia de las situaciones de urgencia que se presentan en los territorios indígenas frente a la expansión agresiva de las industrias agro-extractivas, el Fondo de Respuesta Temprana es una medida sencilla, practica y eficaz para fortalecer la defensa del territorio y la vida.