Comunicado de Prensa de los Beneficiarios de las Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): el Pueblo Bribri de Salitre y el Pueblo Brorán de Térraba

Nota de prensa
Nota de prensa

Comunicado de Prensa de los Beneficiarios de las Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): el Pueblo Bribri de Salitre y el Pueblo Brorán de Térraba

Martes 09 de abril, Salitre y Térraba: Tras el asesinato de líder indígena Bribri, Sergio Rojas, el día domingo el 7 de abril los dos pueblos realizaron una reunión con una delegación del Gobierno liderado por el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano. No fue una reunión para firmar más acuerdos, fue una reunión para dialogar y comenzar construyendo confianza.

Respecto al tema de seguridad, los Bribri recibieron dos propuestas elaboradas por el Gobierno para mejorar la seguridad en el territorio de Salitre. Los Bribri expresaron al Gobierno que mientras las propuestas mayormente describen deberes y obligaciones que ya existían a pesar de la vigencia de las Medidas Cautelares otorgadas por la CIDH en abril de 2015, sería mejor que el Gobierno comenzara con su implementación de inmediato en forma consistente con el Protocolo ya acordado con el Pueblo en febrero de 2017. Después, durante la tercera semana de abril, las partes convocarán una reunión en los dos pueblos de las Comisiones de Seguridad (creadas por acuerdos previamente logrados con cada pueblo, pero no implementados). El objetivo de las reuniones incluirá la examinación de las propuestas en el contexto del Protocolo, su implementación hasta la fecha, y la necesidad de acomodarlas a las circunstancias tanto en Salitre como en Térraba. Durante esta discusión los dos pueblos manifestaron que los patrullajes solo les ayudarán si la policía toma acciones decisivas cuando hay incidentes. Más importante, los dos pueblos expresaron que la seguridad de las vidas de los miembros de los dos pueblos solo logrará con el fin de la impunidad de los perpetradores de agresiones y amenazas y el saneamiento de los ocupantes ilegales no indígenas.

Respecto al saneamiento, todos los participantes en la reunión reconocieron el deber del Estado de desalojar a los no indígenas de los dos territorios como requiere la Ley Indígena. Discutimos no solo el proceso desarrollado por INDER (el Plan Nacional de Recuperación de Territorios Indígenas (PLAN-RTI)), sino también las (8) órdenes de desalojo emitidas ya por el Ministerio de Seguridad Pública en Salitre que no han sido ejecutadas por más de 3-4 años, y las investigaciones del delito de usurpación realizadas por la Fiscalía de la Nación en los dos territorios (en el caso de Térraba, en proceso, y respecto a Salitre, resultando recientemente en una acusación contra 41 ocupantes ilegales no indígenas) todos con audiencia preliminar pendiente. Las delegaciones indígenas y del Gobierno intercambiaron sus perspectivas respecto a cada uno de estos mecanismos y procesos – inquietudes respecto a los tres obstáculos percibidos, preguntas sobre cómo cada uno se relaciona entre sí y posibles maneras de avanzar en saneamiento y la manera de asegurar los desalojos más pronto que tarde. No contando, hasta la fecha, con el aval de los dos consejos tradicionales de cada pueblo para ejecutar el PLAN RTI en sus respectivos territorios, INDER expresó un interés en dialogar con los dos consejos para buscar una forma de avanzar su trabajo.

Durante la tercera semana de abril, la Comisión de Saneamiento será reactivada en Salitre (otra comisión creada pero no implementada por el Protocolo firmado en 2017 con el Estado). En Térraba, el pueblo recibirá una delegación de INDER para discutir el PLAN RTI.

En resumen, el Gobierno expresó su entendimiento de que en el pasado faltó tomar todas las medidas necesarias y de su esperanza es que ahora los dos pueblos trabajarán en conjunto con su administración

para mejorar la aplicación de las Medidas Cautelares. Los pueblos indígenas reconocieron el gesto, mientras afirmaron claramente que, debido a la ausencia de acciones efectivas en el pasado, la confianza sólo se obtendrá cuando el gobierno entregue acciones concretas. Todos entendían esta realidad. Los Bribri y Brörán creen que los próximos dos meses serán reveladores. Los pueblos tienen expectativas grandes, pero también la intención de colaborar.

 

Para más información, puede comunicar con dos de los peticionarios y beneficiarios ante la CIDH: Felipe Figueroa Morales, Secretario, Consejo Ditsö Iriría Ajkoönuk Wakpa de Salitre (felipeculturabribri@ gmail.com y tel: 506 8409 9129) y Pablo Sibas, miembro del Equipo Coordinador del Consejo de Mayores Brörán del Territorio Indígena de Térraba (psibar2008@gmail.com y tel: 506 8329 0842)).