Recursos

¿Cómo obligar al sector del aceite de palma a rendir cuentas?

Las plantaciones de palma de aceite continúan expandiéndose rápidamente por todo el mundo. El país que encabeza esta tendencia, Indonesia, ha dejado atrás a Malasia y se ha convertido en el mayor productor. Según los últimos datos que ha proporcionado la ONG indonesia SawitWatch que vigila a este sector, actualmente las plantaciones de palma de aceite de Indonesia cubren 11 millones de hectáreas, mientras que hace tan solo cinco años cubrían 6 millones. Las nuevas plantaciones se están dispersando por islas más pequeñas del archipiélago y por las zonas menos desarrolladas del este de Indonesia. Las esperanzas de que una promesa presidencial de una moratoria de 2 años sobre la tala de bosques frenaría la expansión de este cultivo (parte de un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) también se han evaporado ya que el Gobierno ha excluido de la moratoria zonas donde ya se han entregado permisos preliminares.

E-Boletín FPP Octubre 2011 (PDF Version)

Estimados amigos:

Tanto en África, como en Asia y en Latinoamérica los pueblos de los bosques están alzando su voz contra las continuas violaciones de sus derechos impuestas por planes de desarrollo y conservación que hacen caso omiso de sus intereses y les niegan su derecho a opinar. Estos pueblos van más allá de la resistencia, insistiendo en sus propias formas de manejar sus vidas, sus tierras y sus bosques.

El conflicto y la importancia de la reforma de la tenencia de la tierra en Indonesia, Ahmad Zazali (Scale Up)

Scale Up, un socio indonesio del Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques), ha estado supervisando la evolución del conflicto social surgido en las plantaciones de palma de aceite indonesias en los últimos años. Los estudios sobre el conflicto en torno a los recursos naturales en la provincia de Riau que ha realizado este socio a lo largo de los últimos cuatro años ha indicado una tendencia al aumento en la frecuencia y la extensión de las disputas por tierras cada año, con una ligera disminución en 2010. Según el informe anual que Scale Up publicó en 2007, 111 745 hectáreas de tierra en la zona de Riau fueron objeto de reclamaciones conflictivas de recursos naturales, área que ascendió a 200 586 hectáreas en 2008 y a 345 619 en 2009. En 2010 el área de tierra disputada disminuyó ligeramente en comparación con la de 2009 a 342 571 hectáreas. La causa principal es el hecho de que un gran número de áreas disputadas y conflictos consiguientes en ese año no fueron identificados o documentados.

Las mujeres indígenas alzaron sus voces en la CEDAW

El 49. º período de sesiones del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en inglés) se celebró en julio en Nueva York. Las mujeres indígenas de Nepal, representadas por la Federación de Mujeres Indígenas de Nepal (NIWF), asistieron por primera vez a estas reuniones para defender y explicar las conclusiones que habían presentado al Comité en su informe paralelo. 

Dicho informe también fue respaldado por la Asociación de Abogados para los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas de Nepal (LAHURNIP) y por el Forest Peoples Programme (Programa para los Pueblos de los Bosques), y fue el primer informe de ámbito nacional redactado por las propias mujeres y basado en una investigación realizada por ellas mismas sobre la situación de las mujeres indígenas en la recientemente creada república nepalesa.

Nota de concepto preliminar para las evaluaciones piloto de Whakatane se encuentra abierta para recibir comentarios

La nota conceptual para las evaluaciones pilotas de Whakatane ha sido concluido. Se puede descargar aqui

Tal y como se mencionó en el boletín electrónico del FPP de febrero pasado, se llevó a cabo una reunión en la Conferencia de “Compartir el poder” de la UICN CPAES realizada en Whakatane, Nueva Zelandia en enero 2011, entre los representantes indígenas, los presidentes de las tres comisiones de la UICN (CPAES,CMAP y CSE) y las sub-comisiones TILCEPA (por sus siglas en inglés) y TGER (por sus siglas en inglés), además de personal clave de la secretaría de la UICN (el Director del Programa del Medio Ambiente y Desarrollo, y el Asesor Sénior en Políticas Sociales), y otros funcionarios de la UICN, de la ONG Conservación Internacional y del FPP.

El resultado principal de dicha reunión y de las discusiones de seguimiento posteriores, fue un acuerdo para implementar una serie de medidas con el fin de evaluar la implementación de las resoluciones relacionadas con los pueblos indígenas, adoptadas en el 4° Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN (WCC4) en 2008. De esta manera se pueden identificar vacíos entre los compromisos y la práctica para ayudar a avanzar la implementación de las resoluciones.

Nota conceptual preliminar del Forest Peoples Programme - UICN para las evaluaciones piloto de Whakatane

Antecedentes

En la conferencia sobre “Compartir el poder: Una Nueva Visión para el Desarrollo” de la UICN CPAES llevada a cabo en Whakatane, Nueva Zelandia, en enero de 2011, se llevó a cabo una reunión entre los representantes indígenas, los presidentes de tres de las comisiones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza - UICN (la Comisión de Política Ambiental, Económica y Social (CPAES), la Comisión Mundial de Áreas Protegidas (CMAP) y la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE)); y las sub-comisiones (Tema sobre las comunidades indígenas y locales, la equidad y las áreas protegidas (TILCEPA) y el Tema sobre gobernanza, equidades y derechos (TGER)), además de personal clave de la secretaría de la UICN (el Director del Programa del Medio Ambiente y Desarrollo, y el Asesor Sénior en Políticas Sociales) y otros empleados de la UICN, de la Conservación Internacional y del FPP.

El resultado de dicha reunión fue un acuerdo para implementar una serie de medidas, conocido como el mecanismo de Whakatane.  Este mecanismo tiene como objetivo el revisar la implementación de las resoluciones relacionadas con los pueblos indígenas adoptadas en el 4° Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN (WCC4) realizado en Barcelona, España, en 2008, y el avanzar su implementación. Dicho mecanismo tendrá el fin de identificar vacíos entres los compromisos y la práctica.

Estas resoluciones, junto con el Plan de Acción de Durban y el Programa de trabajo sobre las áreas protegidas (PoWPA) de la Convención sobre la diversidad biológica (CDB) de las Naciones Unidas, son frecuentemente denominadas como el “nuevo paradigma de la conservación”.  En efecto, son cruciales para garantizar que las prácticas de conservación respetan los derechos indígenas, incluyendo aquellos especificados en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, así como su participación total y efectiva en las políticas y en la práctica. Desafortunadamente, la implementación de estas decisiones en apoyo de los pueblos indígenas ha tenido muchos altibajos, como se describe en numerosas publicaciones sobre los efectos sociales de la conservación.  Los detalles del acuerdo de Whakatane pueden encontrarse en línea (online), y las acciones específicas decididas se encuentran disponibles en el apéndice de este documento.

Próxima publicación de la AIWN y el FPP: Guía de la CEDAW para mujeres indígenas de Asia

La Asian Indigenous Women’s Network (AIWN, Red de Mujeres Indígenas de Asia) y el Forest Peoples Programme han elaborado una serie de folletos sobre el marco de los derechos humanos, los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de las mujeres según los consagra y protege la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés). Los folletos han sido diseñados específicamente para abordar las situaciones de las mujeres indígenas de Asia e incluyen una recopilación detallada de la jurisprudencia existente de la CEDAW relacionada con las mujeres indígenas.

La lucha de las mujeres por sus tierras y sus medios de vida en la península de Kampar, Indonesia

Por:Rini Ramadhanti

A mediados de 2009 empecé a visitar el pueblo de Teluk Meranti con regularidad para reunirme con las mujeres y hablar de sus actuales condiciones de vida y de las cuestiones que les preocupaban. Teluk Meranti es un pueblo de unos mil habitantes situado junto a la península de Kampar, cubierta de bosques pantanosos ricos en turberas, en la provincia de Riau de la isla de Sumatra, Indonesia.

Durante mi primera visita hablamos de su temor a perder sus tierras agrícolas y sus bosques, y de su deseo de desarrollar sus jardines y sus pequeños negocios. A las mujeres les preocupaba un plan del Gobierno y la empresa de papel y pasta de papel APRIL de crear una plantación de madera para pasta que cubriría 56 000 hectáreas y ocuparía un bosque que su comunidad había manejado durante generaciones.

Dimensiones de género en la utilización consuetudinaria de la diversidad biológica por parte de los pueblos indígenas

La labor realizada recientemente por varios pueblos indígenas, como el levantamiento cartográfico de los terrenos de sus comunidades y la documentación de la utilización tradicional de los recursos, ha aportado conocimientos interesantes sobre las diferentes dimensiones de género que influyen en su utilización consuetudinaria de la diversidad biológica. En muchas comunidades indígenas existen claras divisiones entre las funciones y las tareas de los hombres y de las mujeres en lo que se refiere a la utilización de la diversidad biológica. Este artículo presenta algunos ejemplos extraídos de estudios de casos que han llevado a cabo el pueblo Wapichan del sudoeste de Guyana y los pueblos Karen y Hmong del norte de Tailandia. 

Los órganos de la ONU dedicados a los derechos humanos toman nota de la enorme especulación con la tierra en Papúa Nueva Guinea

En repetidas ocasiones se ha afirmado que las tierras bajo sistemas consuetudinarios de tenencia y gestión de la tierra en Papúa Nueva Guinea (PNG) cubren la mayor parte de la superficie del país, siendo la cifra normalmente aceptada un 97%. El 3% restante, que ya no depende de la tradición ni la costumbre, corresponde a «tierras enajenadas» y es gestionado por el Ministerio de Tierras y Planificación Física.  Sin embargo estas sorprendentes cifras de la seguridad de la tenencia de la tierra ocultan una verdad más cruda.

Una asociación entre Australia e Indonesia no respeta los derechos de los Dayak

Australia e Indonesia llevan varios años colaborando en la REDD+. Esta cooperación se lleva a cabo principalmente a través de la Asociación para los Bosques y el Clima de Kalimatan (KFCP por sus siglas en inglés), con la que se pretende rehabilitar 100 000 hectáreas de pantanos de turba en Kalimatan Central. La zona forma parte del megaproyecto de arroz de Soeharto, que fracasó en su intento de cultivar arroz y sin embargo redujo los sistemas agroforestales de docenas de comunidades Dayak a eriales de turba en combustión.

Acuerdo territorial sin precedentes en una zona de expansión del aceite de palma en Borneo

Una nueva plantación de palma de aceite que está siendo desarrollada en la parte indonesia de la isla de Borneo (en Kalimantan Occidental) y que había obtenido un permiso del Gobierno, ha renunciado tierras comunitarias. Tras intervenciones de representantes de la comunidad local y algunas ONG, la empresa PT Agro Wiratama, integrante de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés) y subsidiaria del grupo gigantesco, Musim Mas, accedió a renunciar a más de 1000 hectáreas de su concesión de 9000 hectáreas y devolvérselas a la comunidad. Esto es un hecho sin precedentes en el contexto de una pauta de desarrollo en virtud de la cual se han establecido plantaciones de palma de aceite a gran escala en millones de hectáreas de tierras pertenecientes a pueblos indígenas sin el consentimiento de estos. El Forest Peoples Programme descubrió los planes de PT Agro Wiratama para abrir esta zona en el sitio web de la RSPO y alertó a socios de ONG de Borneo, quienes se pusieron a trabajar con la comunidad local y la ayudaron a negociar con la empresa y el gobierno local para asegurar el reconocimiento de sus tierras.

Nota de prensa: Recriminación al fondo para el clima de los bosques del Banco Mundial por relegar a un segundo plano los derechos de los pueblos indígenas y no proteger los bosques. 23 de marzo de 2011

DALAT, Vietnam (23 de marzo de 2011) – Un nuevo informe publicado hoy con motivo de la 8.ª reunión del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF) del Banco Mundial revela que este último no está cumpliendo sus promesas de proteger los derechos de los pueblos de los bosques. Smoke and Mirrors: a critical assessment of the Forest Carbon Partnership Facility (Humo y espejos: una evaluación crítica del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques), publicado por el Forest Peoples Programme (FPP) y FERN, expone el fracaso del Banco Mundial a la hora de cumplir sus compromisos con los derechos humanos y la constante modificación de sus políticas sociales y medioambientales, reduciendo su obligación de rendir cuentas ante las comunidades afectadas y el público.

El IX Diálogo sobre los Bosques, la Gobernanza y el Cambio Climático de la RRI, Londres, febrero 2011

El 8 de febrero de 2011 se celebró en Londres, Reino Unido, el IX Diálogo sobre los Bosques, la Gobernanza y el Cambio Climático de la RRI, organizado conjuntamente con el Forest Peoples Programme, Tebtebba y Forest Trends. El Diálogo reunió personas clave  de la REDD, entre ellas representantes de organizaciones de los pueblos indígenas, de los Gobiernos del Reino Unido, México y Noruega, del sector bancario, de ONG y de instituciones de investigación.

El consenso que surgió del debate fue que la REDD no debería proseguir mientras no se apliquen salvaguardias claras. Gregory Barker, viceministro británico, Departamento de Energía y Cambio Climático, indicó que antes de poner en práctica proyectos de REDD es crucial evaluar los impulsores de la deforestación, obtener  la claridad de la tenencia de la tierra y asegurar la participación equitativa de los pueblos indígenas en los beneficios obtenidos. Con ese fin, aseguró que el Gobierno del Reino Unido aplicará salvaguardias en acuerdos de REDD bilaterales con pueblos indígenas y comunidades locales. A pesar de este compromiso, evitó mencionar si el Reino Unido ejercería presión para que se apliquen salvaguardias más estrictas en los procesos de preparación del FCPF del Banco Mundial.

Cuestiones de género y derechos a la tierra en Asia

En noviembre de 2010, 29 mujeres indígenas de 10 países de la región del Pacífico asiático se reunieron en Manila, Filipinas, para debatir los retos que tienen que afrontar las mujeres indígenas y sus comunidades en relación con sus derechos a la tierra. El taller fue organizado conjuntamente por la Asian Indigenous Women’s Network (AIWN, Red de Mujeres Indígenas de Asia) y el Forest Peoples Programme (FPP, Programa para los Pueblos de los Bosques). Los derechos a la tierra son sumamente importantes tanto en esta región como en el resto del mundo para que los pueblos indígenas puedan sobrevivir como pueblos culturalmente singulares. En Asia y el Pacífico viven pueblos indígenas en una enorme variedad de circunstancias, desde países mayoritariamente indígenas como Fiji en el Pacífico, hasta países de Asia continental donde los pueblos indígenas ni siquiera están reconocidos por sus gobiernos.

Nueva estrategia del Banco Mundial sobre el aceite de palma bajo escrutinio

En enero el Banco Mundial y su brazo para el sector privado, la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), elaboraron un borrador del nuevo marco estratégico para su participación en el sector del aceite de palma modificando considerablemente la versión anterior. Después de divulgarlo para someterlo a la opinión pública durante 30 días y de modificarlo en función de los comentarios recibidos, el borrador va a ser sometido a la aprobación del Presidente y la Junta de Directores en marzo o abril de 2011. Si el texto es aprobado, el Banco Mundial pondrá fin a la moratoria mundial de financiación de proyectos relacionados con el aceite de palma que acordó en 2009 después de que una auditoría interna (realizada en respuesta a quejas del FPP y sus socios) revelara graves incumplimientos de su diligencia debida y graves impactos sociales y ambientales.